Wiesmann renace de sus cenizas, y lo hace con la mecánica del BMW M8

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Wiesmann Project Gecko 1

Wiesmann es un fabricante alemán de coches deportivos, un fabricante que durante la pasada década nos conquistó con coches de espectacular diseño. Estos coches estaban animados por mecánicas de origen BMW y altas prestaciones. De hecho, mi compañero David Villarreal llegó a conducir una unidad del MF4-S hace ya años. Desafortunadamente, en 2014 la marca quebró a causa de la crisis. Tras la quiebra, y tras un parón de cinco años, la marca del gecko renace de sus cenizas bajo una nueva dirección. Su primer coche se conoce internamente como "Project Gecko" y empleará la mecánica del nuevo BMW M8.

La nueva Wiesmann está dirigida por los hermanos Berry, y en 2020 planean volver al mercado con un nuevo deportivo. Un deportivo basado en los antiguos MF5 fabricados antes de la quiebra, o al menos, inspirado estéticamente en ellos. Varios detalles clave de la marca seguirán estando presentes en esta nueva era, como son una calandra ovalada y unas ópticas traseras de pequeño tamaño. Pero sin duda, lo más prometedor es la mecánica que albergará en su interior. Como viene siendo habitual en la marca, estamos hablando de una mecánica turbo de origen BMW Motorsport, de ocho cilindros.

Su diseño será característico, muy similar al de los Wiesmann del pasado. Pero bajo la piel habrá muchos, muchos cambios.

Wiesmann Project Gecko 2

Es el mismo motor 4.4 TwinPower Turbo V8, un motor con una potencia que bien podría estar en el entorno de los 600 CV. Este V8 desarrolla 625 CV en los BMW M8 Competition, y no será modificado más allá por parte de Wiesmann. Se asocia a una caja de cambios automática de ocho relaciones y convertidor de par, la misma que BMW usa en sus modelos más potentes, de origen ZF. Sea cual sea su potencia final del Project Gecko, Wiesmann promete una aceleración hasta los 100 km/h en menos de 3,5 segundos y una velocidad punta superior a los 320 km/h. No está mal, ¿verdad?

Además, tendrá un reparto de pesos perfecto y un peso contenido. No será el peso pesado que es el BMW M8 y difícilmente pesará más de 1.500 kilos - el BMW M8 pesa dos toneladas. Al igual que sus predecesores, este nuevo Wiesmann será construido de forma artesanal, por parte de un fabricante que sigue siendo completamente independiente. Se seguirá fabricando en la factoría de Dülmen, construida en la forma de un gecko, el reptil en el que se inspira la marca. Más detalles serán revelados durante los próximos meses, y estad seguros que los estaremos siguiendo muy de cerca.

Wiesmann Project Gecko 6

Lee a continuación: Wiesmann vuelve a la vida, tras un "boca a boca" por parte de inversores británicos

Ver todos los comentarios 2
  • ch460

    No concibo este tipo de coches sin cambio manual...

  • Rog MC

    Lástima que sea algo tan exclusivo.

    Los diseños de esta marca me parecen exquisitos. Están en otra órbita totalmente. Qué pena que ninguna marca se arriesgue a ir tan lejos. Aunque tampoco me extraña.
    Por soñar, pondría un Wiesmann por delante de cualquier Ferrari en mi garaje...aunque veo muchísimo más asequible este último. Al menos, hay talleres donde llevarlo.