Eurovisión para principantes

Peibols @Peibols
eurovision 2016

Este finde se celebra el Festival de la Canción de Eurovisión. Conocido popularmente como Eurovisión. Si nunca lo has visto o si quieres iniciarte en el apasionante mundo del eurofanatismo, te traemos las nociones básicas de uno de los programas de televisión más longevos de la historia. Además, el concurso puede decir que es el programa de televisión más visto. Ya no sólo en Europa, también allende los mares. Repasemos un poco Eurovisión con este guía para principiantes.

Eurovisión

Pues básicamente, Eurovisión es un concurso musical y se lleva celebrando desde 1956. Sesenta años, que se dice pronto. Es un programa que ya veía tu abuela cuando era joven. Al concurso se puede presentar cualquier país, a través de su cadena de televisión pública. Han de ser países que pertenezcan a la Unión Europea de Radio Difusión. No han de ser países europeos. El primer festival de Eurovisión se celebro en Suiza.

La sintonía de Eurovisión es tan conocida que seguro que la puedes taraear con mucha facilidad y luego no te la puedes sacar de la cabeza.

En España hemos enviado artistas salidos de Operación Triunfo. En Suecia mandan al ganador del Melodifestivalen, un festival televisado que supera (en calidad) a muchos de los programas musicales que podemos ver en nuestras actuales cadenas.

null

La canción no puede durar más de tres minutos. Y ha de ser cantada en vivo. En cualquier idioma. Este año enviamos un tema íntegramente cantado en inglés por primera vez.

El máximo de personas en el escenario es de seis. No se pueden subir animales vivos al escenario.

El grupo musical que más fama ha alcanzado tras su victoria en Eurovisión ha sido ABBA, formado por Agnetha, Björn, Benny y Anni-Frid. Lo intentaron con “Ring Ring” pero no ganaron el Melodifestivalen de 1973. Lograron la victoria en 1974 con “Waterloo”.

La que también participó en Eurovisión, aunque logró su lanzamiento internacional gracias a la banda sonora de Titanic, fue Celine Dion. Se presentó en 1988, por Suiza, aunque ella es canadiense, con el tema “Ne partez pas sans moi”.

No sólo de las hombreras de Celine viven los estilismos de Eurovión. También los hay que cambian de ropa a mitad de canción. Algo bastante habitual en el festival.

Dana International fue la primera mujer transgénero en ganar el festival de Eurovision con el tema Diva, en 1998.

Conchita Wurst fue la primera travesti en ganar el festival de Eurovisión en 2014.

Aunque España participó por primera vez en 1961, desde entonces sólo hemos ganado dos veces el festival: con Massiel y con Salomé. Mocedades, Karina o Betty Missiego quedaron en 2º puesto. Julio Iglesias y Sergio Dalma en 4º.

Azúcar Moreno, también en un 4º puesto, fueron las primeras en abrir el festival de 1990. Pero por un error de sonido, la pista pregrabada de sonido con las percusiones y ritmos básicos no sonó cuando debía. Las hermanas de los Chunguitos no dudaron en volverse para atrás y esperar a que se solucionase el problema.

Los eurofans viven el festival con muchísima intensidad. Tanto que son capaces de idear puestas en escena para sus cantantes favoritas. Coral, una de las eternas aspirantes que nunca lo consigue, tiene fans que idean luces y juegos de cámara.

El festival es un evento televisivo muy recomendable porque ahora es bastante más cortito de lo que era hace años. Los vídeos promocionales de cada país son breves y las votaciones se han agilizado bastante.

Aunque, entre tú y yo, si quieres amenizar el concurso puedes probar con algún juego para beber mientras lo ves. Lo cuál da siempre muy buen resultado.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!