Mercedes Clase A, presentación y prueba en Eslovenia (I) Diseño y deportividad: las claves del nuevo compacto de Mercedes

( @davidvillarreal ) el

El nuevo Clase A es la muestra más evidente de que algo está pasando en Mercedes-Benz, una marca que ha apostado por rejuvenecer su clientela potenciando su presencia en el segmento compacto con el lanzamiento, primero, de un verdadero turismo compacto de cinco puertas, más tarde un pequeño “coupé” de cuatro puertas y confirmar oficialmente que habrá un nuevo SUV más compacto que el GLK y muy enfocado a la urbe y la carretera. Ya conocemos también los precios del Mercedes Clase A de cinco puertas, un modelo que de momento no contará con carrocería de tres puertas ni descapotable.

Ya hemos venido hablando desde hace algún tiempo del Mercedes Clase A y el salto cualitativo que representa respecto a su predecesor, introduciéndose en un nuevo segmento y cambiando radicalmente de filosofía para apostar por una idea que respeta mucho mejor el espíritu de la marca. Lejos de eslóganes publicitarios y lemas de marketing, cualquiera que se suba al nuevo Clase A comprobará que estamos ante un vehículo completamente diferente, nada que ver con el modelo que aún se comercializaba hasta hace unos meses.

Según Mercedes este era el momento oportuno para unirse a la fiesta de los compactos y trabajar en la nueva línea de producto que debería llevar a la marca a fabricar más de 10.6 millones de unidades en 2021, prácticamente duplicando la producción de los últimos años. Nuestra opinión difiere ligeramente, no obstante en este caso más vale tarde que nunca. Mercedes-Benz España espera vender 8.500 unidades del nuevo Mercedes Clase A en 2013, su primer año completo en el mercado, y mantener un ritmo de reservas mensuales alrededor de las 1.000 unidades, superior incluso al cupo de que dispondrán inicialmente.

No sólo tiene que ser un Clase A completamente nuevo, sino también parecerlo

Prueba del Mercedes Clase A

El Mercedes Clase A no sólo está pensado para el cliente fiel a Mercedes-Benz. Se espera que más de la mitad de las ventas sean para clientes que jamás han tenido en su garaje un Mercedes.

Tras innumerables pruebas en el túnel de viento el Mercedes Clase A, según sus creadores, presenta el mejor coeficiente aerodinámico de su segmento. Independientemente de ello, salta a la vista que los diseñadores han trabajado en una estética arriesgada y atrevida, líneas muy marcadas, cintura ancha y la muscularidad que le confiere el diseño de las aletas posteriores y los pasos de rueda. Desde el modelo más básico ya se ha optado por unas defensas bastante agresivas, un coqueto spoiler o un difusor posterior, que alcanzan su máxima expresión en el Mercedes Clase A 250 Sport que además incorpora una parrilla frontal en la que se ha sustituido el discreto nido de abeja negro por puntos cromados.

La deportividad también gana enteros con su diseño estirado. Pese a haber aumentado su longitud en tres palmos, su altura respecto a su predecesor ha disminuido 18 centímetros. El Mercedes Clase A tiene un morro alargado y una línea de techo inusualmente baja, lo cual prima un centro de gravedad bajo y unas aptitudes dinámicas probablemente líderes de su segmento – sobre esto ya os hablaremos en la segunda parte de esta prueba – pero también condiciona su habitabilidad, el confort a bordo o el espacio de carga del maletero.

Conduciendo el nuevo Mercedes Clase A con el trasero casi a ras del suelo

Prueba del Mercedes Clase A

El Mercedes Clase A ha sido coherente con su deportividad y diseñado con un puesto de conducción muy bajo.

El puesto de conducción ha sido orientado al piloto, pero sobre todo al disfrute de las prestaciones del vehículo. Su diseño prima una posición de la base del asiento del conductor muy baja, personalmente muy agradable cuando salimos a negociar curvas. No obstante en el ámbito más práctico, por ejemplo la conducción urbana, puede ser un defecto que para dominar el extremo del frontal tengamos que ajustar la base del asiento en una posición inusualmente alta para la que este vehículo no estaría preparado por su línea de techo baja.

En las unidades con cambio manual la palanca se ha situado en la consola central, en una posición bastante cómoda. El freno de mano es eléctrico de serie y está bajo el volante y a la izquierda. Pese a su línea de techo baja ni las plazas traseras ni las delanteras pecan de una altura demasiado escasa, aunque en este sentido el Clase A tampoco será un virtuoso ni el mejor de su segmento.

Probablemente uno de los mayores defectos, que también presenta algún que otro rival como el BMW Serie 1, está en las carencias de visibilidad, sobre todo por la luna delantera y la posterior. El culpable es el propio diseño dinámico de su carrocería. Una de las soluciones que ha tomado Mercedes-Benz para solventar el problema de visibilidad posterior ha sido incorporar una cámara de aparcamiento.

Conectividad del Clase A: vivir en la “nube” rodando sobre el asfalto

Prueba del Mercedes Clase A

Un caso práctico de la conectividad del Clase A: podemos concertar una cita con un amigo escribiéndole por Facebook desde el coche y si nos entretenemos por un atasco, responder a sus SMS con un mensaje pre-configurado que le diga el tiempo que tardaremos en llegar a la cita y nuestra posición actual.

Mercedes-Benz necesitaba un compacto muy atractivo para los jóvenes – se espera calar especialmente en un rango de edades entre los 30 y los 35 años – y pensó primero en diseño y después en satisfacer las necesidades más básicas de cualquiera que desease un compacto, necesidades que han quedado cubiertas con creces. Ahora bien, también era necesario un automóvil cargado de gadgets y con una gran conectividad. Una pantalla integrada en el salpicadero será la responsable de centralizar navegación, equipo de sonido y funciones avanzadas sincronizadas por internet y con un iPod, iPad o iPhone de Apple. En principio no existirá opción alguna para smartphones Android o Windows.

La posición de la pantalla es inmejorable y su tamaño más que suficiente para hacer que esta sea muy visible. La interfaz principal de uso es un selector giratorio en la consola central que nos permite navegar con rapidez por los menús, aunque también cuenta con funciones controladas por voz y lectura de texto automatizada. El diseño del software se ha realizado con absoluta rigurosidad para evitar en la medida de lo posible distraer al conductor, aunque con tantas funciones tal vez sea difícil no distraernos. Personalmente creo que es mucho más acertado el diseño de una pantalla retráctil, como la del Audi A3, que se oculta automáticamente en el salpicadero. En el caso del Mercedes Clase A es fija.

Entre las funciones avanzadas en internet podemos encontrar canales de radio digitales, sincronización con Facebook (cambio de estados, lectura del flujo de actualizaciones de nuestros contactos), sincronización con Twitter, búsqueda de negocios por internet o una función bastante curiosa que permite auto-responder a las llamadas o emails entrantes con un mapa en el que se especifica nuestra posición y el tiempo que tardaremos en llegar a una cita. Más adelante también se integrará con la aplicación Simply Siri de Apple.

Mercedes Clase A: mucho equipamiento de serie que justifica su elevado precio base

Prueba del Mercedes Clase A

El nivel de acabado y equipamiento Style ya ofrece una dotación muy completa y superior a la de mayoría de sus rivales, tal vez suficiente para justificar un precio de acceso mayor.

Si bien es cierto que el precio desde el que parte un Mercedes Clase A puede resultar desfavorable a priori si lo comparamos con sus rivales, para hacer justicia hay que decir que la dotación de serie de un Clase A es bastante completa y en la mayoría de los casos superior. De serie incluye freno de estacionamiento eléctrico, freno Adaptative Brake, capo activo (para protección de los peatones), sistema de prevención de colisiones y en el caso del mercado español, desde el acabado más básico Style ya se incluye volante y pomo del cambio forrados de cuero, equipo de sonido con disco duro con capacidad para 20 CD denominada 20 CD y Bluetooth y faros bi-xenon, entre otros.

Los asientos deportivos tapizados mixtos de símil de piel y tela (ARTIC) son toda una delicia para cualquiera que busque una opción medianamente deportiva, elegante y confortable. Por unos 800€ podemos equipar ajustes eléctricos y tres memorias no sólo para el asiento del conductor, sino también para su acompañante.

El sistema de cambio involuntario de carril hace vibrar el volante si detecta que hemos sobrepasado una línea en el asfalto sin accionar las luces de dirección. El sistema Blind Spot Assist nos advierte de la presencia de vehículos en el ángulo muerto con un led que se ilumina en el área del retrovisor y una advertencia sonora. El sistema Distronic además nos advierte si el vehículo detecta, analizando una serie de parámetros como giros de volante o cambios involuntarios de carril, que estamos cansados o en condiciones peligrosas para conducir.

Las mejores virtudes del nuevo Mercedes Clase A salen a relucir conduciéndolo

Prueba del Mercedes Clase A

Los motores más recomendables, a nuestro juicio, serán el A 200 (156 CV) y el nuevo A 220 CDI (170 CV) que llegará en diciembre.

Dicho todo esto, lo mejor es que aguarden a la segunda parte que probablemente también será la más importante. No me cabe la menor duda de que estamos ante el compacto más ágil y dinámico desde la gama más básica y asequible. Personalmente creo que las mejores virtudes del nuevo Mercedes Clase A salen a relucir al ponernos al volante y poner a prueba sus aptitudes dinámicas. Tuvimos ocasión de probar uno de los diésel más razonables, el A 200 CDI de 136 CV de potencia, aunque según Mercedes el más popular será el A 180 CDI de 109 CV. También un gasolina de referencia, el A 200 de 156 CV. Ambos contaban con cambio manual.

Finalmente nos subíamos en un improvisado circuito cerrado en un aeródromo, al nuevo Mercedes Clase A 250 Sport, la versión más potente y deportiva con 211 CV a la espera del lanzamiento del A 45 AMG. Este último llegará al mercado español a finales de año, probablemente noviembre o diciembre, con un precio base de 37.891€.

En Diariomotor: Mercedes Clase A 2012: llega el nuevo compacto de la flecha plateada | Equipamiento y precio del Mercedes Clase A: desde 25.500€ | Compactos premium, la batalla por el segmento: Audi A3, BMW Serie 1, Mercedes Clase A y Volvo V40