Este “pincho” de Samsung transforma tu viejo coche en un coche conectado

( @davidvillarreal ) el

Resulta un tanto frustrante que cada automóvil que llega a los concesionarios esté equipado con un sinfín de tecnologías que difícilmente son aplicables, con retroactividad, a nuestro viejo coche. Pero ese no va a ser el caso del coche conectado. Samsung acaba de presentar su sistema Samsung Connect Auto, un dispositivo tan compacto como un pen drive, que conectado a nuestro coche puede proporcionarnos funcionalidades tan interesantes como localización GPS del vehículo, monitorización a distancia de consumos, volumen de combustible en el depósito, o incluso periodos de mantenimiento, punto de acceso Wi-Fi, y otras muchas funciones que se irán incorporando en los próximos años.

Con el tamaño de un pen-drive, Samsung Connect Auto se enchufa de forma sencilla en el bus de datos de nuestro coche para transformarlo en un coche conectado.

El funcionamiento de Samsung Connect Auto es tan sencillo como conectar una especie de pen drive al puerto OBD II, el bus de datos de la centralita de nuestro coche. En este dispositivo tan compacto se integra un punto de acceso Wi-Fi, para proporcionar internet a los pasajeros, y una conexión de datos para que nuestro coche esté permanentemente conectado a la red.

Quizás este último aspecto sea el único que a priori nos genera ciertas dudas, puesto que el sistema será dependiente de una conexión de datos, con las consecuentes cuotas. Samsung ya ha cerrado acuerdos con algunos operadores de tecnología, como Orange, para poner en marcha en Europa sus servicios de coche conectado.

Samsung-Connect-Auto_01

Permitirá localizar el vehículo, hacer un seguimiento de periodos de mantenimiento, consumos, eficiencia, y otras muchas funciones que irán imaginando los desarrolladores que trabajen con la SDK de Samsung.

Al mantenerse conectado al puerto OBD II, este dispositivo es capaz de proporcionarnos información en tiempo real, desde cualquier lugar en el que gocemos de conexión a internet, de los datos registrados en la centralita. Datos como nuestros consumos, o las rutas que hemos realizado en los últimos días (gracias a su GPS integrado) para ayudarnos a adquirir hábitos de eficiencia y economía para ahorrar combustible. Samsung también vislumbra ya la posibilidad de que esos datos pudieran compartirse, a elección del consumidor, con las aseguradoras, de manera que una baja utilización del coche pudiera redundar en un ahorro en la póliza de seguro.

La geolocalización del vehículo, además de ahorrarnos algún momento surrealista en el parking de un centro comercial, puede aportarnos tranquilidad, como solución para mitigar los robos. Aunque lógicamente esta solución no es la más adecuada para tal fin. También es interesante la función que nos permitirá hacer un seguimiento a distancia, desde nuestro móvil, un tablet, o un ordenador, de los kilómetros que nos restan hasta la próxima visita programada al taller para llevar a cabo las labores de mantenimiento.

Lo interesante, más allá de este primer avance, es que este sistema, que pronto llegará a los concesionarios, estará integrado en los kits de desarrollo de software (SDK) de Samsung para que los desarrolladores imaginen nuevas funciones, y desarrollen sus propias aplicaciones para aumentar las posibilidades de esta tecnología de coche conectado.

Y lo mejor, sin duda, que este sistema será compatible con cualquier coche moderno, incluso aquellos que no gozan de navegador o interfaces de conexión para teléfonos móviles.

Fuente: Samsung
En Diariomotor:

SEAT Ibiza Connect, a prueba: del antiguo reclamo del System Porsche, al móvil Samsung de regalo

HERE, algo más que mapas: el coche conectado del futuro de Audi, BMW y Mercedes-Benz habla suomi