CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

9 MIN

Consejos para comprar tu primer coche clásico

Óscar García | 3 Oct 2021
15972486 1337600559645625 6103348445061416250 O
15972486 1337600559645625 6103348445061416250 O

Saber o no saber, esa es la cuestión. Pero sobre todo por no saber, no puedes ser privado del lujo para los sentidos que es tener un coche clásico. El clásico es el auténtico guardián de la esencia pura de la conducción, esa esencia se buscará aún más dentro de no muchos años. En este artículo te explico, qué tienes que tener en cuenta para comprar tu primer clásico.

Nadie de los que disfruta ahora de un coche clásico nació sabiendo, con la compra de tu clásico, entrarás en un proceso de aprendizaje reconfortante.

¿Qué es lo que quieres?

Muchos de vosotros tendréis en la cabeza el coche que quisierais comprar para disfrutar de vuestros ratos de ocio, otros no lo tendrían claro. Esta es la parte más importante para tu primera vez.

Si eliges el coche que tienes en la cabeza, seguramente cueste más dinero que ese coche que también te gustaría, pero no aparece en todos tus sueños. Es posible que al comprar el clásico que quieres, te aficiones y sea de las mejores elecciones de tu vida, puede también que te arrepientas por todas las cosas distintas, diferentes y a las que has de acostumbrarte si eres propietario de un clásico.

He cerrado los ojos, intentaré escribir este articulo con los ojos cerrados. El corrector se encargará de corregir después los fallos. Quiero cerrar los ojos, porque quiero que tengas un coche clásico, quiero que este articulo te ayude a tenerlo. A mis 36, habré hecho más de 300 transacciones comprando o vendiendo un clásico, o porque me lo quedo, o porque lo vendo, o porque lo compro para vender.

Lo primero de todo, relájate. Nadie nace sabiendo. A veces tenemos un miedo atroz a parecer unos pardillos, pero eso ha ocurrido muchas veces en nuestra vida, es lo natural. El primer coche clásico que compré fue un Mini Cooper 40 aniversario, me fui a por él a Valencia, te podría relatar durante horas esta historia, las sensaciones que me produjo, aún recuerdo la sensación de la primera curva con un clásico. Este hecho me cambió para siempre. Hasta ese momento había sido más de motos y antes del Mini he tenido unas cuantas, entre ellas, motos clásicas. Las motos son otro rollo, más sencillo, con menos riesgo.
Comprar una moto clásica es más fácil y barato que un coche. Equivocarte en un coche te saldrá más caro, que equivocarte con una moto.

¿Te gusta un modelo en concreto? Infórmate lo primero sobre él. Cuando compré mi primer coche clásico a los 20 años, me informé antes de comprarlo. Por lo visto para ser un Mini 40 aniversario, tenía que llevar los 6 relojes color magnolia en el salpicadero, los aletines, suspensiones y llantas específicas y, sobre todo, ser inyección multipunto. Todo Mini con aletines y seis relojes en el salpicadero que no sea inyección multipunto es una réplica o, dicho de otro modo, se lo han puesto a modo de decoración. La inyección multipunto en el Rover Mini (hablo de memoria) sale en modelos a partir del 97/98. Este hecho altera mucho tu decisión porque el precio debería variar de una pieza original a otra restaurada no original. El gato por liebre en el coche clásico, es precisamente cobrarte de más esa personalización o restauración. Mi consejo es que siempre compreis el modelo más original posible, pero sobre gustos y formas de disfrutar el coche clásico, no hay nada escrito.

En casi todos los clásicos hay series, entreseries, años en los que se cotizan más o menos. Lee mucho acerca del modelo, lee bien, pregunta a algún club, conocido o si te apetece, pregúntame a mí. ¿Podríamos hacer un consultorio de dudas de clásicos? ¿Ya tienes en mente que quieres comprar?

Tu miedo a la mecánica es ficticio

Hoy con Internet tienes recambios a tutiplén, ya no es como antes, en cuanto a piezas deberías estar tranquilo aunque, te puedo asegurar que parece mentira, la pieza que mas me ha costado encontrar es una bomba de gasolina de un Golf Cabrio Karmann 1.8 MK1. Parece mentira porque hablamos de un Golf, aunque sea de los primeros. Como sabrás lleva dos bombas de gasolina, la que se estropeó no la encontraba en ninguna parte hasta que fui a un desguace y cogí dos de dos coches que podían valer. En efecto, era la misma que la del primer Polo, un G40 creo recordar.

Lo bueno de los coches es que muchas piezas son compartidas en diferentes modelos. Te sorprendería cuantas cosas tienen en común un Lada Niva y un Seat 124 o 1430. Pero en cambio has de tener cuidado, si vieras un motor de un Seat 600 y un 850 pensarías que es el mismo. No lo es, pero su principal diferencia es que gira al revés. Imagina que tienes un 600 y necesitas una dinamo. La de un Seat 850 no te valdrá. Es bueno que sepas, si a priori se te estropea el clásico, si podrías arreglar rápido al tener las piezas pronto.

Yo te voy a contar mi experiencia, pero es solo mi experiencia. Si te fueras a comprar tu primer clásico, no te compliques. Escoge un clásico popular, sobre todo el tema de recambios, son más económicos y se encuentran más fácil. A no ser que tengas suficiente músculo para llevarlo al taller y que este se busque la vida, podrá hacerlo, pero prepara la cartera. Hay siempre en ferias, en Madrid hay varias tiendas donde puedes conseguir todo de por ejemplo un Seat clásico. Para mí, el mejor de los Seat clásicos es el Seat 124 Sport, te va a dar igual el 1.6 o el 1.8, el primero quizá tenga un diseño más elegante.

Dicho esto, si seguís un poco mis artículos en Diariomotor, sabréis que soy un acérrimo Alfista. Puedes leer mi artículo sobre Alfa Romeo aquí. Bien, considero que salirse de un coche popular si no estás en el gremio, no tienes muchos medios y no conoces mucho el mundillo, es una locura. Te gastarás mucho dinero, nunca tendrás tu coche como a ti te gusta y si se te estropea algo, puede que te cueste mucho más tiempo y dinero encontrarlo.

Para que te hagas una idea, tengo algún Alfa y cada vez que veo un desguace del modelo en concreto, contacto con el vendedor y lo compro entero. Hay piezas que son muy complicadas de encontrar y en los coches más especiales, aconsejo tener recambios en casa, de lo contrario cuando lo necesites con urgencia, si lo encuentras, te costará un riñón ( si es que lo encuentras).

He perdido el miedo, voy a por un clásico

Mejor en vivo que en foto, mejor cerca que lejos. Las fotos, en los coches clásicos, la mayoría de las veces no refleja todo lo bien que tendríamos que ver el estado de un coche. Si te gusta un coche, tiene buena pinta en foto y te interesa su precio ve a verlo. A no ser que sea un modelo muy concreto y limitado, te aconsejo que mires primero cerca de tu entorno. No es lo mismo llevarse un chasco estando a 100 kilómetros de casa, que estar a 650 kilómetros.

Puedes pensar que repintado o restaurado es mejor, pero no es mejor, es peor. Lo idóneo es que el coche tenga sus signos visibles de la edad y no esté restaurado. Si está restaurado, puede estar precioso por fuera, pero tener podridos por dentro que aflorarán con el paso del tiempo.

Antes de ir a verle, pídele un video o alguna foto extra. Yo siempre negocio el precio antes de verle, porque si veo que un coche está en 6000, pero ese coche no vale 6000 y encima no está como parecía, me volveré a casa sin él. Primero lanzo una oferta, si la acepta, voy a verle con dos contratos, fotocopia del DNI y la pasta. Puede que un novato, tenga que ver más, pero si tienes experiencia vas a tiro hecho y si todo parece ok, te lo llevas. Hacer dos viajes, es una pérdida de tiempo.

Una vez he negociado el precio, voy para allá, quedo con el comprador. Suelo quedar en alguna gasolinera, nunca en su domicilio. El motivo es que así lo veré rodando, con temperatura en el motor. En algunas ocasiones he comprado algún coche que por no tener seguro ni itv, no puede circular, pero eso es otro tipo de venta. Son las compras de “dar amor”, muy rentables, pero tienes que saber para que te salga rentable. En este artículo nos centramos en coches listos para disfrutar.

Como amateur, lo primero que has de mirar es el estado de la carrocería. Si tiene golpes, óxidos, podridos, busca cada modelo descubrirás que muchos tienen focos localizados de óxido. Por ejemplo, el Mini clásico se suele oxidar cerca del cerco de los faros y de la ventana delantera, en el 600 es preciso mirar debajo de la rueda de repuesto. No te cortes quita las alfombrillas y toca el suelo como si fuera una puerta. De hecho, tiraté al suelo y miras su estado por debajo.

Si la chapa y pintura está bien, ya todo es un poco como en un coche normal, ya puedes ver otras partes del coche; comprueba embrague, frenos, rodamientos. Que tenga la ITV es importante, no solo por el hecho en sí, sino porque demuestra que todo está en orden de marcha. No es infrecuente encontrarte muchos clásicos sin ITV porque casi no se usan ya. Habitualmente cuesta más arreglar la chapa y pintura que reparar el motor. Por eso es importante que veas que está bien y sobre todo, no te ahorres un poco de dinero por un coche que tenga óxido. Te saldrá caro.

Nada mas ver al dueño y al coche, sabrás si está bien cuidado. ¿Cómo comprobar que es cuidadoso?
Mira que tenga refrigerante limpio en el radiador o vaso de expansión, si tiene agua malo. Mira si el aceite no está muy negro, mira si las bujías se las cambió hace poco. Antes de firmar el papeleo mira si tiene cargas, puedes hacerlo en Carfax por ejemplo. No es desconfiar del vendedor, es que puede que ni el vendedor lo sepa.
Mira la documentación, mira el número de bastidor, ya de paso sabrás dónde está para venideras ITV. Si eres vendedor, haz una notificación de venta, si eres comprador también

Aun puedes negociar el precio. Si tiene algún golpecito, piloto roto, neumáticos en mal estado, si es Diciembre (el impuesto de circulación si lo vende en enero lo pagará el vendedor).

Una vez lo compres, disfrútalo y sigue aprendiendo del modelo que tienes. Te lo pasarás mejor, saldrás de muchas con tus propias manos.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS