Este BMW M1 de récord lleva un motor turbo, está adaptado a GLP… y podría ser tuyo

 |  @sergioalvarez88  | 

Los años ochenta fueron una época apasionante, una época de burbuja económica y una época de proyectos tan alocados como este que hoy os presentamos. Este coche es un BMW M1, aunque exteriormente parezca otro coche. Fue un coche cuyo objetivo fue batir el récord de velocidad para vehículos impulsados por GLP, un proyecto en el que tanto la petrolera BP como un piloto llamado Harald Ertl contribuyeron de forma directa. Un oscuro trocito de historia del automóvil que será subastado en la Techno Classica de Essen, una de las ferias de automóviles clásicos más importantes de Europa.

La historia de este coche comienza en 1979. Fue fabricado por BMW y entregado a su primer propietario, que posiblemente disfrutó como un enano de su motor de seis cilindros en línea, 3,5 litros y 278 CV de potencia máxima. El superdeportivo de BMW, diseñado por Giugiaro, era uno de los coches más codiciados de la época. En 1981 el primer propietario del coche lo vendió, y lo vendió a un tal Harald Ertl. Este piloto de origen austriaco no despuntó en competición, pero es recordado por haber sido el que sacó a Niki Lauda de los restos ardientes de su Ferrari.

Sin Ertl, puede que Lauda no hubiera sobrevivido a su terrible accidente en Nürburgring.

Por aquél entonces la petrolera BP estaba ultimando el lanzamiento del GLP como combustible alternativo para coches y vehículos comerciales. Denominado Autogas en Alemania, querían demostrar al mundo que era una alternativa 100% viable a la gasolina. El proyecto iniciado por Ertl y BP buscaba batir el récord de velocidad en coches impulsados por GLP. La potencia de serie del BMW M1 no sería suficiente. Decidieron someter al superdeportivo a una intensa potenciación y una transformación estética cuyo objetivo último era lograr una mayor eficiencia aerodinámica. Aquél BMW M1 tenía que romper la barrera de los 300 kilómetros por hora.

Gustav Hoecker Sportwagen-Service GmbH fue la empresa encargada de la transformación del M1. Ellos instalaron el sistema de GLP, y además dotaron al motor de seis cilindros con dos turbocompresores KKK. El resultado era una potencia de 410 CV usando GLP como combustible, según material promocional de la época. Pero sin duda lo más llamativo fue la transformación de su carrocería, con un agresivo kit de carrocería. Cuajado de tomas de aire, con un prominente spoiler y llantas semi carenadas, no sólo tenía un aspecto fantástico, sino que parecía la viva representación del espíritu de los años ochenta. Nos encanta.

El coche fue vendido por primera vez en 1993. Es la segunda vez que se pone a la venta tras el récord.

El 17 de octubre de 1981, con Ertl al volante, aquél BMW M1 alcanzó una velocidad punta de 301,4 km/h. El circuito usado para lograr esta velocidad tan alta fue la pista de Ehra-Leissen, propiedad del Grupo Volkswagen. Es un coche muy especial y se trata de una unidad absolutamente única, pero necesita una completa restauración en estos momentos. El coche está en un estado francamente pobre, y parece no haber funcionado en décadas. Por suerte se ve entero, y su interior es completamente salvable. Nos encantan los baquets de época y el volante Alpina, todo un toque de deportividad. No, no tenía jaula antivuelco.

El coche está registrado en Reino Unido en estos momentos, y se espera que sea vendido por un precio superior a los 200.000 euros en la Techno Classica. Esperamos que este coche sea devuelto a su gloria y lo podamos ver rodar por las carreteras una vez más.

Fuente: Autoblog
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Tienes 2,3 millones de dólares? Puedes llevarte a casa un «pack» con los mejores BMW modernos

Ver todos los comentarios 2
  • Off road de corazon

    Lo quiero

  • luís

    ese «y podría ser tuyo» sobra, dudo mucho que alguien que lea diariomotor se pueda permitir este coche y menos si encima hay que meterle una burrada de dinero para restaurarlo