Cómo hacer fotos food porn para dar envidia a tus amigos

Patricia Catania @PatCatania

Instagram se ha consolidado como la mejor red social para transmitir nuestras experiencias gastronómicas. Cada vez es más frecuente ver a la gente hacer maniobras extrañas para captar la mejor cara del manjar que van a llevarse a la boca.
Al margen de postureos varios, tenemos que reconocer que nos encanta exhibir lo que comemos y poner los dientes largos a nuestros seguidores.

 

Ejecutar una fotografía gastronómica profesional no es tarea fácil. Plasmar de manera atractiva hamburguesas del McDonalds requiere horas de trabajo e incluso un profesional que se dedica exclusivamente a utilizar técnicas para embellecer el producto.
Los amantes de la fotografía, y de la comida, debemos buscar la mejor forma de sacar el perfil bueno de los alimentos, por ello, ahí van unos sencillos consejos para adentrarnos en el complicado mundo de la fotografía gastronómica:

1. Identifica cuál es el perfil bueno del plato antes de comenzar a sacarle fotos. Dale mil vueltas si lo crees necesario y prueba diferentes encuadres.

2.Huye de la luz artificial, ya que puede cambiar drásticamente el color de los alimentos. La luz natural siempre dotara a la foto de naturalidad, valga la redundancia, y los alimentos resultarán más atractivos a la vista.

3.Sé rápido. Los dos consejos anteriores tienen que realizarse con cierta rapidez, porque hay platos que se estropean visualmente si pasa demasiado tiempo. Además, comer la comida fría no mola nada.

Bombón de foie de Gorka Txapartegi de @restaurantealameda #Miniature2016

Una foto publicada por Eneko sukaldari (@enekosukaldari) el

4.Ten en cuenta la profundidad de campo. Enfoca el punto más cercano del plato o el alimento principal del mismo y desenfoca el resto. El fondo también es importante, aunque no tenga nitidez. Asegúrate de que no aparezcan elementos que estropeen el primer plano.

5.Olvídate de sacar fotos en picado. Encuadra la foto a nivel del plato para lograr un efecto más realista.

6.Las mesas de madera son ideales como fondo de los platos. Aportan tradición, simpleza y autenticidad. Entra en Instagram y verás que las cuentas gastronómicas más relevantes utilizan esta técnica.

7.Los instantes son la clave. El efecto del aceite cayendo sobre una ensalada o cualquier momento visual de la cocina de vanguardia pueden generar fotos con efectos únicos.

8.Di adiós a los filtros. Enmascaran los colores naturales de los alimentos y logran que sean menos atractivos a la vista. Recuerda, a veces comemos con los ojos.

9.La vajilla también es protagonista. Escoge platos sencillos y de color blanco.

10.Creatividad es la clave más importante de todas. Experimenta hasta lograr un estilo propio.

Happy to be here.

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀Delicious Martha (@deliciousmartha) el


Espero no haberte pillado en la oficina deseando que sea la hora de comer o de camino a casa tras una dura jornada laboral. Si se te ha despertado el gusanillo de la fotografía gastronómica, te animo poner en práctica estos consejos y a dejar volar tu imaginación para lograr resultados más sorprendentes.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!