CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

6 MIN

La Derbi Variant, la última ¿y la mejor?

Óscar García | 22 Oct 2021
Derbi Variant 1
Derbi Variant 1

Si piensas en la Derbi Variant, piensas en la Vespino de la que ya hablamos hace unas semanas y viceversa. Hay cierta unanimidad entre Vespinistas y Varianistas, bueno realmente no la hay, pero recorre el aire en forma de sugerencia que mientras el Vespino es más bonito, el Variant es mejor ciclomotor. ¿O el Variant es más bonito y la Vespino mejor? Hoy nos centramos en la Derbi Variant con un fondo de lujo, la sana rivalidad entre los dos ciclomotores con pedales más famosos de España.

La Derbi Variant se presentó en 1977, años antes unos siete y ocho creo recordar, el Vespino ya estaba rulando por las calles de España. Pero no solo contra la Vespino de Piaggio tenía que verse las caras, las Mobylette también eran éxito de ventas. Como he explicado en algún otro artículo, su éxito de ventas es sobre todo debido a la facilidad de adquirirla y usarla. No hacia falta seguro, ni carnet, ni matrícula. Si dejamos atrás sectarismos, la Vespino es más femenina, mas bonita, con una silueta más elegante, mientras que la Derbi y sus variadas versiones, tenían un aspecto más moderno, aventurero, parecían hechas para aguantar y durar en el tiempo.

Para lanzar la Derbi Variant, no se escatimó en sentimentalismos. Marca española, Ángel Nieto recorriendo el mundo en competición, de hecho hasta en una a priori motito de ciudad, se colocaba orgullosa, un laurel con los campeonatos del mundo conseguidos por Derbi. Imagínate esta mezcla en la sociedad de finales de los 70. Comercialmente, cuando salió, vapuleó a la competencia. Debido no solo a un mejor producto, sino que además tenían muchísimas versiones. Recuerdo una que tenía mi abuelo, color ocre casi dorado con ruedecitas de tacos, la verdad es que molaba un montón. Las llantas eran doradas y tenía algo más de recorrido de suspensión, de hecho él la usaba por caminos bastante bacheados. Era la Derbi Variant SLE América. Y más allá de su estética, no recuerdo si ya llevaba arranque eléctrico, recuerdo su botón para la bocina, sonido que variaba con la velocidad a la que circulabas.

Hablando del botón rojo, para las Variant fue todo un progreso para terminar de arrasar a la competencia. El botón rojo lo llamaban, del color de las balas rojas y que prometía arrancar como un coche, con un botón arrancaba electrónicamente. Eso, era la teoría, en la práctica casi nunca funcionaba y a pedales era fácil de arrancar.

Este ciclomotor automático, con pedales y rueda alta, es el sustituto natural de la Derbi Antorcha de la que ya hablamos aquí. Una de las virtudes de Derbi era estar muy atenta a cambios legislativos y de mercado, aunque con la Variant pegó la última pero pegó mas fuerte. Se llama Variant por su variador automático, como ves, los nombres no eran muy rebuscados. Disponía de un chasis muy duro en chapa estampada, eje de basculante coaxial en las primeras Variant, con un diseño que era más moderno que el de sus rivales. Su motor, con un cilindro inclinado 15 grados se dice, me encantaría hacer la comparativa, que tenía más potencia que el de su rival, la Vespino.

Como os he dicho, hay multitud de versiones, pero a mí la que me gustaría tener es...

La Derbi Variant Sport R, alma de carreras con pedales

Con 14 añitos, Derbi te prometía sensaciones de carreras a través de su Variant más deportiva. Es una de las Variant que me gustaría tener algún día, junto a la TT.  A ser posible de serie, no hay muchas y las que hay van hasta arriba de preparación. La Variant se ha mantenido bastante en el tiempo desde aquellos años 70, este modelo, se empezó a comercializar en los años 90.

Sin duda lo que te llamará la atención, si no la conoces, es su aspecto y su barra central. Se parece, seguro que te acuerdas, a la barra que tenían aquellas BMX, las BH California, que eran una pasada. De hecho le poníamos una protección en la barra para no estropearnos el "hueval".  Esta mítica barra de la Variant Sport R, la otorgaba más rígidez, a ver, no sé si has cogido alguna vez una moto clásica. La verdad es que respecto a las modernas, en suspensiones, chasis y gomas son infinitamente peores, si no, de qué Marc Márquez va a tocar hoy con el codo y Freddie Spencer no. Con esto te quiero decir, que por muy Sport R que fuese, seguía siendo un Variant. Con leves mejoras, pero aun con la barra atravesando la entrepierna, el ciclomotor se retorcerá, notarás como la rueda trasera y delantera no van al mismo sitio.

Su motor, respecto al normal, era más potente. Hablamos de 4,2 cv, la capacidad del cilindro la apuraron hasta límites insospechados cubicando 49,94 centímetros cúbicos, un poco más y este ciclomotor no se podría llamar ciclomotor es un dato super curioso.  Un escape mas recto, con menos fibra y una boca con mayor diámetro, le daba también un plus de prestaciones, todo esto junto al carburador Dell Orto. La suspensión era la misma que la Derbi Variant Sport a secas, pero tenía un freno de disco delantero de 180 mm, con tambor atrás. Esto era una práctica habitual entre muchas motos, algunas incluso mucho más potente. El disco, era más una declaración de intenciones que algo necesario.

La posición de conducción era la más deportiva de todas las Variant, de hecho creo recordar que había un asiento monoposto, típico de la competición. Es una moto que se vendió poco, pero que representa el máximo exponente de la Variant de la evolución de aquel primer Variant que apareció en los años 70. Costaba 180.000 pesetas, de las de antes como dicen los abuelos. Algunas eran auténticas balas rojas.

Sin duda esta Variant Sport R es una pasada. Además hay una cosa curiosa, hasta 1998 no era obligatoria la matricula y seguro, con lo que todas estas Variant salieron sin matricular, muchas de ellas para competir en pistas ratoneras. Por un momento, me he imaginado cuando podría costar el seguro, de un chavalín de 14 años, que se compra esta Derbi Variant Sport R. Esta moto, es un claro ejemplo de que antes daban de sí las cabezas pensantes de las fábricas y que poco necesitábamos para divertirnos en moto.

Tanto si tuvisteis esta Variant como otra más "normalita", era casi de obligado cumplimiento entre los jóvenes el trucarla.  Con un Kit de 70 de Metrakit y poniendo un Dell Orto de 19 (más grande), volabas y hacías unos jacos tan largos que te desvanecías en el horizonte. Hoy, hay muchos clubs en España, también en Europa, que tiene Derbi Variant restauradas preciosas. Cada uno de da un toque, unos más deportivas, otros más modernas, sin duda hoy, son un ciclomotor válido para la ciudad o el pueblo.

Para finalizar, ya bajo el paraguas de Piaggio, Derbi lanzó hace unos años un scooter, tipo Predator o similares, llamado Variant Sport. No tiene nada que ver con la Variant original, pero el nombre ha quedado para los libros de la historia más mítica.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS