La noticia que ha indignado a Tesla: ¿por qué se están encareciendo los seguros de los Tesla Model S y Model X?

 |  @davidvillarreal  | 

Tesla defiende que sus coches son muy seguros. Y no solo eso, que modelos como el Tesla Model S o el Tesla Model X son significativamente más seguros que los productos de su competencia. Esa es la razón por la cual Tesla se ha indignado con el hecho de que algunas aseguradoras en Estados Unidos, empezando por las pólizas de la American Automobile Association (AAA), estén incrementando el coste de asegurar un Tesla asegurando, entre otras cosas, que sus coches son más propensos a sufrir un accidente. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación? ¿Por qué Tesla no está de acuerdo con la decisión que ha tomado la AAA?

Tal y como leíamos en Automotive News, los planes de pólizas de seguro de la AAA incrementarán su precio en un 30% para los clientes que aseguren un Tesla Model S o un Tesla Model X. La decisión, como todas aquellas que tienen que ver con el coste de asegurar un automóvil, se llevaría a cabo tras un estudio estadístico de la tasa de accidentes del modelo en cuestión.

La AAA emplea los resultados facilitados por el Highway Loss Data Institute (HLDI), que realiza estudios con base científica al respecto de las pérdidas económicas y humanas que se producen en los accidentes en Estados Unidos.

El coste de asegurar un automóvil se basa, entre otras cosas, en un análisis estadístico de las probabilidades de sufrir un accidente

Hay dos puntos concretos que han llevado a la AAA a tomar esta decisión.

El primero, es el hecho de que según las estadísticas de la HLDI, el Tesla Model S de tracción trasera – de los MY entre 2014 y 2016 – se haya visto envuelto en más accidentes (un 46%) que la media nacional de los automóviles que según la AAA son rivales del Model S. En el caso del Tesla Model X, las reclamaciones estarían un 41% por encima de la media. Basta con un estudio estadístico como este para que las aseguradoras consideren que el riesgo de sufrir un accidente en un Tesla es superior y, por lo tanto, también ha de incrementarse el coste de asegurarlo.

Tesla no ha tardado en defenderse, con unas alegaciones muy razonables que ha comunicado a Automotive News. La primera, que sus coches están comparándose con productos que no son comparables. Según Tesla, si su producto se comparase con lo que para ellos sí es la competencia del Model S o del Model X, saldrían muy bien parados y sus cifras estarían por debajo de la media de su categoría. Y por lo tanto no tendría ningún sentido incrementar el coste del seguro.

Tesla defiende que las estadísticas de la tasa de accidentalidad de sus coches no está teniendo en cuenta a aquellos coches que realmente son comparables con el Model S o el Model X

La AAA no solo ha considerado que un Tesla Model S o un Tesla Model X tendrían una tasa de accidentes superior, sino que las consecuencias de estos accidentes también acarrearían mayores costes que en otros coches de la competencia. El coste de asegurar un automóvil es muy sensible al coste de sus reparaciones, que va de tareas tan sencillas como sustituir un parachoques o un faro, a daños más importantes, como radiadores, componentes mecánicos, o la sustitución de los subchasis delantero y trasero.

Tesla está trabajando con las aseguradoras para evaluar los beneficios de Autopilot y que las ayudas de conducción de sus coches, que obviamente evitan accidentes, no solo no lleven a no incrementar el coste de asegurar un Model S o un Model X, sino incluso a que las pólizas se abaraten

En este punto, de nuevo, Tesla defiende a sus productos y alega que no se han tenido en cuenta otros estudios estadísticos, como el de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Estudios en los que el Tesla Model S y el Tesla Model X salen muy bien parados por verse reflejado en ellos que el riesgo de sufrir heridas para los pasajeros de los modelos de Tesla es inferior a la media de los automóviles con los que compiten. Y esto, de nuevo, es muy importante. Aunque la mayoría de los accidentes solo conllevan daños materiales, y no personales, tampoco hemos de olvidarnos que en los accidentes en los que hay pasajeros heridos, las consecuencias de la atención a las víctimas y su compensación suele superar con creces el coste de los daños materiales en los vehículos implicados.

El objetivo de Tesla pasa ahora por trabajar con las aseguradoras para que estas evalúen los beneficios de Autopilot. Y sobre todo conseguir diferentes planes y pólizas de seguro para que el coste de asegurar un Tesla Model S o un Tesla Model X no se incremente, e incluso sea cada vez más bajo.

Lee a continuación: El Gran Hermano del coche autónomo: ¿por qué está Tesla grabando vídeos de sus clientes?

Solicita tu oferta
  • rog

    “La primera, que sus coches están comparándose con productos que no son comparables. ”

    La clave de la situación esta aquí. ¿Se sabe cuales son estos productos? A ver si están comparando el Tesla S con coches con, por decir algo, de esa potencia y no segmento; no tendría sentido compararlo con máquinas hechas para una conducción muy agresiva y por ende más propensas a sufrir accidentes, por ejemplo.

  • M.A.

    Creo que dais la clave en el texto.
    Por un lado, las compañías se basan en la estadistica. A veces incluso influye el color del vehiculo (p.ej. dicen que los coches rojos se accidentan más, estadisticamente… pues si les interesa usarán este dato para cobrarte más)
    Si estadisticamente el coche se accidenta más, pocos argumentos puedes oponer. Incluso es para pensarselo a la hora de la compra.
    Tampoco se diferencia entre “accidente” o “asistencia”, que también se incluye en algunos seguros. No es necesario un accidente o choque para que tenga que intervenir el seguro. Basta una simple avería. Más para pensarselo, si esto “demuestra” que es un coche propenso a “dejarte tirao”.
    Por otra parte, no se dice que tipo de seguro se está comparando. Si se trata de una póliza “todo riesgo”, lógicamente si volverte a poner el coche en condiciones tras el accidente (o incidente) -o sea; reparación- es más costoso, la prima del seguro también lo será…
    Tesla se queja de que están haciendole comparación con productos muy diversos, y luego mete a todos los seguros “en el mismo saco”, sin especificar las coberturas, ni diferenciar entre el tipo de intervención.

    • Miguel Blaya

      Como dice Rog, no puedes comparar un P100D con un SRT Hellcat o un Lambo. Estos últimos son coches deportivos, desarrollados para correr, y por lo tanto su uso será agresivo que quien se compre un P100D, que al final es una berlina…
      De eso se queja Tesla, de que no están comparando por segmentos comparables. Si el artículo detallara qué comparaciones establecen esos estudios, podríamos afinar más en quién tiene razón.

      • M.A.

        Tienes razón, no hay datos para valorar correctamente.
        Pero reconoce que en el caso de los seguros tampoco..
        Por otra parte, si un Tesla cuesta tanto como un Lambo, es normal que el seguro te cueste casi lo mismo.
        Si lo rompes y te lo han de reparar/pagar nuevo, para el seguro no hay diferencia…
        Y si, puede que un coche de uso más deportivo sea más propenso a sufrir un accidente.
        Pero si hay otro que (por ejemplo), sin llegar a accidentarse es más “conflictvo” a la hora de necesitar una asistencia en carretera (= se estropea mas….) a la Cia de seguros le da igual.
        Le da igual recoger el coche entero o a trocitos. El coste puede ser el mismo.
        Igualmente reparar un avanzado modelo tecnológicamente de vanguardia, con tecnologia muy especifica, puede ser tan caro como “reconstruir” un deportivo “tradicional” tras un accidente…
        Al final es todo cuestion de $$$$
        Y hasta en España te encuentras modelos que a las compañias “no les interesa” asegurar, por el motivo que sea, por tanto para esos modelos aumentan las primas del seguro.

  • Vikingog

    una nueva carta de la industria del automóvil para parar el avance del que destaca.. que pena.

  • Mercedes

    Un tweetstar de Tesla, una tal Pascal deHert dijo que estaban pensando en ofrecer seguros para sus propios clientes.