· por Daniel Valdivielso @valdi92

Para Volvo, nada tiene sentido por encima de las personas: desde el nacimiento de la firma sueca, día tras día se trabaja para lograr la mayor de las excelencias, siempre manteniendo en el foco lo que verdaderamente importa: todas y cada una de las personas que viajan a bordo de un Volvo todos los días del año, en cualquier parte del mundo.

Volvo cuenta en la actualidad con una de las gamas de vehículos más avanzadas e inteligentes del mercado, con modelos de todo tipo, diseñados desde el primer hasta el último tornillo para cubrir cualquier necesidad que aparezca, ofreciendo además el máximo confort y la máxima seguridad sin olvidarse de los pequeños detalles, esos que hacen que cada viaje merezca la pena.

Seguridad en todos los aspectos que te puedas imaginar

La seguridad, no es un secreto, es un pilar fundamental para Volvo, que diseña y desarrolla todos sus vehículos con el único objetivo de cuidar de las personas, su valor más preciado, en cada desplazamiento. Para ello utiliza todo tipo de sistemas de la más alta tecnología que, cuando trabajan en conjunto, consiguen crear una burbuja de protección que engloba cualquier detalle, por insignificante que parezca.

Sirva como ejemplo el sistema Sensus Navigation, un sistema de navegación conectado y totalmente integrado que abre un abanico de posibilidades para los ocupantes del vehículo, contando con funcionalidades como Send to Car, que permite enviar destinos al vehículo desde nuestro smartphone para planificar mejor la ruta y limitar los despistes en carretera. Gracias a la disposición vertical de la pantalla y al diseño inteligente del software, las instrucciones son visibles y claras en cualquier situación, minimizando el tiempo que el conductor tiene que apartar la vista de la carretera.

Gracias a Volvo On Call, nuestro vehículo está siempre conectado con el mundo exterior de manera totalmente inteligente. De esta manera, podemos operar diversos elementos del coche desde nuestro smartphone, encendiendo el aire acondicionado o la calefacción cuando es necesario, ubicándolo en el mapa en tiempo real o, incluso, prestárselo a amigos y familiares sin necesidad de acudir personalmente. Además, en caso de situación crítica como un accidente, nuestro Volvo será capaz de ponerse en contacto con los servicios de emergencia y asistencia de manera totalmente autónoma, incluso cuando los ocupantes resulten incapacitados.

Todos preferimos prevenir antes que curar. Volvo también, y por ello ofrece IntelliSafe Assist, un conjunto de funciones con un alto nivel de asistencia inteligente, que hacen más cómodas las situaciones de tráfico cotidianas. Sus funciones incluyen Control de velocidad constante adaptativo, Pilot Assist, Adaptación de velocidad en las curvas y Alerta de distancia.

Todas ellas están diseñadas para reducir el esfuerzo del conductor en cualquier situación de conducción, mejorando así el nivel de seguridad al dar como resultado un menor estrés y una menor carga de trabajo en cualquier trayecto por carretera.

El respeto y cuidado del medio ambiente según Volvo

La conducción del futuro para Volvo está íntimamente relacionada con el cuidado y el respeto del medio ambiente. Una cosa no será posible sin la otra, por lo que Volvo lleva muchos años desarrollando diferentes tecnologías que aporten su granito de arena a la hora de reducir el impacto de sus vehículos en el medio ambiente.

La electrificación es la respuesta de Volvo a los retos que plantea la movilidad limpia del futuro. Con modelos tanto mild-hybrid como híbridos enchufables, la firma sueca prepara además el desembarco del que será su primer modelo 100% eléctrico, previsto para los próximos meses. Las motorizaciones mild-hybrid asisten al motor principal, independientemente de que sea diésel o gasolina, reduciendo el consumo y las emisiones contaminantes.

Volvo apuesta firmemente por la hibridación más avanzada, y para muestra su avanzada tecnología: es el único fabricante que ofrece al menos una versión híbrida enchufable en todos los modelos de su gama actual. Pero, ¿qué es Volvo Recharge? Es la gama de Volvo basada en las más altas prestaciones y el mínimo impacto sobre el medio ambiente gracias a motorizaciones híbridas enchufables que ofrecen decenas de kilómetros de autonomía 100% eléctrica.

Los vehículos híbridos Volvo destacan por su equilibrio: sus ventajas son tan evidentes como la posibilidad de escoger entre diferentes modos de conducción o la drástica reducción en las emisiones de CO2 al contar con el motor eléctrico para impulsar el vehículo, bien sea en combinación con el motor térmico o bien de manera individual. El apoyo de Volvo a la electrificación se cristaliza en acciones como el reembolso al cliente de todo el consumo de electricidad que utilice su vehículo Volvo Recharge durante el primer año de vida.

El último modelo en sumarse a la familia Volvo Recharge ha sido el Volvo XC40 T5 Recharge. Equipado con un motor Drive-e de gasolina y un motor eléctrico de alto rendimiento, la cifra de potencia total se eleva hasta los 262 CV, trasladados al suelo a través de una caja de cambios automática de 7 velocidades. Cuenta con una batería de iones de litio de 10,7 kWh que le otorga una autonomía 100% eléctrica de hasta 44-46 kilómetros, todo ello con un consumo medio de combustible inferior a los 2 litros/100 km.