Harley-Davidson Livewire rompe todos los récords de velocidad

Alex Delgado  |  @ADelgadoM_  | 
My20 Parts And Accessories Photography

Es una de las marcas más importantes del mundo de las dos ruedas. En los últimos años han cambiado su enfoque empresarial, pero en el fondo, siguen siendo igual que siempre y mantienen esa esencia rompedora que tanto le caracteriza. Harley-Davidson se ha preparado a lo largo de los últimos años para afrontar un relevo generacional que era necesario. La firma americana ha visto como el futuro de las dos ruedas pasa por la energía eléctrica y por ello ha sorprendido con el lanzamiento de su primera moto  impulsada por este tipo de energía: la Harley-Davidson LiveWire.

Con un precio de 33.700 euros  nos encontramos con una de las motos eléctricas más potentes del mercado. La Harley-Davidson Livewire monta un motor que tiene una potencia de 105 CV y una batería de 15.5 kWh. Esto hace que gracias a la localización del motor, que se sitúa en la zona inferior de la parte media, pueda llegar a tener una velocidad punta de 177 km/h y un par motor de hasta 115 Nm.

Respecto a la parte ciclo nos encontramos con un bastidor de acero. En la parte delantera, la Harley-Davidson LiveWire monta una Horquilla invertida Showa SFF-BP regulable junto a un doble disco con pinzas de freno Brembo y un monobloque de cuatro pistones y anclaje radial. Por otro lado, en el tren trasero equipa un monoamortiguador Showa BFRP regulable sin bieletas y un disco de pinza simple. En Harley-Davidson la seguridad está presente en todo momento y por ello, no han dudado en montar un sistema ABS con asistencia en curva.

El espíritu Harley-Davidson siempre presente

La línea de esta Harley-Davidson no difiere demasiado de sus motos clásicas, especialmente en la zona del depósito que nos recuerda junto al asiento, el porta matrículas anclado en la rueda trasera o incluso el faro delantero LED, a una de las marcas más importantes del mercado. Por eso, en Harley-Davidson LiveWire han pensado en el usuario, haciendo que tenga una posición de pilotaje deportiva en todo momento pero sin ruido alguno al ser eléctrica.

Su autonomía es bastante limitada, con 225 km en ciudades y 142 km en carreteras secundarias, que junto a los más de 240 kg de peso hace que sea incluso incómodo pilotarla. Ahora esta moto ha sido probada en circuito, llegando a superar la barrera de los 177 km/h que tanto les costaba alcanzar al resto de motos eléctricas. Se trata de una moto que está en acaparar la atención de aquellos usuarios que tengan prisas y que no necesiten la moto en menos de dos horas, puesto que su carga en un enchufe doméstico tarda más de 11 horas para la carga completa.

 

 

Lee a continuación: Kalashnikov se pasa a las dos ruedas y presenta la IZH-49

Ver todos los comentarios 2