27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

¿Quieres un Porsche? Ahora puedes tener una bicicleta de Porsche

( @FajardoRacing ) el

Además de los coches eléctricos, de hidrógeno, biocombustibles o del tipo de sean, una de las soluciones para mejorar la calidad de vida de la gente en las ciudades es eliminar parte del tráfico que circula por ellas. Ahora, gracias a Porsche podremos tener unas bicicletas únicas, con todo el encanto de la marca y toda su tecnología al servicio de una movilidad limpia y saludable.

Los dos modelos que ofrecen heredan su nombre de las mejores galas de la marca alemana. Ambos están principalmente orientados a uso en asfalto. Por un lado tenemos la Bike RS, que ya con sólo leer las siglas sabemos que será la mejor de las dos, mientras que el modelo inferior es la denominada Bike S, que aunque no ofrece la misma cantidad de tecnología sigue siendo muy buena bicicleta. Vamos a ver qué ofrece cada una.

Empecemos pues con la Bike S. Está compuesta por un cuadro de una sola pieza en aluminio muy ligero que va unido al asfalto a través de unas ruedas de 29 pulgadas (sin suspensión de por medio al ser para asfalto), y cuenta con unas gomas orientadas al uso que se le va a dar. Para completar el conjunto cuenta con frenos de disco accionados hidraulicamente con un sistema de la marca Magura. Para poder cubrir todo el tipo de pendientes y esfuerzos cuenta con un cambio Shimano de 11 velocidades.

Porsche Bike

Sin embargo la Bike RS ofrece algo que intuyo barato no será. Para empezar se sustituye el cuadro de aluminio por uno en fibra de carbono, con el consiguiente aumento de resistencia (y de precio) a la vez que se reduce su peso. Las ruedas también son de 29 pulgadas, pero se aprecia que el diseño tiene menos radios, y por lo tanto menor peso. Los frenos también ganan, con unas palancas de freno en fibra de carbono. Y para terminar, el cambio de marcha sube hasta las 20 velocidades, ofreciendo un mayor ajuste para un disfrute mejor.

Quizá a más de uno le extrañe que propietarios de Porsche vayan a comprarse estas bicicletas, pero creo que tendrán bastante mercado. Por un lado, normalmente los que tienen un Cayenne suelen tener hijos, por lo que puede ser un buen regalo (y bastante friki si me permitís). Donde le veo más uso (aparte del recreacional) es para propietarios de versiones más radicales o pilotos a los que les gusta la bicicleta y quieren entrenar, sobretodo los que corren competiciones de Porsche. No son pocos los pilotos que entrenan y disfrutan de la bicicleta, y aunque existen otras opciones en el mercado no creo que estas sean precisamente malas.

Quién sabe, lo mismo algún día podemos escribiros una prueba en Tecmovia sobre ellas.

Fuente: Autoblog
En Tecmovia: 10 años de Segway: reflexiones sobre diseño industrial y movilidad sostenible | Shelby Cruiser Bike, burnouts a dos ruedas a base de potencia animal | Mini Folding Bike: solución al problema de llevar una bicicleta en un Mini

Comentarios...

No está permitido comentar.