No solo se ha salvado a sí mismo, Fernando Alonso nos ha salvado la vida a todos

 |  @davidvillarreal  | 

Aún habrá quien piense que la Fórmula 1 no es más que una maquinaria de marketing, publicidad, y un desperdicio de dinero alimentado por nosotros, los espectadores. Pero también hay quien piensa que no tiene sentido invertir en estaciones espaciales, en viajes a la Luna y a Marte, o en enviar sondas a los confines del sistema solar, cuando aún hay hambre en el mundo. Pero en días como hoy queda patente que la Fórmula 1 no es únicamente un ejercicio de entretenimiento, amado por algunos, e incomprendido por muchos. Fernando Alonso no solo ha salvado su vida, o como el propio Asturiano ha reconocido, ha gastado una de las vidas que le quedaban (ver crónica del Gran Premio de Australia 2016 en Diariomotor Competición). Fernando Alonso nos ha salvado a todos.

Y es por eso que incluso en la terrible desgracia de un piloto fallecido, de Jules Bianchi, de Ayrton Senna, de Ratzenberg, de María, y de tantos otros que dejaron su vida en la Fórmula 1, aún existe un mensaje optimista. Fernando Alonso le debe la vida a todos ellos. Nosotros también.

El progreso no es otra cosa que ver a un piloto estrellarse a 310 km/h, y hablar tranquilamente con los periodistas unos minutos más tarde. El progreso no es otra cosa que saber que cada coche que veas por la calle esconde, en cierta medida, un Fórmula 1 en su interior.

Alonso le debe la vida a un monoplaza capaz de desintegrarse, y a la vez mantener intacta la célula de seguridad en la que él estaba alojado, así como deberíamos dar gracias porque nuestro coche se deforme con cualquier impacto que suframos (ver artículo: La arruga es bella, la importancia de la deformación controlada en un coche). Alonso debe dar gracias a Senna por haber dejado su vida en Imola, porque gracias a él un piloto puede salir ileso de un terrible accidente, con múltiples vuelcos, como el sufrido por Fernando este fin de semana, o el sufrido por Robert Kubica en Canadá en 2007.

Fernando también debe darle gracias a los 10 centímetros de grosor de las protecciones del habitáculo y a la velocidad de más de 50 km/h a la cual debe resistir un impacto un monoplaza, así como nuestros coches se estrellan adrede para obtener una calificación en estrellas homologada por EuroNCAP. Fernando, los espectadores, y los comisarios, deben dar gracias a Graham Beveridge, que aunque nadie recuerde su nombre dejó su vida en el Gran Premio de Australia de 2001. Gracias a él no hemos visto ruedas volando contra las gradas.

Fernando también ha de dar gracias a una columna que se erige 7 centímetros sobre su cabeza, capaz de resistir un peso de 2,4 toneladas sin deformarse, así como nuestros coches son capaces de volcar sin aplastarnos en su interior.

La transferencia tecnológica, en ambos sentidos, entre la industria del automóvil, de calle, y la competición, salva vidas a diario, en accidentes que no verás abriendo telediarios. Tal vez por eso debiéramos ver también las carreras con otros ojos, no solo como un entretenimiento, como deporte, e ingeniería. Y es por eso que hoy, más que nunca, no solo diremos que Fernando Alonso ha salvado su vida gracias a la FIA y a otros muchos que dejaron la suya en más de un siglo de competición, porque esos mismos son los que en algún momento también nos han salvado la vida, o nos la salvarán.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Así eran los albores de las cajas de doble embrague: ¡una PDK en un Audi Sport Quattro S1 del Grupo B!

  • ThePgR777 .

    De todas formas ha ido perdiendo energía cinética de poco en poco, el primer golpe contra el muro ha sido bastante fuerte, pero al ir perdiendo partes del monoplaza y con el roce del muro ha pérdido bastante cinética ahí, luego el vuelco de lado también, al final ha dado no muy fuerte contra el muro, gracias a lo anterior.

  • GaradaK7

    Me recuerda mucho algun accidente del WEC, en particular uno de Audi en Le Mans 2014, donde quedo el coche hecho un guiñapo pero el piloto salio ileso.

    • Me imagino que te refieres al de Loic Duval. De hecho el accidente fue tan fuerte que, aunque no sufriera lesiones de importancia, Duval no pudo correr aquella carrera (el accidente fue en los entrenamientos), permaneció en observación unos días y le tuvo que sustituir Marc Gené: http://www.diariomotor.com/2014/06/26/historias-de-le-mans-marc-gene-y-su-carrera-mas-inesperada/

      • GaradaK7

        Si, me referia a ese. El propio Marc Gene tuvo una tambien muy malo, donde el coche salio volando en mitad de una curva y se fue a estrellar “de cabeza” contra las vallas.
        Por lo que tengo entendido, se sospecha que muchos de estos accidentes hubieran acabado mal de haber llevado un coche abierto, por eso ASO evoluciono las reglas a coches cerrados.

  • Txesz

    De ninguna manera compro eso de que la F1 sea la vanguardia y el laboratorio de los dispositivos e seguridad para los coches de calle.

    Volvo incorporó en 1959 los cinturones de seguridad de 3 puntos y sin embargo este tipo de dispositivos no fueron obligatorios en la F1 hasta unos años después, siendo en 1972 cuando se obliga a que sean de 6 puntos.

    Y bueno, crash-test: General Motors construyó una pista para estos menesteres en 1934, 16 años antes de que se disputase la primera carrera de F1.

    • En el fondo, como menciono en el artículo, existe una transferencia bidireccional. Muchas tecnologías de seguridad comienzan aplicándose en competición para llegar más tarde a la calle, y muchas tecnologías se aplican primero en la calle y más tarde en competición.

      Seguiremos hablando al respecto. Al final la seguridad no es el único objetivo de un automóvil. Si quisiéramos coches infalibles probablemente serían carísimos (por los materiales y las técnicas empleadas en su desarrollo), no se parecerían mucho a los coches que actualmente conducimos y quizás serían muy incómodos (el HANS o los arneses son sistemas altamente efectivos para proteger al conductor, pero seguro que ninguno nos imaginamos colocándonos un HANS, un casco, y un arnés en nuestro coche).

      • Stiwal Mejia Paniagua

        Mas objetividad por favor, menos fanatismo. No le podemos tolerar este tipo de cosas a ustedes solo porque quieren vender la Formula 1 por cuestiones y gustos personales. Asi no, vamos a ver mas alla de la Serie.

        • Nadie está intentando vender la Fórmula 1. Hablamos de competición, en general.

          Es un hecho que existe una transferencia tecnológica, en este caso de seguridad, bidireccional, entre la calle y la competición. Los neumáticos que equipan nuestros coches se nutren de tecnologías que se han utilizado en Fórmula 1 y resistencia, los frenos, los sistemas de retención, las estructuras de deformación controlada y protección del habitáculo, el trabajo con ciertos materiales, también se ha nutrido de la experiencia en competición.

  • Stiwal Mejia Paniagua

    Me gustaria saber que se ha fumado el Escritor del Post., ¿Tecnologia de la F1 a coches de la calle? Favor, mencionar 10. Favor decidme como pones de ejemplo un VW Golf cuando este Grupo Automotriz no toca la Formula 1, mas bien Campeones de Seriales de Resistencia donde tocar un muro a 340 km/h es normal y decidme como eres capaz de mostrar Chasis de Materiales Aleatorios y Mixtos cuando el cuerpo Monoplaza de F1 por Reglamentacion, esta hecho Solo de Fibra de Carbono…

    Aqui te dejo mi Twitter.com/stioficial