Los ascensores para peces existen (y funcionan)

Laura Bastón @laurabpazo

Aún no recuerdo exactamente como se desvía la conversación hasta los ascensores para peces, pero en más de una ocasión he hablado con mis amigos sobre el tema. Siempre ocurre lo mismo: me miran con cara de desaprobación e incredulidad y afirman que los ascensores únicamente son para personas. Así que a causa de esta incomprensión he decidido hablar públicamente sobre los ascensores para peces… ¡Se merecen que todo el mundo sepa que ellos también tienen derecho a ir en ascensor! Advierto, antes de nada, que no es un ascensor como los que estamos acostumbrados a usar en nuestro día a día, pero sigue siendo un ascensor porque ayuda a salvar la distancia entre dos puntos.Y es que o mucho han cambiado las cosas en el mundo animal, o  cae de cajón que los peces no van a pulsar el botón para que el ascensor venga a por ellos, cierre sus puertas y los lleve a su destino.

¿Por qué existen los ascensores para peces?

Esta es la primea pregunta que te viene a la mente cuando te dicen que existe semejante invento. La respuesta es bastante sencilla: muchos son los peces que suben río arriba para depositar sus huevos, otros tantos bajan por el curso del río hasta el mar en sus ciclos de migraciones… Ahí entramos los humanos interrumpiendo su camino natural con presas y centrales hidráulicas. Para ponerle solución a este pequeño impedimento alguna cabeza pensante dio con la solución de los ascensores para peces. Fácil de entender ¿no? Estos obstáculos lo que consiguen en muchas ocasiones son que los animales acaben heridos intentando subir por el curso del río.

peces-2

Así es el funcionamiento de un ascensor para peces

No me voy a explicar esto con términos complejos que tu cerebro no pueda procesar. Estate tranquilo. Eso sí, si quieres profundizar en el tema te recomiendo leer con detenimiento este documento.  Tras su lectura podrás conocer al dedillo todos los entresijos de los ascensores para peces y los diferentes tipos que te podrás encontrar. Si lo que quieres es una explicación rápida de su funcionamiento, éste es tu lugar.

Lo primero de todo es atraer los peces hacia el ascensor. Gracias a una barrera sónica se envían los peces al lugar adecuado. Además, con un pequeño de chorro de agua a modo de cascada se llama su atención y se introduzcan. Como advertí con anterioridad, los peces no pueden pulsar un botón y dirigirse a la planta que desean. Una vez están dentro del ascensor un dispositivo detecta el número de peces en el interior y pone en marcha el elevador al llegar a un número determinado. ¿Y si un pez está esperando y no se llega al número necesario de ellos para ascender? Lógicamente el pez no se va a quedar esperando a que sus compañeros decidan subir con él, tras un periodo de tiempo se activa para no dejar a ningún pez dentro durante un periodo de tiempo demasiado largo.

pez-1

Ahora que ya te he convencido sobre su existencia, es lógico que quieras comprobar que todo lo que cuento es real y tiene una aplicación práctica en esta vida. En el río Teverga fue instalado el primer ascensor fluvial de Asturias que permitió a los peces salvar el obstáculo de la central hidroeléctrica situada en Proaza.Así los peces podrán salvar esos 17 metros de desnivel, que a nosotros pueden parecernos pocos pero son palabras mayores para un pez, y pueden seguir así el curso natural de la corriente( o ir en su contra si lo necesitan). Esto que permitirá garantizar su ciclo de migración, y nosotros podremos seguir obteniendo energía de la central hidráulica sin preocuparnos tanto por el impacto medioambiental que ésta puede suponer para los peces. Ya que viajar hasta Asturias para comprobarlo en vivo y en directo es algo que no vais a estar dispuestos, podéis conocer un poco más sobre este ascensor fluvial en este vídeo. 

Y para los que quieran hacer ejercicio…escaleras

Se trata de un sistema de transferencia de ranura vertical, es decir, unos pequeños escalones por el que discurre el agua y facilitan el ascenso del desnivel gracias a esta construcción. Sin duda alguna, es uno de los métodos más antiguos que se conocen (y el más utilizado). Y es lógico, ya que antes de que tuvieramos la tecnología necesaria para construir ascensores hemos tenido que sacarnos las castañas del fuego para salvar los desniveles. Los peces deben dar pequeños saltos para superar el desnivel. Para que te hagas una idea de la rapidez de estos animalitos, los sábalos y dorados logran superar los primeros escalones de la escalera mediante saltos de 4 metros de altura y 5 metros de largo, gracias a que alcanzan velocidades de 20 metros por segundo. Hay que dejar claro que este método solo es apto para los peces que están en forma: deben saltar cada escalón mediante pequeños saltos fuera del agua.

peces

Si ya te he convencido de la existencia de los ascensores, las escaleras es algo más convencional y de lo que no tendrás tantas dudas sobre su existencia.Podrás encontrar escaleras para peces por ejemplo la presa John Day, en el río Columbia en Estados Unidos.La escalera para peces más grande de Europa se encuentra en la presa de Geesthacht, en el río Elba (Hamburgo).Para superar un desnivel de 4 metros cuenta con 50 piscinas que ayudan a los peces en su migración. ¿Y sabes qué? Los biólogos han contabilizado días en los que se llegaban a subir hasta 25.000 peces diarios. 

Además de las clásicas escaleras y los ascensores hay otros tantos métodos que pueden ayudar a los peces a salvar los desniveles. ¡Mira que dan de si los peces y los desniveles! Podemos hablar de ranuras verticales, canales con barreras, canales con meandros y hasta de ríos artificiales. Pero hoy no será el día…Parafraseando a Francisco Umbral y su «Yo he venido aquí a hablar de mi libro y no de lo que opine el personal» os digo que yo he venido aquí para hablar de ascensores para peces.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!