Slack ¿el fin de los mails de trabajo?

Laura Bastón @laurabpazo

Que los seres humanos somos seres sociales es algo que sabemos desde que entramos en la escuela. Todos tenemos la necesidad de expresarnos y comunicarnos en todo momento. Llevando esto hacia el terreno empresarial: Uno de los pilares fundamentales de toda empresa es la existencia de una buena comunicación entre los trabajadores. ¡Y olvidarse de las organizaciones vetustas en las que el jefe era un ente inalcanzable!

Cada vez más el teletrabajo se abre hueco entre el antiguo y rudimentario horario de oficina donde te sentabas y cumplías buenamente con tu horario. ¿Es necesario estar en una oficina si puedes hacer el trabajo desde casa y hay una comunicación fluida entre todos los trabajadores? Rotundamente no. Hoy en día es más fácil que nunca poder  trabajar a distancia y organizar el día a día ¡e incluso sin necesidad de tener la bandeja de tu correo electrónico lleno! Muchos pueden creer que el inconveniente llega a la hora de organizar al equipo de trabajo si no está físicamente en el lugar de trabajo. Pero te puedo asegurar que no lo es, y lo digo desde mi propia experiencia.

slack-2

Slack, la revolución para poner fin a las bandejas de correo llenas de mails innecesarios

No hay nada que desesperante que recibir constantemente correos electrónicos. Ahí llega la monótona rutina de abrir y responder, abrir y responder….y así en bucle.Y a pesar de dedicarle una buena taja de tu tiempo, ver que no disminuye el número de mails pendientes. ¿Pero son necesarios todos estos correos? En la mayoría de las ocasiones no.

Slack se ha convertido en una parte de la comunicación interna de la empresa indispensable, y el aliado perfecto para organizar a equipos de trabajo que están distanciados. Una herramienta de comunicación en tiempo real, sencilla y con un diseño simple (y bastante necesario porque cada usuario se pasa una media de 10 horas al día en ella). Organizar a un equipo nunca había sido tan sencillo. Slack pone al alcance de tu mano las herramientas evitar cruzar cientos de mails innecesarios. ¿Necesitas hablar con alguien en privado? Te ofrece la posibilidad de enviar mensajes directos. O en cambio, si necesitas que una persona se entere de un mensaje en un canal es tan sencillo como mencionarla (@nombredelusuario). Te permite la posibilidad de abrir diferentes canales y enviar documentos con tan solo arrastrarlos. Y lo que más me gusta…es multiplataforma. Tiene apps tanto para iOS como para Android, de escritorio y web.  ¡Siempre disponible!

Las cifras que se manejan en cuanto al ahorro de mails es que los usuarios corporativos han reducido en un 50% el uso del correo electrónico. Nada mal ¿no? Y es que en sus poco más de dos años de vida, y gracias a los más de 2,7 millones de usuarios diarios se ha convertido en la compañía líder en el campo de la comunicación corporativa. Samsung, la NASA o incluso el Gobierno de Estados Unidos son usuarios de Slack.

Lo cierto es que no solo capta la atención de los usuarios, sino que también de los inversores. En la última ronda de financiación asciende hasta los 200 millones liderado por el fondo de inversión Thrive Capital y en la que también han participado GGV Capital y Comcast Ventures. Con todo esto ha conseguido disparar su valoración hasta los 3.800 millones de dólares, un número que se dice rápido.

slack-3

El teletrabajo no llega a cuajar en España

Tan sólo un 27% de las empresas españolas apuesta por el teletrabajo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La media europea alcanza un 35%, así que aún nos queda mucho por recorrer. Si este porcentaje te parece bajo, si nos guiamos por los datos ofrecidos por el Eurostat aún son más catastróficos: sólo un 7,5% trabaja de forma habitual o ocasional desde casa.  Los británicos y los alemanes apuestan más por el teletrabajo con un 24,1% y un 11% respectivamente. ¿Será que nadie se fía de nosotros?

Te puedo asegurar que teletrabajar no es pasarte el día en pijama en cama. Hay una serie de consejos que debes seguir para ser productivo y no irte por las ramas. Es vital vestirse y olvidarse del pijama porque la pereza se apoderará de ti. Tener un espacio de trabajo libre de distracciones y con una buena iluminación es vital, no vale trabajar sentado desde el sofá. Para mi, algo fundamental es tener siempre una botella de agua a tu lado. Esto evitará paseos innecesarios a la cocina y acabar picoteando constantemente. Y tú, ¿te apuntas al teletrabajo?

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!