Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

 |  @sergioalvarez88  | 

El Ford A, o Ford Model A fue el sustituto del venerable “Tin Lizzy”, el Ford Modelo T. Reemplazar al primer automóvil producido en serie y uno de los grandes superventas de la historia no sería fácil. Cuando Ford empezó a darse cuenta de que el T estaba anticuado – tras unos 20 años en producción – emprendió el desarrollo del A, completándolo en sólo ocho meses. Se produjeron 4.849.340 unidades entre los años 1927 y 1931. Fue un coche que se vendió muy bien, era barato, fiable e incorporaba muchos adelantos.

Fue el primer Ford en emplear tres pedales convencionales, llevaba una caja de cambios manual de tres velocidades, frenos de tambor en las cuatro ruedas y limpiaparabrisas. Arrancar el motor era sencillo – nada de manivelas – y tenía unas prestaciones muy correctas. Llevaba un motor 3.3 de cuatro cilindros en línea y 40 CV de potencia, consumía una media de 9 l/100 km y alcanzaba una punta de 104 km/h. Como todos los coches de la época, era un tracción trasera y su chasis era de largueros y travesaños.

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Es un coche muy recordado, ha aparecido en numerosas películas de época y aún muchos A están conservados en buen estado. Y nos vamos al Siglo XXI, a Finlandia concretamente, a visitar a Märkela Auto-Tuning (MAT), uno de los mejores especialistas en clásicos y preparaciones del continente. Hace unos años se hicieron con un Ford A bastante dañado, la carrocería estaba oxidada y el motor era inservible. Se plantearon restaurarlo al completo y darle un toque muy picante, cortesía de un tal Ford Cosworth BDA.

El trabajo que ha recibido este utlitario de los años 30 ha sido simplemente impresionante. Hubieron de desomontarlo al completo, pulir piezas, soldar partes dañadas de la carrocería o pintarla de nuevo al completo. El techo de madera es completamente nuevo, estaba completamente podrido. El chasis se ha reforzado y la suspensión se ha actualizado, pero siempre respetando el espíritu original del coche. Era muy sencillo haber colocado frenos de disco, pero se han usado tambores, al antiguo estilo.

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Las llantas eran originalmente de madera, las nuevas son de aleación pero tienen el diseño original y se han pintado de tal manera que es casi imposible distinguirlas de las originales. Se han fabricado ex profeso por MAT. El trabajo que va en este coche, reitero, es simplemente alucinante y no se puede expresar con palabras. La atención a cada detalle del coche original es exquisita, para ver todo el proceso de fabricación no dejéis pasar la oportunidad de echar un vistazo a la galería de MAT.

Una de las sorpresas del coche es su motor, un Ford Cosworth BDA, un cuatro cilindros empleado un Ford Escort del Grupo 4 hace décadas. Este mítico bloque atmosférico se ha actualizado en profundidad y ha recibido un empujón de potencia. Llega a los 250 CV a 9.100 rpm, acompañados de un par máximo – según la gráfica de potencia – de 245 Nm a 5.380 rpm. Con un peso de sólamente 1.000 kg no es de extrañar que acelere hasta los 100 km/h en sólo 5 segundos, acompañado de un sonido embriagador.

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

El respeto por la tradición es máximo, así que la admisión es similar a la original, el bloque se ha pintado de verde, las bujías parecen de los años 30 e incluso se puede imitar el sonido del motor original. Mediante un botón ubicado en la parte trasera de la palanca de cambios se redirigen los gases de escape, sonando como un coche antiguo. Se me ocurren muchas maldades, pero humillar en un semáforo a deportivos como un Porsche 911 me parece una de las mejores.

Y más vale un vídeo que mil palabras, a continuación el impactante documento audiovisual y unas cuantas imágenes. No olvidéis visitar la galería de MAT, con todas las imágenes del montaje.

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Ford Model A de 1929, un clásico radicalizado por MAT y Cosworth

Vía: Forocoches
Más información: MAT
En Diariomotor: Así es un Mini clásico con 395 CV y tracción total, Hallazgo clásico, Nissan Skyline GT-R de 1970 completamente restaurado, Clásicos de la competición: Audi 90 quattro IMSA GTO