Seat MÓ lanza su primer servicio de motosharing en Barcelona

Alex Delgado  |  @ADelgadoM_  | 
Seat MÓ

El mundo de las dos ruedas se reinventa y ahora han encontrado la mejor alternativa en el sector eléctrico. Cada vez son más las empresas que apuestan por la energía eléctrica y un claro ejemplo es Seat, que en el pasado mes de junio presentó su nueva marca Seat MÓ, una iniciativa pensada en favorecer el transporte y la movilidad urbana. Ahora, Seat ha lanzado su primer servicio de motosharing en Barcelona y podrá a la disposición de los ciudadanos un total de 632 eScooters equivalentes a una 125cc.

En Seat han sabido aprovechar bien la entrada de la zona de bajas emisiones (ZBE) en la ciudad condal a principios de año. Por ello, Seat ha ofrecido dos servicios: uno de motosharing y otro de suscripción de motos eléctricas. De este modo, apuestan por la movilidad individual segura y pretenden ayudar a la reducción de la contaminación. En estos momentos con la COVID-19 presente, desde la marca han asegurado que han incluido medidas higiénicas y de seguridad adicionales para frenar el impacto del virus en los usuarios. La conocida fábrica incluye en cada una de sus eScooters redecillas higiénicas para la cabeza, dos cascos (uno para el conductor y el otro para el acompañante) y toallitas hidroalcohólicas. Las eScotters después recibirán un tratamiento con el producto Liquid Guard, un nano recubrimiento que protege los vehículos eliminando posibles virus, microbios, bacterias y hongos.

El servicio de motosharing que ofrece Seat MÓ es de fácil uso. Desde la marca junto al centro de desarrollo de software de la compañía han desarrollado una app y una plataforma de movilidad en la nube. Para ello, el usuario únicamente debe instalar la aplicación en su móvil y buscar la moto eléctrica de SEAT MÓ aparcada cerca de su ubicación a través del mapa que ofrece la app y desbloquearla.

Un modelo de suscripción pensado para todos los públicos

En Seat MÓ saben lo que se hacen y han logrado crear un modelo de suscripción que se adapta a cualquier circunstancia. Por ello, ofrece un modelo de suscripción todo incluido (seguro del vehículo, un casco y un cambio de batería semanal) y permite tener acceso a la moto por semanas o meses sin obligación de permanencia. El servicio tiene un coste de 75 € a la semana, 200 € mensuales y en caso de hacerse con un servicio trimestral, tendría un coste mensual de 150 €. La compañía también ha implementado la suscripción semanal y mensual a sus dos modelos de patinete eléctrico. El eKickscooter 25 tiene un coste de 15 € semanales y 40 € mensuales, mientras que el nuevo eKickscooter 65 puede alquilarse por 25€ semanales o 75€ al mes.

Lee a continuación: Triumph desvela la Triumph Trident 2021, una de sus grandes cartas para 2021

Ver todos los comentarios 0