· por Daniel Valdivielso @valdi92

El Volvo XC40 nació con la firme idea de convertirse en uno de los SUV urbanos más atractivos del mercado. Sin duda lo ha conseguido: la combinación maestra de diseño, innovación y tecnología ha hecho que el más pequeño de la familia SUV de Volvo sea ya una auténtica referencia en el mercado, ofreciendo lo que nadie más es capaz de ofrecer.

Con un diseño de primer nivel, cuidado hasta el extremo, y con un interior con la misma calidad que la de sus hermanos mayores, el Volvo XC40 no es solo una cara bonita: bajo su carrocería se encuentra una plataforma de última generación sobre la que se instalan algunos de los sistemas de seguridad más avanzados del mundo, movidos por un sistema de propulsión híbrida enchufable capaz de ofrecer lo mejor de dos mundos: la eficiencia de la electricidad con las prestaciones y el dinamismo de los motores de combustión más modernos del mercado.

Un diseño que destaca

El Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable ha sido diseñado siguiendo la premisa de ofrecer un aspecto potente a sus conductores: con una gran altura al suelo y unas líneas marcadas y fluidas esto se consigue desde el primer vistazo. Sus  formas compactas permiten, además, una maniobrabilidad perfecta en terrenos urbanos, donde éste SUV se mueve como pez en el agua.

Su frontal, con una parrilla de gran tamaño y unos grupos ópticos LED con el Martillo de Thor como firma personal, hacen que la imagen del Volvo XC40 no deje a nadie indiferente. Las diferentes llantas de aleación disponibles o las combinaciones cromáticas disponibles hacen que la carrocería del Volvo XC40 Recharge Híbrido Enchufable se convierta en el foco de atención allá por donde circule.

En el interior, el trabajo de Volvo se hace patente nada más abrir la puerta: puede que el Volvo XC40 sea el hermano pequeño de los XC60 y XC90, pero no por ello deja de ofrecer un diseño de primer nivel acompañado de una calidad de realización que lo sitúa como la auténtica referencia del segmento. Las líneas suaves del salpicadero combinan a la perfección con elementos como la pantalla de alta definición desde donde se controla el sistema de infoentretenimiento o la instrumentación, completamente digital.

El carácter innovador del Volvo XC40 se hace patente en los pequeños detalles: es posible, por ejemplo, encontrar molduras decorativas con planos de la ciudad de Gotemburgo, ciudad de origen de Volvo, o las moquetas tanto para el suelo como para las puertas, fabricadas utilizando materiales reciclados como botellas de plástico y rematadas en la tonalidad Oxide Red, que dan lugar a un contraste cromático con el que enfatizar el carácter innovador del modelo.

El trabajo de ingeniería del Volvo XC40 se hace evidente al analizar su interior: parece impensable que en una carrocería de 4,43 metros se pueda disfrutar de tanto espacio a bordo. El Volvo XC40 es la referencia en términos de espacio para los ocupantes, siendo también el modelo a seguir en cuanto a espacio y organización de objetos: un práctico gancho en la guantera facilita la organización interior, a lo que se unen los espacios de la consola central y, por supuesto, el maletero, que supera los 400 litros.

El equipamiento de seguridad del Volvo XC40 no deja nada a la improvisación: como el resto de modelos de la marca, el SUV sueco ofrece, de serie, elementos como la iluminación automática, los sensores de aparcamiento posteriores o el sistema de seguridad preventiva City Safety, capaz de identificar una situación potencial de peligro y actuar de manera autónoma en los frenos para evitar así una colisión.

Tecnología que piensa en el futuro

El cuidado por el medio ambiente es parte de la filosofía de Volvo desde el inicio de su andadura. En la actualidad Volvo es una de las marcas que más intensamente ha apostado por la electrificación como medio para mejorar la eficiencia de sus vehículos. El Volvo XC40 no es una excepción: su tecnología es capaz de reducir el consumo sin comprometer las prestaciones y, por qué no, la diversión al volante.

El compromiso de la marca se inicia desde la propia fabricación del vehículo: gracias a sus procesos de ensamblaje sostenible, el Volvo XC40 es uno de los vehículos con menor impacto medioambiental en su fabricación: la utilización de materiales reciclados o el ensamblaje en una factoría respetuosa con el medio ambiente hace que el Volvo XC40 sea un vehículo neutro para el entorno desde el propio inicio de su vida.

«Recharge» es la identificación de Volvo para nombrar a sus modelos híbridos enchufables, entre los que se encuentra el Volvo XC40, dotado de un inteligente sistema de propulsión con un gran nivel de potencia y, sobre todo, un nivel de eficiencia que lo hace único en su segmento.

Gracias a la tecnología más avanzada del momento, el Volvo XC40 T5 Recharge ofrece una potencia conjunta de 252 CV, de los cuales 180 CV pertenecen al motor de combustión y 82 CV corresponden al motor eléctrico. El Volvo XC40 T5 Recharge es capaz, por tanto, de ofrecer prestaciones de vehículo deportivo combinadas con un nivel de consumo inferior a los 2 litros cada 100 kilómetros gracias a una autonomía eléctrica de 44-46 kilómetros.

El Volvo XC40 T5 Recharge puede recargar sus baterías en la mayoría de puntos de carga públicos que ya están disponibles en nuestras calles, donde en poco tiempo estará lista para un nuevo trayecto. En una toma de corriente convencional, típica de un domicilio particular, tardará algo menos de 5 horas en recargarse por completo.

Gracias a sus diferentes modos de conducción, el Volvo XC40 T5 Recharge es capaz de ofrecer diferentes perfiles adaptados a cada situación: desde un modo «Pure», en el que el vehículo utiliza únicamente la energía almacenada en sus baterías para circular en modo 0 emisiones, hasta el modo Dynamic, que ofrece el máximo rendimiento al combinar todas las fuentes de potencia disponibles de forma inteligente.

Volvo confía tanto en sus mecánicas híbridas enchufables que durante los primeros 12 meses conduciendo un vehículo híbrido enchufable de Volvo, el cliente verá reembolsado su consumo de energía en kWh en función de los costos promedio de electricidad durante ese período, lo que supone que el Volvo XC40 T5 Recharge podrá circular a coste cero durante su primer año de vida.