Motocicleta con carrocería aerodinámica que consume 1.1 litros a los 100 km

( @omiguel ) el

No es nada nuevo eso de que las motocicletas lleven un carenado mucho más amplio que cree un mayor efecto aerodinámico con las consecuencias que ello produce: mayor aceleración, mayor estabilidad y menor consumo. Ahora bien es más raro ver en una motocicleta de un señor cualquiera una carrocería aerodinámica eficiente construida por él mismo y que le da tan buenos resultados.

Allert Jacobs tenía desde hace tiempo una pequeña motocicleta Honda ANF125i Innova que usaba para desplazarse a diario. Los consumos que llegó a conseguir estaban en torno a los 2.06 litros/100 km, aunque incluso había conseguido con cierto esfuerzo alcanzar los 1.77 litros por un tramo de 100 kilómetros. A Allert le parecía demasiado consumo para un moto de 105 kg de peso y sólo 9 CV de potencia así que se puso manos a la obra.

En lugar de convertir la motocicleta a gasolina en una eléctrica, como por ejemplo en el proyecto BackYard, decidió que lo mejor era mejorar la aerodinámica de la moto, inicialmente desprovista de una carenado medianamente completo. Así que comenzó a construirle una carrocería extra montada sobre la propia moto que fuera capaz de reducir la fricción con el aire.

Honda ANF125i Innova con carrocería aerodinámica de Allert Jacobs

Desde luego Allert no es un experto en la fabricación con materiales ligeros así que todo el cuerpo de color blanco que veis en las fotos más el parabrisas de plástico instalado tiene un peso de casi 40 kilogramos, es decir que la moto modificada pesa en total casi 145 kilogramos. Con ella y en condiciones reales ha conseguido alcanzar un consumo de 1 litros/100km. ¿Tiene más peso y consume menos?

Así es y eso debe ser suficiente para demostrar que la aerodinámica es más importante como tener un buen peso y un buen motor. Tampoco es cierto que la carcasa añadida sea la base de toda la mejora que ha conseguido puesto que ha tocado más cosas. Para empezar la posición del conductor debe ser más baja para ayudar a disminuir el efecto “muro” contra al viento. Al ir más tumbado, sus pies van en una posición superior y por ello ha necesitado de unos apoyos extras situados en la barra de la dirección.

Al reducirse la energía que se necesita para circular a cierta velocidad, Allert pudo optimizar los relaciones entre marchas para que el motor mantuviera una velocidad de giro inferior a la de fábrica y, de esta manera, el pequeño motor va más descansado y consume menos. Pero a este artista “economizador” no le gustaba el sistema de embrague automático y lo sustituyó por un embrague manual.

Honda ANF125i Innova con carrocería aerodinámica de Allert Jacobs

Posteriormente, en la segunda versión de la carrocería, le integró la luz frontal y los intermitentes por detrás del parabrisas e integró también las luces traseras de posición y de freno utilizando LEDs, de nuevo otra fuente de ahorro energético. Y más adelante seguirá mejorando la motocicleta para consumir menos, todo un espíritu de superación y del “Juan Palomo”.

Vía: treehugger | ecomodder
En Diariomotor: BackYard, proyecto de moto eléctrica artesanal