Tus fotos cobrarán vida muy pronto

Patricia Catania @PatCatania

Las cámaras de foto pasaron a mejor vida. Hoy en día los usuarios sacamos fotografías con nuestro smartphone cuando viajamos, para informar de lo que está aconteciendo en cada momento y para, como no, hacernos selfies entre otras cosas.
La era digital sin quererlo o queriendo ha reforzado lo análogo. El fin del papel no está tan cerca como creemos y gracias al florecer de las cámaras digitales ha resurgido de sus cenizas cual ave Fénix el espíritu analógico. Gracias a las impresoras portátiles se está rescatando de un modo romántico la posibilidad de tocar las fotografías, de llevarlas en nuestras carteras o de hacer composiciones en forma de instantáneas para decorar nuestro hogar.

instanteneas

El espíritu analógico sigue vivo

La confluencia de las modas vintage, retro y hipster entre otras ha propiciado recuperar formatos tradicionales como las instantáneas que fueron populares gracias a la marca Polaroid hace décadas. Hoy en día no es necesario tener una cámara instantánea como la Polaroid para lograr el efecto vintage de las fotografías instantáneas, aunque también está de moda hacerse con una de ellas. Poco a poco se va perdiendo la magia de sacar una fotografía a conciencia, con detenimiento y con misterio. Sí, misterio por ver cómo a quedado la fotografía, ya que no se podrá volver a repetir. Con las cámaras digitales tenemos tendencia a sacar miles de fotografías sin ton ni son y a almacenarlas sin sentido.
Mediante las impresoras fotográficas podemos seleccionar aquellas fotos que sean importantes para nosotros, imprimirlas y decorar nuestro hogar dándole un estilo vintage que tan de moda está en estos momentos. Digamos que se fusiona el estilo antiguo de sacar una fotografía con las nuevas tecnologías.

Una fotografía congela un instante en el tiempo, pero la tecnología va más allá y se empeña en que nuestras fotografías tengan vida propia. Alguien se preguntará: ¿y que diferencia hay entre que una fotografía cobre vida y grabar un video? En realidad ninguna. Simplemente la imagen captada  se asocia a un video y entonces “cobra vida”. Los iPhone han logrado dar algo de magia a nuestras fotografías mediante la opción “Live Photo”, que consigue que nuestros recuerdos se mantengan vivos.

impresoralifeprint 2

La impresora portátil que da un paso más allá

LifePrint va más allá y planea mejorar con creces la opción “Live Photo” de iOS para que nuestras fotos cobren vida muy pronto. Aparte de tratarse de una impresora de fotos de realidad aumentada, es una red social mundial que ofrece una experiencia fotográfica única a través de su App. LifePrint permite sacar fotos de realidad aumentada e imprimirlas desde nuestro smartphone con sistemas operativos iOS y Android. Además nos da la posibilidad de editar la fotografía y compartirla en las principales redes sociales.

Características

  • Las dimensiones de esta impresora portátil son 17x12x4 y su peso es de 650 gramos. Funciona mediante una batería de litio que tiene autonomía para imprimir hasta 30 imágenes.
  • No necesita tinta para imprimir las fotografías, ya que utiliza un papel fotográfico especial que absorbe los colores de la fotografía y los plasma en él.
  • El tamaño de las fotografías es de 3×4 pulgadas y tarda en imprimir cada una de ellas unos 60 segundos mediante el servicio de datos o WiFi. Los usuarios también pueden recibir fotografías de sus amigos e imprimirlas.
  • La App transforma la impresora en un dispositivo social. Podremos agregar contactos, manejar las opciones de privacidad y compartir nuestras fotografías.

Utilizando la tecnología Hyperfoto, LifePrint logra que nuestras fotos cobren vida. La idea es que tomemos una fotografía o video con nuestro smartphone y lo enviemos a imprimir. LifePrint guardará la información de la foto y del video y cuando pasemos nuestro teléfono por encima de la foto se convertirá en video, es decir, cobrará vida.

Es evidente que se trata de un producto para un gran público pero creo que es un complemento que puede ser de utilidad a fotógrafos profesionales, ya que permite una previsualización rápida en papel para corroborar que no hay errores de composición o que la tonalidad y la exposición son las deseadas.
Tras pasar varias campañas de mecenazgo, se planea lanzar LifePrint en septiembre de este año siendo su coste unos 129 dólares más gastos de envío.

¿Quieres leer más historias como esta? ¡Síguenos!