¡Tócate las pelotas!

Patricia Catania @PatCatania

Así, sin tapujos. Sinceramente, es lo primero que se me ha pasado por la cabeza cuando he visto el nuevo robot que ha presentado LG en el Mobile World Congress. Lo creamos o no, las pelotas están por todos lados y son necesarias para la humanidad. Que quieres echar un partido con los colegas, necesitas una pelota; que por el contrario nos vamos de fiesta, ahí esta la bola de discoteca para animar el ambiente. Gracias a los objetos esféricos existen los deportes, los bolardos que nos impiden aparcar el coche donde se nos antoje, y lo más importante, no nos olvidemos de que vivimos en un planeta esférico.

LG ha llevado la tecnología de los objetos esféricos a otro nivel presentando su nuevo robot con forma de pelota. El LG Rolling Bot, se controla a través de nuestro smartphone desde cualquier lugar del mundo, siempre y cuando tengamos acceso a Internet. Seguro que os estaréis preguntando, ¿para qué está ideado este robot?

El nuevo guardián de la casa

LG Rolling Bot puede llegar a convertirse en el vigilante doméstico por excelencia. Su cámara de 8 MPx captura imágenes y video incluso cuando el robot está en movimiento. La cámara se conecta mediante WiFi al router de nuestra vivienda o negocio para que podamos ver en streaming lo que está sucediendo. También podemos ordenar acciones y controlar su movimiento. Rolling Bot puede conectarse con otros dispositivos inteligentes de la marca LG como televisores o luces a través de bluetooth o WiFi.

Que tenga la opción de enviar mensajes de voz y ver lo que ocurre en nuestra casa en cada momento le otorga varias funcionalidades. Podemos utilizarlo para ver si realmente se nos ha olvidado un objeto en casa y no estar todo el día dándole vueltas a la cabeza, para comprobar si hemos apagado todas las luces o cerciorarnos de si hay alguien en casa. Pensándolo mejor, puede llegar a ser un espía.

El mejor amigo para nuestras mascotas

La parte más divertida de este nuevo robot está dirigida a nuestras mascotas. El modo mascota nos permite hablar con nuestro perro o gato, bailar o estimularlo mediante un láser para que no se aburra en sus largas horas de soledad mientras nosotros estamos en el trabajo, estudiando o comprando en el supermercado. Ya estoy viendo a más de uno jugar con su mascota en la hora del café y echarse unas risas en la oficina.
De momento, la compañía surcoreana no ha desvelado fecha de lanzamiento ni precio en el mercado.

Pon un robot en tu vida

Sphero BB 8

Fue el furor de las pasadas navidades. En una galaxia muy muy lejana vive un droide, también esférico, llamado Sphero BB 8. El competidor directo que pone en tela de juicio nuestro amor incondicional hacia R2-D2. Su cuerpo esférico le da un aspecto coqueto y adorable. Es necesario descargar una App y tener activado el bluetooth de nuestro smartphone para poder controlarlo. La distancia de alcance es de hasta 30 metros, suficiente para manejarlo en casa o sacarlo a pasear al parque. También tiene la opción de realizar unos movimientos programados, grabar y reproducir videos. Lo que más sorprende de este robot es que tiene memoria y aumenta su capacidad a medida que va adquiriendo nuevos conocimientos. No dispone de ningún tipo de sensor para evitar golpearse con los objetos que le rodean pero, a medida que se golpea con paredes o muebles, crea un mapa mental para situarlos y evitarlos a posteriori. Lo podemos adquirir por unos 150 euros en Amazon.

Roomba: el mejor aliado para los que detestan pasar el aspirador

Roomba es un robot aspirador fabricado por iRobot. Se lanzó al mercado en el 2002 y en la época fue una auténtica revolución para la limpieza doméstica. Gracias a sus sensores, la aspiradora Roomba es capaz de detectar paredes y obstáculos y redirigir su rumbo para no colisionar con los muebles o precipitarse por las escaleras. Una vez que termina la limpieza, vuelve a la base para cargar su batería. Empezaron controlándose a distancia mediante un mando pero hoy en día los podemos programar y dirigir desde nuestro smartphone. Otro robot que también gusta a nuestras mascotas. Aún no he conseguido que mi gata se suba encima de un Roomba, pero en internet podemos ver videos en los que parece que se lo pasan bastante bien.

Quizás los pronósticos de la ciencia ficción nos han hecho pensar que a estas alturas ya podríamos disponer de robots con apariencia humana que nos hiciesen las tareas de la casa y fueran capaces de expresar emociones y tener sentimientos. La realidad es que, aunque aún no se haya llegado a este punto, la tecnología avanza a la velocidad del rayo y los robots son unos fieles candidatos a ser un miembro más de la familia en un futuro no muy lejano.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!