Gastronomía nómada

Patricia Catania @PatCatania

El street food es la tendencia gastronómica del momento. Los puestos de comida callejera han invadido las principales ciudades del mundo. Las aceras de toda ciudad puntera como Nueva York o Londres tienen unos nuevos inquilinos: los food trucks. Se sitúan en puntos estratégicos de las ciudades para alimentar a aquellos que salen de la oficina, a los turistas o a quien no se puede permitir perder una hora de su tiempo sentándose a comer en un restaurante. Su principal función es dar un servicio rápido y ofrecer comida de calidad; que se trate de comida rápida no significa que no sea una opción equilibrada.

¿Dónde nace el fenómeno de los food trucks?

Existen muchas historias acerca de cuál pudo ser el origen de los food trucks. Richard J. S. Gutman, uno de los mayores expertos en food trucks del mundo opina que este fenómeno puede remontarse al año 1872. A Walter Scott se le ocurre la fantástica idea de vender sándwiches y pasteles por las calles del estado de Rhode Island con su carro de caballos. ¿Por qué era una buena idea? En el siglo XIX los restaurantes cerraban a las 20:00 y Walter podía desplazarse a donde sus clientes estuvieran en cada momento.

Su idea se extendió a otras ciudades y la oferta gastronómica fue evolucionando hasta que en 2008, Kogi´s Roy Choi se da a conocer en los Ángeles gracias a sus tacos de barbacoa con toque asiático. Un hito que marcó el inicio de los food trucks actualmente.

foodtruck2

Los food trucks se han convertido en `moderneo´ puro y duro

En España existen dos ligas en cuanto a food trucks se refiere: los profesionales y los aficionados. Mucha gente sin empleo se ha sumado al tirón de esta moda y se ha lanzado a montar su propio negocio dejando de lado la filosofía del street food. Es habitual encontrar food trucks con comida simplona que deja mucho que desear. ¿Unos crepes cumplen los requisitos de comida innovadora y de autor? Señores, no quieran camuflar la comida rápida y grasienta. Hay que diferenciar la comida callejera que se nos antoja a todos a altas horas de la mañana y la comida de calidad a buen precio que nos pueden ofrecer los chefs que salen de sus cocinas para dar a conocer su cocina en las calles. Como en todas la profesiones, la comida callejera esta sufriendo el intrusismo por parte de unos cuantos aficionados a la cocina que lo único que consiguen es dañar la imagen del resto.

IMG_1952

Concentraciones

Esta moda ha llegado hasta tal punto que cada semana hay eventos por toda España en el que un grupo de food trucks, se reúne para ofrecer sus creaciones a los amantes de la gastronomía. Estos acontecimientos van transformando la filosofía de la comida callejera y la están convirtiendo en una moda un tanto absurda. Un food truck está pensado para ofrecer comida en las calles no para juntarse con otros y crear un festival. Poco a poco estamos desvirtuando la verdadera misión de los food trucks: ofrecer comida a los viandantes. ¿Esperar una larga cola para poder probar esa hamburguesa que ves comer a todo asistente a la concentración? ¿Estamos locos?

Ser cliente de un food truck es un hecho que tiene que suceder por casualidad. Puede que nunca vuelvas a probar sus exquisitas recetas, pero siempre recordarás que cuando no tenías tiempo para preparar algo para comer y volver al trabajo, ahí apareció un food truck para solucionar todos tus problemas.

Los food trucks hasta en la sopa

La televisión americana es una de las pioneras en la producción de programas televisivos en los que, o bien se dan a conocer los food trucks más famosos de los Estados Unidos o gente amateur compite para ganar un premio: comenzar su andadura profesional con su propio food truck.

El pasado verano TVE apostó por el programa “Cocineros al volante”. Un concurso en el que 8 food trucks recorrieron la geografía española ofreciendo en cada enclave del concurso comida de calidad elaborada con los productos locales de la zona. Un road trip que ayudó a los espectadores a conocer un poco más de cerca el mundo de la gastronomía nómada. Y es que en general, las producciones televisivas en las que la comida es la protagonista están resultando muy bien. Programas como Master Chef, Top Chef o Pesadilla en la Cocina van ganando audiencia cada edición. Otra cosa no, pero comer nos gusta un rato.

empanada-592359_1920

La comida callejera de toda la vida

Lo cierto es que la comida callejera llegó a nuestras vidas mucho antes del fenómeno de los food trucks, ¿no te lo crees? Sin ir más lejos las tortillas de maíz con las que elaboramos los tacos ya existen desde hace siglos. Los talos son una masa de harina de maíz que se elabora artesanalmente en los caseríos vascos. El relleno no podía ser otro que txistorra o morcilla. Que se note que somos del norte.

Antes de las pizzas y los calzone, en Galicia se ha elaborado toda la vida la empanada gallega: de bacalao, de pulpo, de zamburiñas, de carne… Por otro lado, los bocadillos son los reyes de la comida callejera, pero en realidad es una costumbre que todos hemos vivido desde niños. ¿Quién no se ha comido un bocadillo con un trozo de chocolate para merendar? Aunque cueste creerlo, existen recetas tradicionales que han marcado la comida callejera en nuestro país, más allá de las verbenas, los días festivos y las nuevas tendencias gastronómicas.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!