CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

4 MIN

¿Cual es la moto de Gran Premio más bonita para ti?

Óscar García | 10 Jul 2021
Cagiva A
Cagiva A

Estoy con el móvil viendo unos videos, como ya sabes por algún extraño algoritmo el chisme electrónico te muestra cosas según tus gustos. Paso video, paso video y de repente, aparece la Cagiva dos tiempos de 500 cc que pilotaba John Kocinsiki, que bonita. Al verla, varias veces, me pregunté

¿Cuáles son las motos más bonitas de Gran Premio? Estas son mis tres favoritas, ¿Cuáles son las tuyas?


Suzuki RGV 500

Esta dos tiempos es preciosa, además pilotada por un tipo legendario como es Kevin Schwantz. ¿Te acuerdas de su forma de pilotar, de trazar las curvas? En 1993 ganó el campeonato de 500 cc, venciendo ni más ni menos que a dos monstruos: Rainey con su también bonita Yamaha y Doohan con su Honda.

Como ya sabéis Schwantz era famoso por su apuradas de frenada, la Suzuki se mostraba en inferioridad respecto a la Yamaha y Honda en velocidad punta, pero en las curvas recuperaba lo perdido. El estilo de pilotaje de Kevin y el chasis de esta Suzuki formaban una pareja perfecta. Suele ocurrir, como le puede pasar a Honda en la actualidad, que cuando una marca se vuelca mucho con el estilo de pilotaje de su estrella, después tienen complicaciones para pilotarla los demás pilotos.. Así, Alex Barros entre otros; que después demostró sus actitudes con las primeras Honda cuatro tiempos, se mostraron incapaces de domarla. ¿El último campeón sobre esta máquina?, Roberts Jr.

Tenía un motor de dos tiempos y casi 500 cc, con 4 cilindros en V. La potencia estaba en torno a 160-200 cv, con un peso de solo 130 kg. La relación peso potencia era para asustar. Usaba un chasis doble viga de aluminio. Tanto con su decoración de Pepsi, como la de Lucky, era preciosa.

Cagiva C 594

Cagiva, con los hermanos Castiglioni, fabricó para mi la moto más bonita de Gran Premio de la historia. Su trayectoria fue bastante fugaz, al manillar pilotos como John Kocinski o Doug Chandler. La C 594, tuvo 1 victoria, 8 podios, 3 poles y 1 vuelta rápida entre los años 94 y 95.  Su motor era de dos tiempos, con 4 cilindros en V, rendía 185 cv a (atención) 12.500 vueltas, pesaba solo 125 kg.

Realmente las Cagiva de Gran Premio anteriores, sobre todo la pilotada por Fast Eddie o Randy Mamola, eran preciosas también. El chasis de esta Cagiva era mixto, usaba aluminio y carbono. Tenia un corte de inyección que se iba hasta las 14.000 vueltas.

Corre la leyenda a partir de esta moto, de una Cagiva-Ferrari diseñada por Tamburini. Recuerdo la noticia, estuvieron a punto de aprovechar el tirón de los Grandes Premios, para diseñar una moto de calle que hubiera sido mítica, tanto como o más que la 916.

En cambio, Cagiva casi sin dinero, decidió apostar por la Cagiva Mito de 125 aprovechando los colores de guerra en los Grandes Premios. Se dice además que Cagiva podría volver como marca de motos eléctricas. Que vuelva Cagiva, sea como sea, me gusta.

Aprilia RSV 400

Podría haber elegido la 250 que llevaba Biaggi o Harada, esa bestia negra que era una preciosidad. Pero me decanto (tengo que elegir unas pocas y no todas) por la Aprilia RSV que llevó Doriano Romboni en color gris.

El gurú de la marca de Noale Jan Witteveen, viendo que las dos y medio arrasaban, decidió aprovechar esa parte ciclo y poner un motor de 410 cc para competir en la categoría reina. No debía ser mala idea, cuando Honda, sacó algo similar. Esta bicilíndrica pretendía aprovecharse de la ligereza a cambio de un motor menos potente. La moto es realmente bonita y daba un toque al mundial de motos muy chulo, donde se enfrentaban distintos conceptos de motos. El mayor problema de esta moto fue la fiabilidad. Además, se decía que su potencia no llegaba a los 140 cv, esos son muchos menos que las motos con dos cilindros más. Más adelante para intentar atajar este problema, sacaron un nuevo motor de 430 cc.  Esta Aprilia pesaba solo 105 kilos, pero quizá lo que terminó con el proyecto además de sus discretos resultados, fue que cuando Honda saco su “bi” superando a la Aprilia en rendimiento y resultados. Incluso la japonesa subió al podio en algunas carreras.

Más adelante, esta Aprilia llegó hasta los 500 cc. Un tal Kenny Roberts, pensó algo intermedio sacando a pista una tricilíndrica: la Protón. Nos juntamos en un mundial con motos de 2,3 y 4 cilindros.

Seguro que me dejo en el tintero motos muy bonitas de Gran Premio, la Honda Rothmans sería otra elegida. Pero solo puedo elegir unas cuantas. ¿Cuál sería para ti la moto más bonita de Gran Premio?

0