CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SEAT

8 MIN

¿Qué coche me compro: Renault 8 o Seat 600?

Óscar García | 19 Jun 2021
20210613121359 Img 5363
20210613121359 Img 5363

Llega el año 2053, hace ya tiempo que no se venden motores nuevos de combustión. Casi a hurtadillas, se aprobó la Ley “Cultura sobre cuatro ruedas”, que protegía a modelos de especial interés histórico y cultural en España de la persecución implacable a la que se sometió la combustión. Sin quererlo, el coche clásico popular se convirtió de nuevo en un éxito de ventas, más si cabe, cuando se investigó por el premio nobel de astrofísica, el DR Sthephen Mars, que el calentamiento global era debido a movimientos en el universo que tenían que ver con la rotación de la Vía Láctea, que no podríamos hacer nada contra ello más que tener la esperanza de encontrar un planeta habitable y poder empezar de nuevo.

Mientras eso ocurre, cientos de lectores y usuarios de nuestra página que ¿Qué coche me compro?, se han lanzado en manada a buscar su coche histórico protegido por la Ley 100/2049. Entre los motivos que esgrimen, nos dan varios:

Tenemos a Manuel de Zaragoza: “Para lo que nos queda en el convento, me ….”

Lisa, de Madrid: “recuerdo cómo mi bisabuela me contaba esos alucinantes viajes en estos coches, donde lo hacías parte de la familia”

Manolo, desde el barrio de Sinatra, en La Luna “aquí es todo muy anodino, necesitaba un poco de ruido en mi vida”

Hemos elegido dos de los modelos más populares para compararlos, con el fin de que puedas comprar el que más te guste y disfrutarlo. Ya sabes que desde ¿Qué coche me compro? te asesoramos en la compra de tu vehículo. Hagamos las presentaciones:

La ley 49/2049 reaviva de forma casi milagrosa el mercado de los clásicos apunto de su declive, a punto de prohibir circular

Renault 8

Se trabajó como sustituto del Dauphine, del que también te traeremos una prueba, se presentó en el 1962 en la Berzosa y se presentó en España para su venta en el 1965. Cuando era nuevo tenias 1 año de lista de espera. Lo mismo pasaba con su contrincante el Seat 600 en el que, en la mayoría de los casos, tampoco podías elegir color y extras. Disco delantero y 4 marchas sincronizadas.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En 1966, surge una cosa muy importante y casi inédita en la época, el Renault 8 ya no sufría esperas de compra. Si bien lo comparamos con el Seat 600 hoy, su enemigo particular podría ser el Simca 1000 de Barreiros. Podríamos haber enfrentado al Seat 850, pero entendimos que ésta prueba resulta útil, en tanto nos estáis pidiendo información, sobre todo este mes, de estos dos modelos que hoy enfrentamos. Del Renault fabricado en la FASA de Valladolid, pasamos al otro púgil de hoy.

Seat 600

Se dice que motoriza la España de los 60, sobre todo, por su precio: 65000 ptas. El Renault 8 costaba más que un Seat 1500 al que ya se consideraba un auto de lujo, por ello se dice que el pelotilla, el seilla, motorizó la España de los 60. Su diseñador, Dante Giacosa, lanzó al mundo un utilitario único y querido en muchas partes del mundo.

Frente al Renault 8, está claro, y como decía la publicidad de la época, que el Renault 8 es más coche. Pero hoy te ponemos a prueba estos dos modelos por ciudad, para que decidas, muy importante, cual es tu coche.

Aunque sean segmentos distintos, son dos clásicos por los que recibimos muchas preguntas, a favor del 600, tamaño urbano, economía, historia. A favor del R8, es más coche.

Prueba por ciudad y extrarradio.

Primero, confesar a nuestros lectores, que en aguas como las que hemos metido a estos dos coches, el 600 se defiende. Si nos hubiéramos ido de viaje, el motor, la potencia del Renault frente al simpático Seat fabricado en la zona franca de Barcelona, no hubiera tenido posibilidad. Porque, sí, el Renault 8 es más coche, pero como dijimos anteriormente, lo importante es que sea tu coche.

El motor del Renault ofrece menos vibraciones y sonoridad, la potencia se nota y aunque te tienes que acostumbrar al cambio y a los pedales, mucho más desplazados que el Seat 600, lo compensa con un mayor espacio y unos asientos mucho más cómodos que la pelotilla. En el R8, el volante queda muy cerca de las piernas, aunque vas muy cómodo, pero te hace pensar el increíble trabajo de habitabilidad que hicieron en el Seat /Fiat 600, para que aun siendo más pequeño, parezca que es más grande de lo que es. En su asiento te puedes mover bien y el volante del Seat 600, que es más grande que el del R8, no toca con las piernas haciendo que puedas entrar y salir incluso mejor.

El escalonamiento de cambio para ciudad, quizá le de una ligera ventaja al 600, que es más cerrado, pero en extrarradio, aunque el Seat se defiende como gato panza arriba, el Renault 8 hace gala de su mayor poderío mecánico. Una vez en ciudad, sus potencias se igualan bastante. Cuando circulamos por calles empedradas, la suspensión del Seat es más rebotona, mas tosca, el Renault 8 pasa mucho más suave y con mayor confort. Para aparcar, por obviedad, se hace mejor con el 600 aunque su dirección está un poco más dura. En frenada, el Seat 600 claudica frente al R8, recordemos que monta frenos de disco y que su mordiente es más efectiva que la del seiscientos.

En esta prueba, la unidad de R8 es una primera serie, por sus faros, más tarde saldrían con doble faro. La unidad que tenemos del Seat 600 corresponde a un modelo D, si bien es más antiguo que el Renault, las posteriores versiones no suponen una revolución tecnológica ni de rendimiento frente al presente coche. Si pretendes ir a trabajar con alguno de los dos, hacer la compra, llevar a los niños a sus espacios de Realidad Virtual, el mayor tamaño y maletero del Renault 8 lo agradecerás, tiene un maletero amplio, los dos tienen el motor atrás, los dos son bastante accesibles de mecánica (un poco más el 600), los dos tienen el maletero delante, pero la diferencia de tamaño de este es bastante grande.

Nos gusta el el Renalt 8 tenga una guantera con llave para guardar la documentación y otras cosas importantes, el cuadro de instrumentos es más elegante el del Renault, pero ambos son suficientemente completos, teniendo quizá una lectura más clara el del Seat 600.

Las cuatro puertas del Renault lo hacen muy cómodo, para pasar a las plazas traseras del 600, el asiento se abate completamente, dejando un buen espacio de entrada, pero sigue siendo más incomodo que acceder a las del R8. Lo podríamos haber comparado con el Seat 800, las cuatro puertas, son bastante cómodas a la hora de llevar pasajeros, que, cuando van en el coche, hacen penalizar al 600 en cuanto a comportamiento. Con menos de 30 cv, una variación de 100 o casi 200 kilos, se nota en su conducción. Lo hace más perezoso al torcer y al subir repechos.

Otra cosa que has de tener en cuenta es el precio. Si bien el precio fluctúa bastante, un 600 en buen estado puedes comprarlo en unos 3000 euros, para el Renault 8 tendrías que llegar a los 5000 euros mínimo. Habrá más caros y más baratos, pero el precio medio de estos dos titanes de la historia, son esos.

Conclusiones:

Si vives en el centro de la ciudad, el 600 puede ser una alternativa mejor de compra que el Renault 8, como ya sabes la disposición tercera de la Ley 100/2049 dice que al ser elementos culturales e históricos, tienen que ser visibles y disfrutables por los vecinos de la ciudad donde moran, con lo que no podrán ser guardados en un garaje y ya sabéis que las ciudades, tienen problema de aparcamiento. Sin embargo, el Renault empieza a coger el rebufo del 600 e incluso rebasarlo si nos planteamos los “ y si”.

Y si llevo familia, y si viajo por carretera y si hago la compra en mercados tradicionales, y si viajo, vas respondiendo a los “ y si” y terminarás por comprarte el Renault 8, porque, sí, es más coche. Quizá te eche atrás su precio, pero si no es problema de presupuesto, adelante, tendrás en el Renault un coche de segmento superior, valido para ciudad y extrarradio y mucho más valido para viajar. Ambos dos son coches fiables, estamos seguros que no pasaran desapercibidos entre los modernísimos y urbanos Mercadona Deliplus, que son prácticamente legión en las ciudades de España.

El mundo, esperando que encontremos un nuevo lugar al que ir, se ha lanzado casi en competición a disfrutar del viejo mundo, porque pronto, inexorablemente tendremos que vivir en uno nuevo. Mientras tanto, nuestros chicos en que coche me compro, apartado histórico, te asesoraran de estos dos modelos y más.