· por Daniel Valdivielso @valdi92

Cuando se habla de SUV, es imposible no mencionar a Volvo. Uno de los creadores del tipo de coche que más desea la clientela en la actualidad cuenta con una de las ofertas más extensas del mercado al ofrecer tres modelos de clase SUV: el familiar Volvo XC90, máxima expresión de lujo y calidad, el polivalente Volvo XC60, con un enfoque premium y dinámico, y el compacto Volvo XC40, urbano, avanzado y tecnológico.

El Volvo XC60 se coloca como la opción más atractiva de su segmento: un vehículo con un diseño agradable a la vista, proporcionado y equilibrado. La variante de gama R-Design potencia aún más esos valores gracias a una diferenciación estética propia que, a su vez, realza los atributos de un modelo que no pasa desapercibido allí por donde circula.

Fortaleza en su diseño

El Volvo XC60 se viste de deportividad con el acabado R-Design gracias a diferentes elementos de carrocería propios, exclusivos de esta variante que apuesta por una presencia imponente gracias a, por ejemplo, paragolpes específicos que realzan el dinamismo visual con entradas de aire de mayor tamaño o molduras decorativas únicas.

No faltan tampoco las llantas de aleación de gran tamaño, con terminación diamantada y decoración específica, incluyendo, además, molduras de escape integradas que sólo encontraremos en la versión R-Design. Se trata, sin duda, de una opción que apuesta por la robustez de las formas de un modelo que, por encima de todo, busca proyectar lo que verdaderamente es: un vehículo de alto nivel, en el que hasta el más mínimo detalle ha sido pensado en una búsqueda constante de la excelencia.

El interior del Volvo XC60 R-Design está construido para transmitir la misma sensación de deportividad que encontramos al observar la carrocería por primera vez, manteniendo la calidad de realización y la serenidad que transmite cualquier Volvo en su habitáculo. Con sólo abrir la puerta se percibe el esfuerzo de Volvo por ofrecer un interior de altísimo nivel, pero con un equilibrado toque dinámico para los amantes de la conducción.

Así, es posible disfrutar de sus asientos deportivos, tapizados en una exquisita mezcla de cuero Nappa y tela, con marcadas formas para ofrecer, en un sólo asiento, una increíble combinación de agarre y comodidad con la que practicar todo tipo de conducción con plena confianza. No falta tampoco las molduras decorativas de aluminio, que realzan el carácter de un modelo deportivo y elegante a la vez.

La tecnología al servicio del conductor

El Volvo XC60 R-Design enfoca su carácter a la deportividad, pero no por ello se olvida de la tecnología para mejorar la calidad de conducción. El Volvo XC60 R-Design está cargado de avances y sistemas de asistencia útiles para el día a día. La seguridad es, una vez más, uno de los pilares fundamentales del planteamiento del Volvo XC60 R-Design, que ofrece de serie sistemas como el City Safety.

City Safety es el asistente de frenada de emergencia más inteligente del mercado. Dotado de una gran cámara de alta definición instalada en la parte superior del parabrisas, el sistema City Safety es capaz de identificar diferentes obstáculos delante del vehículo: desde un peatón hasta un ciclista, pasando, evidentemente, por todo tipo de vehículos tanto en circulación como parados. Capaz de aplicar la máxima fuerza de frenado, el sistema City Safety del Volvo XC60 R-Design es capaz de mitigar e incluso evitar por completo una colisión por alcance o un atropello.

De cara a una utilización urbana, el Volvo XC60 R-Design equipa de serie un sistema de control de distancia de aparcamiento para la parte posterior, que utilizando diferentes sensores repartidos instalados en el paragolpes trasero es capaz de detectar la presencia de un vehículo u obstáculo, avisando tanto de manera visual como acústica de la proximidad del mismo para evitar golpes innecesarios en las maniobras.

Para aquellos usuarios que busquen la mayor asistencia, es posible equipar al Volvo XC60 R-Design con un sistema integral de asistencia al aparcamiento con cámaras 360º y sensores tanto delanteros como traseros. Por si fuera poco, Volvo pone al alcance de los usuarios el sistema Park Assist Pilot, capaz de hacerse cargo de la dirección para aparcar sin intervención del conductor, que sólo tiene que preocuparse de acelerar y frenar.

Potencia sostenible: los motores del Volvo XC60 R-Design

Cuando optar por la deportividad no implica dejar de lado la sostenibilidad y la economía de uso: así es el Volvo XC60 R-Design. Disponible con una amplia gama de opciones mecánicas, es posible equipar al Volvo XC60 R-Design con motores diésel D3 y D4 con 150 y 190 CV respectivamente, así como con motores de gasolina T4 de 190CV de potencia.

Un paso más allá: los motores Mild Hybrid del Volvo XC60 R-Design. Se trata de las variantes B4 diésel con 197+14 CV y B5 tanto diésel, con 235+14 CV, como gasolina, con 250+14 CV. Las versiones Mild Hybrid del Volvo XC60 R-Design equipan un sistema eléctrico de apoyo para la propulsión, que mejora las prestaciones ayudando, a su vez, a reducir el consumo de carburante.

Para aquellos que busquen las máximas prestaciones y, a su vez, el mayor refinamiento y ecología, el Volvo XC60 R-Design está disponible con la motorización T8 Twin Engine, que con una potencia de 303+87 CV (390 CV combinados) es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos ofreciendo, además, 54 kilómetros de autonomía 100% eléctrica y un consumo medio de carburante de apenas 1.8 litros/100 km.