El 12 de marzo de 1952 Mercedes - Benz presentaba a la prensa su primer coche de competición tras la Segunda Guerra Mundial, un aerodinámico coupé que competiría ese año en el Mundial de Deportivos. El 300 SL ganó aquel campeonato con dobletes en las 24 horas de Le Mans y la Panamericana, y se convirtió en la primera piedra del renacer de la marca. Cuatro años más tarde Mercedes había vencido en dos mundiales de Fórmula 1 y la versión de calle de su 300 SL tenía tal éxito en Estados Unidos que la revista Sports Illustrated decidió dedicarle un amplio reportaje. El 12 de marzo de 1956 salía publicado el extenso artículo de Kenneth Rudeen ilustrado a toda página por unas fascinantes imágenes del SL tomadas por el fotógrafo de guerra David Douglas Duncan. Quizá las más bellas fotografías tomadas jamás de un coche... y en las que apenas es posible distinguirlo. Unas fotografías cuyo relato es un paseo por la historia y el arte del siglo XX, desde Robert Capa a Picasso pasando por la Plaza Roja de Moscú. Hoy hace 60 años que vimos por primera vez "Los fantasmas de Sindelfingen".

Continuar leyendo »

Empecé a escribir este artículo el día en el que Carlos Sainz ganaba en Salta su vigésimo octava etapa en el Dakar, colocándose a sólo una de otra leyenda viva del automovilismo, Jacky Ickx. Unos días más tarde, después de igualar al belga y estrenar liderato en la carrera, su Peugeot dijo "basta" y Sainz abandonó. Sin embargo las razones por las que empecé a escribir este post siguen vigentes: decir, por si no se hubiera dicho lo suficiente, que Carlos Sainz es probablemente el piloto en activo más importante del automovilismo mundial porque es el último representante de una era de las carreras que ya sólo existe en nuestra nostalgia.

Continuar leyendo »