ESPACIOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR

Probamos el eléctrico más polémico del momento, con 1.020 CV y volante Yoke

La última creación de Tesla está en boca de todos y no es para menos. El Tesla Model S 2023 es la gran novedad del fabricante americano, un coche que acaba de aterrizar en Europa con importantes y polémicos cambios, además de con una impresionante versión Plaid de 1.020 CV que promete humillar a cualquier otro automóvil, sea eléctrico o no. Hoy probamos en vídeo el nuevo Tesla Model S Plaid y estas son nuestras impresiones conduciendo el eléctrico más peculiar del mercado.

Tras 11 años de vida, Tesla introduce la mayor actualización que hayamos vista en el Model S hasta ahora. Esta revisión afecta ligeramente al diseño exterior como bien demuestran sus nuevos faros LED o sus paragolpes, haciéndose mucho más perceptible en el interior con el rediseño total del salpicadero para estrenar una nueva pantalla táctil central de 17″ orientable, una nueva consola central con doble cargador inalámbrico y múltiples huecos portaobjetos y, el cambio más llamativo, un nuevo diseño de volante al más puro estilo coche fantástico que Tesla denomina como Yoke (yugo en castellano).

De primeras, lo más llamativo de este nuevo habitáculo es el extremo minimalismo por el que ha apostado Tesla, una solución que si bien en lo estético a mí personalmente me gusta, ergonómicamente demuestra ser poco práctico y hasta incómodo en según qué situaciones. La experiencia de conducir este Model S con el volante Yoke, los intermitentes táctiles integrados en el volante y la gestión de la «transmisión» desde un control deslizante en la pantalla, me ha resultado incómoda y esa sensación se ha mantenido durante los 5 días y casi 2.000 Km de prueba que he hecho con este coche.

Visto el punto que a todas luces me ha parecido más mejorable, vayamos ahora con los puntos fuertes de este nuevo Tesla Model S Plaid. El apartado de infoentretenimiento es, claramente, una de las mejores experiencias que podemos encontrar en el mercado por el rendimiento de la interfaz, la calidad de la pantalla y las muchas posibilidades que brinda. Es un sistema que lo apuesta todo al control táctil con las distracciones que ello implica, hasta para el control de los aireadores o la regulación de los espejos hay que echar mano de esta pantalla, pero es muy fácil hacerte a él y encontrar la función que estamos buscando en un par de pulsaciones.

Interior Tesla Model S 2022 106

En esta versión Plaid nos encontramos el máximo estandarte de Tesla en cuanto a sistemas de propulsión eléctrica, y una vez que lo hemos probado bien a fondo y en muy diversas circunstancias, queda claro que estamos ante la mejor tecnología de su clase. El despliegue de prestaciones resulta impresionante con 1.020 CV, un 0-100 Km/h de 2,1 segundos y una velocidad punta de 322 Km/h, y en la práctica es todavía más abrumador constatando que este Model S es un verdadero cohete capaz de regalar sensaciones propias de una montaña rusa. Y si impresiona semejante derroche de prestaciones, no lo hace menos su capacidad para gestionar todo este poderío, descubriéndonos un chasis muy bien puesto a punto que ofrece un gran nivel de control y confianza, teniendo como únicos puntos mejorables el volante Yoke y unos frenos donde hemos echado de menos algo más mordiente.

Y llegamos al punto que quizá menos se podría tener en cuenta en un coche de este talante, pero que a la postre ha sido uno de los que más nos ha sorprendido durante esta prueba. Hablamos de la gestión energética y de cómo Tesla sigue siendo la clara referencia del mercado cuando se trata de hablar de consumos, incluso en un coche de más de 1.000 CV. Con 600 Km de autonomía homologada WLTP, hemos podido comprobar que en conducción mixta es posible extraer entre 450 y 500 Km reales de su batería de 100 kWh, moviéndonos en consumos medios de entre 20 y 22 kWh.

Tesla Model S Plaid 2021 0921 026

Eléctricos de similar planteamiento como pueden ser los Audi RS e-tron GT, Mercedes-AMG EQE 53 o Porsche Taycan Turbo S se alejan bastante de esta eficiencia y eso es algo que en los eléctricos importa, y mucho. Y si a todo ello unimos una red de puntos de recarga como la Supercharger, las ventajas de este Tesla Model S como vehículo eléctrico se multiplican, pues podemos olvidarnos de los problemas que presentan otras infraestructuras de recarga como son las escasez de puntos, la escasa potencia que suministran (50 kW por norma general), los altos precios de sus tarifas, el incómodo acceso mediante apps dedicadas y el cuestionable mantenimiento en no pocas ocasiones.

Vídeo destacado del Tesla Model S

Imagen para el vídeo destacado del Tesla Model S Botón de play
Tesla Model S 2021 Exterior 1
Logo de la marca tesla Tesla Model S
  95.970 €

El Tesla Model S es el eléctrico a baterías con mayor autonomía que está a la venta en España. Cuenta con una potencia de 1.020 CV, tracción a las 4 ruedas, la mayor aceleración del mercado y una autonomía de hasta 600 km WLTP (realista) gracias a una gigantesca batería de 100 kWh

Ficha Model S
Solicita tu oferta
Cargando...