carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

Tesla Motors acaba de presentar el Tesla Roadster 2011 o, según ellos mismos, la versión 2.5 del deportivo eléctrico más popular en todo el planeta. En este caso, el ser pioneros ha significado para la marca ir un paso por delante de otros modelos eléctricos similares, aunque la competencia cada vez apretará más dado el crecimiento que se supone experimentarán los coches movidos a electricidad en los próximos años.

El Tesla Roadster 2.5 se presentará a la vez en Copenhague (Dinamarca) y en Newport Beach, California (EE.UU.), donde además se inaugurarán nuevos distribuidores de la marca, y cuenta con ligeras novedades respecto al modelo que ya conocíamos. Para empezar, su diseño exterior está más trabajado aerodinámicamente, aunque los cambios no son demasiado evidentes: un frontal rediseñado con nuevas entradas de aire y nuevo difusor trasero, además de estrenar llantas de aleación en colores plateado o negro.

El interior también luce pequeños cambios, como por ejemplo, nuevas terminaciones de acabado, una pantalla más grande para el navegador opcional (ahora de 7 pulgadas) incluyendo cámara de visión trasera y un mayor confort para los asientos. También se ha mejorado la insonorización en cuanto a ruidos de rodadura. No hay novedad mecánica alguna, más allá de pequeñas mejoras en el software de gestión electrónica, pudiendo ahora entregar el motor su máximo rendimiento en climas extremadamente calurosos.

Continúa siendo capaz de acelerar de 0 a 60 mph (0 a 96 Km/h) en 3.7 segundos, con una autonomía máxima en conducción no extrema de hasta 395 Km, datos muy significativos, así como su velocidad máxima, limitada electrónicamente a unos 200 Km/h. Esta versión actualizada del Tesla Roadster no rompe moldes, pero parece que sí lo hará la siguiente generación del deportivo eléctrico, aunque para ello tendremos que esperar todavía un tiempo.

De él se afirma que será desarollado y construido totalmente en Tesla, sin necesidad de colaboraciones o tecnología externa, y mientras tanto la marca no perderá comba en cuanto a nuevos modelos y segmentos, ya que se espera que aparezcan una berlina y un crossover, por ejemplo. Pintan bien las cosas para Tesla, con 1.200 unidades del Roadster ya vendidas en 23 países distintos; veremos si son capaces de concretar tan ambiciosos planes.


Continuar leyendo