El Tesla Model S es una berlina de lujo de casi cinco metros, completamente eléctrica, fabricada por Tesla desde 2012. El Tesla Model S tiene cinco plazas distribuidas en dos filas de asientos, pero opcionalmente se puede equipar con siete plazas Seguir leyendo...

Precios del Tesla Model S en diciembre de 2019

Consigue el mejor precio para el Tesla Model S

Características del Tesla Model S

carroceríaBerlina
puertas5
plazas5
maletero0 l
potencia562 - 796 CV
consumo0 l/100km
precio-
valoración

El Tesla Model S es una berlina de lujo de casi cinco metros, completamente eléctrica, fabricada por Tesla desde 2012. El Tesla Model S tiene cinco plazas distribuidas en dos filas de asientos, pero opcionalmente se puede equipar con siete plazas gracias a una tercera fila con dos asientos para niños. Este modelo se comercializa en España desde 2013, con un precio que parte desde 86.800 euros. Cuenta con una gran batería de iones de litio que le proporciona una autonomía entre 490 y 613 kilómetros, dependiendo de la versión.

El Tesla Model S es un producto que prácticamente no ha tenido competencia, puesto que ciertamente no existe ningún otro modelo comparable en términos de distinción, prestaciones y autonomía eléctrica. Tesla ha fabricado una alternativa eléctrica a los Audi A6, BMW Serie 5, Mercedes Clase E. Pero, en los próximos años, habrá productos que sí podrán equipararse con el Tesla, como el Audi e-tron GT, el Porsche Taycan o el BMW i4.

No te pierdas nuestra guía de compra de coches eléctricos con información detallada de todos los coches eléctricos del mercado.

En Diariomotor, hemos tenido oportunidad de hacer una prueba del Tesla Model S, conducirlo, analizar su interior y ver cómo va.

Diseño exterior del Tesla Model S

El diseño de la carrocería del Tesla Model S se ha mantenido prácticamente intacto desde su lanzamiento allá por 2013, cuando apenas se vendía en un puñado de regiones. A día de hoy lo que más destaca en el cómputo global es su frontal, del que prácticamente han desaparecido las entradas de aire. Los faros, con tecnología full LED, ofrecen una firma lumínica muy característica.

El Model S no intenta esconder sus intenciones de coupé. Pese a tratarse de una berlina de 5 puertas, este modelo disfruta de detalles propios de modelos de corte deportivo, como las puertas sin marco o los tiradores enrasados, que se asoman de forma automática. La parte trasera, más convencional, aporta robustez al conjunto con unos "hombros" anchos y altos.

Interior del Tesla Model S

En el interior, el Tesla Model S opta por el minimalismo propio de las últimas tendencias, con el mínimo número de botones e interruptores posibles. Esto es posible gracias a la centralización de funciones a través de una gigantesca pantalla táctil de nada más y nada menos que 17 pulgadas. La instrumentación también recurre a una pantalla completamente digital.

El habitáculo del Tesla es, como viene siendo habitual en este tipo de coches, apto para cinco pasajeros, pero mejor acondicionado para sólo cuatro ocupantes. No obstante, el Model S ofrece, de forma opcional, una tercera fila de asientos de emergencia con dos plazas pensadas para niños, que viajarán en sentido contrario a la marcha.

El Model S dispone de dos maleteros gracias a la ausencia de un motor térmico que ocupe espacio en la parte frontal. Es por ello que bajo el capó encontramos un hueco de 150 litros, a los que habría que sumar los enormes 755 litros disponibles en el maletero de la parte trasera, el más grande de su categoría.

Opciones de potencia y autonomía para el Tesla Model S

El Tesla Model S disfruta de diferentes variantes en las que las diferencias son, sobre todo, la potencia de sus motores eléctricos y la capacidad de carga de sus baterías, que no modifican ni su tamaño, ni su peso ni su disposición en el chasis. Siempre van alojadas en el piso del coche, mientras que el motor -o motores- están situados en línea con los ejes.

La variante menos prestacional se denomina "60", y está disponible en versiones de tracción trasera (60) y tracción total (60D). Equipados con una batería de 60 kWh, aceleran de 0 a 100 km/h en 5.8 y 5.4 segundos respectivamente, alcanzando los 400 km de autonomía homologada. El siguiente escalón son los "75" y "75D", que de igual manera ofrecen tracción trasera en el caso del 75 y tracción integral en el caso del 75D. No hay diferencias en la aceleración, sólo en la velocidad máxima (210 km/h en los 60 y 225 km/h en los 75) y en la autonomía, que alcanza los 490 km según homologación.

Por encima, la variante 90 D, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos, tracción integral y una batería de 90 kWh capaz de proporcionar una autonomía homologada de 557 km. La versión más potente y prestacional es la P100D, con una batería de 100 kWh que proporciona una autonomía de 613 km, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en unos impresionantes 2.4 segundos.

El Tesla Model S cuenta con Autopilot 2.0, aunque está "capado" en España

Tesla asegura que cualquiera de sus modelos son vehículos autónomos a nivel de hardware, es decir, están capacitados técnicamente para poder circular sin conductor con todas las garantías. En cualquier caso, de momento, sus capacidades están limitadas, ya que la legislación actual en España no lo permite. Cuando se produzca un cambio de legislación, los Tesla tan sólo necesitarán una actualización de software para transformarse en verdaderos coches autónomos, ahora sí, plenamente funcionales.

El Tesla Model S incluye la versión 2.0 del sistema Autopilot gracias a ocho cámaras envolventes, doce sensores de ultrasonidos -que permiten detectar los objetos que hay alrededor del vehículo- y un radar delantero para ver incluso por delante del vehículo precedente. En este vídeo, Tesla explica cómo trabaja el sistema Autopilot.

Debido a que las capacidades del Autopilot están limitadas por motivos legislativo, lo que queda del sistema es algo muy similar al control de crucero que podemos encontrar en vehículos como Audi. Básicamente el Tesla Model S es capaz de acelerar y frenar en función del tráfico. Es capaz de detenerse si el vehículo que precede la marcha lo hace, o reanudarla de forma automáticamente, siempre manteniendo al vehículo dentro del carril. El sistema también puede actuar sobre la dirección, trazando cualquier tipo de curva en autovía, aunque el conductor debe siempre ir sujetando el volante, atento y dispuesto en todo momento.

También puedes leer: 4 funciones increíbles de Tesla Autopilot o ver cómo un Tesla Model S evita un accidente gracias a Autopilot.

¿Pensando en comprar un Tesla Model S

Guías de compra en ¿Qué coche me compro?

Las mejores guías en ¿Qué Coche me compro?

Todo lo que necesitas saber y mucho más

Los mejores artículos del Tesla Model S en Diariomotor