El peor enemigo de los drones ya está al acecho en el aire

Laura Bastón @laurabpazo

Están por todos lados. Y cada vez los usamos más. Hablamos de los drones. Y es que son usados tanto en el audiovisual para permitir a las cámaras hacer planos aéreos, en la agricultura para obtención de datos sobre las cosechas pasando por los rescates como ayudar a los cuerpos de rescate a localizar a personas. Quién nos diría que algo tan pequeño podría ser tan útil. ¡Hasta existe una «Fórmula 1» de drones! La Drone Racing League es una realidad en Estados Unidos…Y en nuestra tierra, una panadería de Cantabria planea hacer el reparto del pan con drones, por si no me crees aquí tienes el vídeo para demostrarlo.

Pero hay algo que inquieta a los cuerpos de seguridad respecto a los drones. ¿Será para evitar un caos de pájaros, aviones y drones revoloteando por el aire? ¿O quieren evitar que podamos quedarnos sin dedos como casi le  en pasa a Enrique Iglesias durante su concierto?(Si no sabes de lo que te hablo, aquí tienes la respuesta) Sinceramente, no conocemos que es lo que inquieta a los cuerpos de seguridad de diferentes países y los drones. Pero lo que sí está claro es que ya han empezado a actuar.

Robotic Falcon: el Spiderman antidrones

¡Drone intruso a la vista! Llega el momento de que el «cazador» de drones salga en acción. Una vez avistado el intruso, comienza la persecución por parte de este avión no tripulado hasta dar caza a la amenaza. Mo Rastgaar, profesor de la Universidad Tecnológica de Michigan, ha creado este peculiar «superhéroe» antidrones sospechosos. Y la verdad, es que si te paras a pensar tiene su lógica, la facilidad con la que se puede adquirir un drone puede hacer que cualquier loco pueda dar un buen susto sin grandes esfuerzos. Volviendo al tema, este avión no tripulado dispara una red (que puede ser lanzada de forma autónoma o controlado desde tierra por un piloto) desde una distancia de 13 metros. El desenlace ya te lo imaginas…el intruso queda completamente enredado y no tiene escapatoria. Una vez ha sido capturado, es transportado a un lugar seguro.

Drones que cazan drones

Sin duda alguna podríamos denominarlo como uno de los grandes clásicos. Pero mucho menos espectacular que el método anterior. Para dar caza al intruso solo necesitas un drone, una red… ¡y a por él!  La policía japonesa ha dado el pistoletazo de salida en este tipo de prácticas. Su arma es un dron con tres metros de envergadura que despliega una red bajo sus hélices. Cierto es que tienen razones de peso para contar con este departamento y los 10 drones que la componen. Ya que no solo se deben enfrentar a curiosos que pretenden curiosear ygrabar más de la cuenta sino que incluso ha aterrizado un dron con con material radioactivo en las oficinas del primer ministro japonés. Como para no tenerlo en cuenta.
La policía holandesa tampoco se queda atrás en esto darle caza a los drones intrusos.DroneCatcher es el sistema desarrollado por la empresa Delft Dynamics promovido por el Ministerio de Seguridad y la Policía. Las redes vuelven a ser protagonistas, esta vez en forma de cesta acoplada al propio drone. Su funcionamiento es sencillo, tras ser detectada la amenaza el piloto acciona el disparo de la red mediante un cañón especial. Suponiendo que la puntería no falle, podremos despedirnos rápidamente del drone instruso. Si quieres ver su peculiar forma de actuar no te pierdas este vídeo.

No solo se capturan drones con drones, ha llegado el momento de las águilas

Parece que la policía holandesa no estaba de todo convencida con el funcionamiento del DroneCatcher. Están entrenando águilas para capturar los vehículos voladores no identificados. Sí, sí…Como lo estás leyendo. La cetrería está siendo llevada a otro nivel. Sin duda alguna resulta sorprendente, pero nos lleva a plantearnos si el pobre animal sufre algún tipo de daño a la hora de atrapar el aparato con sus garras. Principalmente porque para mantenerse en el aire el drone necesita que sus hélices giren con bastante intensidad y esto puede ocasionar heridas en las patas de las águilas. Están buscando una solución para reducir los riesgos del ave, ya que consideran este un método muy efectivo para acabar con los intrusos.

Reino Unido también se sube al carro de las aves para ponerle fin a los drones no deseados. En este país ya no es la primera vez que intentan colar un drone en una prisión, en la mayoría de las ocasiones con la intención de distribuir droga.

 

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!