CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Clásicos

10 MIN

¿Qué prefieres la reinterpretación o el clásico original?

Óscar García | 20 Ago 2021
Alpinedealpine
Alpinedealpine

Demolition Man y Jurassic Park, dos películas distintas, pero con una moraleja que me servirá para describiros esta nueva fiebre, que promete subir de grados. Si no te gusta el cine o eres de esos cinéfilos que ven películas de directores sin reseña en Wikipedia, te haré una breve sinopsis sin desvelarte la trama. Básicamente en Demolition Man congelan a dos hombres, criogenizan para ser más exactos y luego los liberan en un futuro lejano. En Jurasic Park, mediante los mosquitos que se quedan en el ámbar, clonan dinosaurios y los traen al futuro.

En Demolition Man todo está en orden, al fin y al cabo, es el mismo tío que vivió hace años, en un futuro en el que poco a poco se va acostumbrando, de hecho se hacen los reyes del mambo de una forma muy natural. En Jurasic Park no va tan bien, los dinosaurios cierran el parque, se comen a todo cristo y a poco se reproducen descontroladamente hasta hacerse (segunda parte) dueños de una isla. ¿Qué tiene que ver esto con los coches con nombres que ya vivieron en el pasado? Pues tiene un poco de las formas de Jurasic Park, los clonan lo más parecidos posibles modificando sus genes como en la película, incluso crean nuevos dinosaurios. La receta de Demolition Man, sería un Ford GT 40 que ha estado en un pajar y es restaurado incluso levemente mejorado para el mundo moderno.

¿Por qué no es buena idea usar nombres del pasado?

Primero porque toda criatura se merece tener su historia y no ser presa del pasado, me acuerdo ahora mismo a grandes pilotos, que tienen nombres de célebres campeones. Quizá tengan un inicio más sencillo, pero después les pesará el nombre como si tuviera acero en los zapatos. Hace poco presentamos el nuevo Lamborghini Countach, que no es más que un Aventador con otra decoración, caro de narices y con un apellido historico de la marca. ¿Qué persona con buen gusto en esto de las cuatro ruedas va a comprarse una recreación pudiendo optar al original? Si tienes dinero para el nuevo Lambo, tienes dinero para buscar un Countach clásico y comprarlo.


Podría entenderse en coches con apellidos legendarios, en los que el moderno, es más barato que el clásico. Por ejemplo, el Ford Mustang. Por compararlo con su homónimo de los años 60, incluso el Mustang moderno más caro, te costará unos 20.000 euros menos que una buena pieza de los 60. De acuerdo, pero que sepas que, aunque lleves un Mustang Bullit moderno, no llevas un Mustang, llevas un invento del departamento de Marketing. Puedo entender lejanamente, que ese nombre mítico suponga un confortable abrigo para el ego, ¡mirad chicos! Llevo un Countach de 3 millones de euros.¿ Cómo se quedará cuando vea alguien con un Countach de verdad?

¿Cómo podríamos saber si esa reinterpretación es buena?

Lo primero, su diseño. Siguiendo con Lamborghini hubo una reinterpretación moderna del Miura que es deliciosa. El diseño si deciden ponerle un nombre histórico, tiene que recordar a ese modelo. El Ford GT 40 también me parece una gran reinterpretación de clásico y no es nada fácil, hablamos de un coche deportivo y de competición mítico.


Lo segundo el significado histórico. Hay coches clásicos que se hicieron leyenda por sus soluciones técnicas, por sus logros en competición, por ser un hito de la movilidad. La reinterpretación tiene que mantener esa filosofía. Es más sencillo volver a resucitar nombres históricos, si estos tuvieron una trascendencia popular, es decir, el Fiat 500 el coche que motorizó la Italia de los 50 y los 60 tiene una filosofía parecida al nuevo Fiat 500. Ambos son coches pequeños, urbanos, coquetos, que facilitan la movilidad. ¿Qué filosofía pueden compartir en Coutach clásico y el moderno? Es más complicado y eso lo hace peor reinterpretación.

Lo tercero y muy importante intentar no aprovechar otras plataformas del grupo para construir un coche con nombre legendario, entonces en esta casi sí, es un invento de marketing y no un intento de resucitar un nombre glorioso. Aparte, es una ofensa a siglas que en muchos casos salvaron una marca o la alzaron al olimpo de la automoción.

¿Por qué los fabricantes usan nombres de coches clásicos?

Bueno, es obvio. No es lo mismo presentar el Seat Mii, que el Seat 600. Primero porque ya tienes el terreno de la popularidad ganado, lo segundo y muy importante porque has hecho latir el corazón de alguien que estará dispuesto a comprarlo frente a la competencia. Quizá te preguntes, por qué Seat no aprovecha estos nombres históricos, bueno es sencillo. Hasta el Ronda, incluso él también, aunque ganara el juicio Seat, todos los modelos son Fiat. Realmente Seat comenzó su historia en solitario, aunque de la mano del grupo VAG a partir del Ibiza (que lo mantiene en lista) y el Málaga.

Eso es algo que por ejemplo Renault si se puede permitir y ya anunciaron que volverá el 4 latas convertido en eléctrico. ¿Me parece mal? No, al contrario. Aunque yo le habría llamado de otra forma porque hay que dejar descansar el alma de los coches clásicos. Los nuevo 4L o incluso el Alpine A 110 mantiene la misma filosofía y pretende el mismo objetivo que el de sus ancestros. Los diseños además son muy acertados.


Dicho esto, basta ya de condescendencia, puestos a elegir sin duda compraría el verdadero A 110, que cuesta más o menos lo mismo que el moderno; unos 70.000 euros y sin duda, prefiero tener un 4 latas original a otro eléctrico. No quita que, si algún día tengo un electrodoméstico con ruedas, me decante por alguno así, sobre todo si el diseño es como nos han avanzado ya.

Los clásicos al estilo Demolition Man

Tengo claro dos conceptos, coche como movilidad, coche como disfrute. No son compatibles, los hacemos compatibles si no hay más narices. ¿Puedes disfrutar con un coche que solo tenga como pretensión la movilidad?, si porque te lleva sin rechistar, no te da problemas, pero eso no es amor. Con un coche de ocio los tendrás: donde lo aparco, donde lo reparo, es más incómodo, es menos práctico, sin embargo, esos pocos o muchos kilómetros que harás con él, merecerán la pena.

Por el precio del nuevo Alpine a 110, compras un Renault 5 Alpine y un BMW X3 para ser un suvebordillo ¿más?, negativo. Cuando aparques tu coche convencional, ese que no se rompe, no te escucha, no te habla, no suena, no te hace sentir, no tiene fallos, no hace que te miren. Cogerás tu Renault 5 Alpine o tu Seat 124 Sport, o así de unos 20.000 euros molón…el 131 2000, algún MG o TR5, un 75 América o buscando bien algún Guilia antiguo, un DS, un Cooper original, tienes millones de alternativas que te aseguro, te harán disfrutar más de la conducción.

El equilibrio de Aristóteles está bien para una vida bienaventurada, pero a veces supongo que casi todos, queremos salirnos de ese eterno guion de cine que son nuestras vidas. Hablando de Mini, la única caja que merece la pena y se parece más al original es la primera. Las últimas son enormes y no transmiten nada, sin dudarlo me compraría el primer Mini Cooper S, R 50 al último Mini GP. Y tú sin saberlo ¿verdad? Por el precio de un Mini GP, te compras un 40 aniversario de Rover, esos 70 cv y una dirección tan directa que al principio tendrás miedo de coger una rotonda te ofrecen mucho más en cuanto a sensaciones. Y te sobra para tener una berlina, tener una familia y pagarles la universidad a tus hijos, o si eres soltero y joven eternamente, irte unos cuantos veranos a Formentera.

¿Por qué comprar la versión antigua en vez de la moderna?

Bien, he pecado de ser equilibrado y comentar que, en algunos casos, las versiones modernas de los clásicos reinterpretados merecen la pena. Pero, sin importar el dinero que es un factor importante, no conozco ninguna versión moderna que merezca más la pena que tener su versión original. Te doy algunos motivos.

Si te importa la pasta, no temas en echar un poco más de dinero en la versión antigua. Es una apuesta segura como inversión. ¿Te acuerdas de esos 20.000 euros más de la versión más cara del Mustang a un buen Mustang de los 60?, nada más salir de la Ford, será casi lo que perderás al sacar el coche del concesionario.
Si es como coche de ocio, te lo pasarás mejor. Quiero hacer una anotación. El último Mustang es la mejor reinterpretación del original, eso sin duda. Aunque Ford, al principio midió mal la pasión europea y no le vendiera aquí más que con el motor ECOBOOST, un verdadero despropósito. Finalmente el V8, devolvió el interés por el modelo. No hay nada, ningún coche, que se asemeje en a la conducción y sensaciones de un coche clásico. Si es para disfrutar, olvídate de lo moderno.

No irás subido en un invento de Marketing. Muchas reinterpretaciones están bien, pero otras vas sentado sobre un coche, con suerte de la misma marca, que le han modificado levemente el diseño para que se parezca al coche clásico. Algo similar a los Hurtan, esa marca de coches modernos que coge plataformas como por ejemplo la de un Jeep y le ponen una carcasa de coche clásico.

No todos tenéis por qué ser tan puristas, hay gente que compra bolsos de primeras marcas en mercadillos, la verdad es que algunos están bien realizados y ahí nos metemos en otro charco, seguramente se fabriquen en el mismo lugar donde se fabrican los reales por la deslocalización empresarial y por un abaratamiento de la mano de obra. Eso, pasa también en la automoción actual. De lo que puedes estar seguro es que el coche clásico, es cien por cien original. Antes primaba más la artesanía, el hecho a mano con sus cosas buenas o malas. Ahora con la industria tan mecanizada, te venden un producto genuinamente americano que se fabrica en Vietnam, le ponen la marca y te cobran un porcentaje insultante más de lo que les ha costado.

¿Actualizar un clásico?

Si ya has decidido, que te gusta la chapa y no el plástico te cuento alguna de las dificultades que podrías tener y son, las que creo que a veces las personas se echan atrás.

Recuerdo esas mascotas virtuales como en un huevo de plástico, eran los tamagochis. El tamagochi es el coche moderno, prácticamente le puedes maltratar y el tamagochi seguirá ahí. Se te encenderá algún testigo, pero no notarás diferencia. En cambio, el coche clásico es una mascota real, un ser vivo y si no lo cuidas, tendrás problemas de verdad.

Para tener un clásico o sabes de mecánica o tienes que atender que al menos 1 vez cada tres meses convendría que lo revisara un mecánico. Piezas para la gran mayoría hay, sobre todo de Seat clásicos. Por otra parte, es importante y hazle la peineta a los puristas, que son una secta, saber que puedes actualizar tu clásico. Pintarle y restaurarle de chapa siempre es un plus para que parezca nuevo, cambiar las bombillas de los faros, poner alternador si tiene dinamo, puedes hacer modificaciones en motor o incluso mejorar elementos dinámicos como suspensiones y frenos que te harán ir sobre todo más seguro. Puedes ponerle un buen equipo de música y cientos de cosas más que harán que tu clásico, se adapte lo mejor posible al presente, tan alejado de su fecha de matriculación.


Después de leer esta breve reflexión, puede que creas que no tengo razón, que no tengo ni idea, que hablo sin propiedad. Puedes desprender todo tu odio en comentarios, pero recuerda y lo estaré esperando, recuerda cuando te sentirás cuando sentado en tu Mustang del 2021, se ponga otro al lado del semáforo de 1965. Te recorrerá una sensación, que hará que te acuerdes de mí. Para entonces, espero que edites tu comentario.