· por Daniel Valdivielso @valdi92

Una presencia fuerte, robusta. Un primer vistazo que fije la atención. Equilibrio, elegancia y dinamismo. Son muchos los atributos que tiene que concentrar un coche para, en definitiva, resultar atractivo a la vista. Volvo lo sabe, y trabaja cada uno de sus modelos de forma impecable para que cada línea tenga sentido y cada trazo, en unión con el resto, conformen una apariencia arrebatadora.

Sin embargo, Volvo sabe que el diseño no sirve de nada sin una función. Es por ello que nada se deja al azar: cada elemento está pensado, desarrollado y construido para cumplir con su propósito. Todos sabemos cuál es uno de los pilares fundamentales de la filosofía de Volvo: la seguridad de las personas. Es por ello que para Volvo, el diseño también es seguridad.

Un conjunto perfecto

Cada carrocería de la gama actual de Volvo ha sido diseñada para mostrar una sensación de fortaleza que, a su vez, se combina con los detalles más refinados para crear una imagen equilibrada en la que destacan algunos elementos comunes a toda la gama del fabricante. Entre ellos encontramos, por ejemplo, la parrilla delantera con terminación cromada o los faros delanteros, la iluminación diurna en forma de “T” como el “Martillo de Thor”. 

Las líneas que recorren la carrocería no son superfluas: están diseñadas para crear un vehículo aerodinámicamente favorable, que utilice el viento a su favor para reducir el consumo y las emisiones contaminantes, manteniendo intacto el atractivo que debe tener cualquier vehículo de la marca sueca independientemente de su segmento.

En la elección de materiales también es posible demostrar el compromiso de Volvo con el diseño y, a su vez, con la seguridad. En la carrocería, por ejemplo, es posible encontrar superficies con deformación programada, diseñadas para absorber la energía de un choque sin que ésta afecte a los ocupantes, o un capó sobreelevado para evitar que un peatón golpee su cabeza contra partes mecánicas en caso de atropello.

En el interior los materiales juegan, por supuesto, un papel fundamental. De nada vale un diseño agradable a la vista, que invita a pasar horas en el interior del vehículo, si luego otros sentidos como el tacto o el olfato no se ven satisfechos. Por eso, Volvo utiliza materiales acolchados de primera calidad en todas las zonas del vehículo, así como materiales nobles para, por ejemplo, los tapizados: desde cuero natural de primera calidad hasta lana combinada con fibras de poliéster reciclado, pasando por maderas sin lacar o metales tratados para las molduras decorativas.

Una buena muestra de que para Volvo el diseño también es seguridad se encuentra en la luminosidad del habitáculo de sus creaciones: la cantidad de luz que inunda el habitáculo es tanta gracias a una superficie acristalada especialmente pensada para mejorar la visibilidad durante la conducción, minimizando en la medida de lo posible las superficies que generan ángulos muertos. La presencia de una gran cantidad de acristalamiento no supone un problema gracias a las ventanas laterales laminadas, compuestas por dos láminas de cristal unidas entre sí por una resina de última tecnología, que mejoran el aislamiento tanto térmico como acústico. Además, resultan más seguras en caso de ataque al vehículo gracias a su mayor resistencia a los golpes.

Volvo XC60 Recharge: diseño de precisión

El Volvo XC60 Recharge representa en un sólo vehículo todas las cualidades que la marca es capaz de ofrecer. Además de un diseño cuidado al milímetro en el que tanto el interior como el exterior se funden en una sola creación para satisfacer a sus ocupantes, el Volvo XC60 Recharge destaca por una carga tecnológica de primer nivel que lo hace destacar en cada situación.

Y es que la tecnología juega también un papel básico en los productos Volvo. La marca lo sabe y ofrece toda una batería de asistentes a la conducción y elementos de confort complementarios que mejoran la experiencia a bordo. El sistema BLISS de Volvo detecta la presencia de vehículos en los ángulos muertos de los espejos, alertando al conductor antes incluso de que éste último decida realizar una maniobra potencialmente peligrosa.

Además, el paquete de medidas Intellisafe Assist es capaz de ofrecer un conjunto de funciones con un alto nivel de asistencia, funciones diseñadas para reducir la carga cognitiva y el estrés durante la conducción en situaciones cotidianas y tediosas como los atascos o la conducción por autopistas. Sus funciones incluyen Control de velocidad constante adaptativo, Pilot Assist, Adaptación de velocidad en las curvas y Alerta de distancia

La conectividad también juega un papel clave en vehículos como el Volvo XC60 Recharge, que disfruta de conectividad Apple CarPlay y Android Auto, ofreciendo además el inteligente sistema Volvo On Call que permite estar siempre en contacto con el vehículo desde el smartphone y, por ejemplo, activar la climatización de manera remota o conocer la posición del vehículo en tiempo real.

El Volvo XC60 Recharge está disponible con diferentes acabados que se adaptan a las necesidades de cada cliente. Entre ellos destacan, por ejemplo, los acabados R-Design e Inscription, cada uno de ellos diseñados para satisfacer las demandas de cada ocupante de manera diferente, con personalidades marcadas y un equipamiento extensísimo.

El acabado R-Design del Volvo XC60 Recharge pone énfasis en un diseño en el que la deportividad juega un papel fundamental gracias a una imagen exterior más dinámica con paragolpes específicos, llantas de aleación de 19″ con terminación negro mate y corte diamantado, asientos deportivos, molduras decorativas en aluminio o un ajuste de chasis deportivo exclusivo de esta versión.

Por su parte, la terminación Inscription hace hincapié en el lujo más exclusivo con detalles como la tapicería de cuero, el pomo de la palanca de cambios elaborado en cristal de manera artesanal o las elegantes molduras decorativas elaboradas con madera natural sin lacar. Además, un ajuste de chasis dinámico específico de esta variante hace que cada desplazamiento sea una experiencia que merece la pena repetir.