CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tesla

3 MIN

¡Corre antes de que sea tarde! El valor de estos 10 coches clásicos se disparará en 2022

Elena Sanz Bartolomé | 23 Ene 2022
Mazda Rx 7
Mazda Rx 7

La subida de precios de los coches se ha hecho extensible a los modelos de segunda mano: muchos conductores que no pueden comprar una unidad nueva o que no pueden afrontar los largos plazos de entrega, han fijado su vista en el mercado de ocasión… y las cifras, aquí, han comenzado a incrementarse. Ni los clásicos se han librado: si estás pensando en hacerte con uno de los que figuran en esta lista, date prisa porque se van a disparar en 2022.

Ni somos Nostradamus ni tenemos una bola mágica que nos permite ver el futuro. Hagerty, una aseguradora de Estados Unidos que también opera en Canadá, Alemania y el Reino Unido, ha desvelado cuáles serán los coches clásicos cuyo valor está creciendo más rápido que el resto. En su lista aparecen diez modelos de lo más variados… y una intrigante opción moderna.

Los primeros vehículos de la lista son de todo menos unos desconocidos. Hablamos del Mercedes-Benz 230SL (1963-1967), Cadillac DeVille (1965-1970), Pontiac GTO (1966-1967) y Ferrari 246 Dino (1969-1974) cuyos precios están subiendo debido a los nuevos compradores que se están fijando en ellos y a las caídas de otros modelos. Esto ha llevado a que, entre 2020 y 2021, el valor del Mercedes 230SL Pagoda se haya incrementado en un 35%, el del Cadillac ha subido un 14% y el del Ferrari un 5%. El Pontiac, sin embargo, se ha estacando.

El auge de los 4x4

Para el Porsche 968 (1992), el Volvo 245 (1975-1993) y el Mazda RX-7 (1979-1985) ha llegado su momento. Durante el mismo período de tiempo (2020-2021), el valor del Mazda aumentó un 26%, el del Porsche un 8% y el del Volvo un 5%.

Llama la atención la presencia de los todoterrenos y lo cierto es que tiene sentido: a medida que más conductores caen rendidos ante el mundo 4x4, también aumenta el atractivo de los modelos más clásicos de este segmento y era cuestión de tiempo que las mejores unidades de segunda mano se revalorizasen. El Land Rover Defender (1983-1997) y el Suzuki Samurai (1985-1995) son dos ejemplos de ello: en los últimos doce meses, el valor del rimero ha crecido un 26% y el del segundo un 5%.

¿Qué hace aquí un Tesla?

La presencia más pintoresca la encontramos en el último lugar del ranking, donde se encuentra el Tesla Roadster (2008-2012): un modelo que desentona en una lista de coches clásicos. Hagerty lo incluye porque, en el mercado de segunda mano, sus precios han subido un 8% debido al creciente interés que están mostrando en él los millennials y la Generación X.

3
FOTOS