CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

9 MIN

Quien mucho abarca, poco aprieta. Tesla y su largo historial de retrasos y promesas incumplidas

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 30 Dic 2022
Tesla Semi 2022 11
Tesla Semi 2022 11

La importancia de Tesla en el mundo automovilístico a punto de terminar el año 2022 es incuestionable. El Tesla Model 3 es el coche eléctrico más vendido de todos los tiempos y la marca tiene gran parte de responsabilidad en la transición a la movilidad eléctrica que el mundo está viviendo. Sin embargo, el camino de Tesla no ha estado carente de polémica y de promesas rotas. Elon Musk, CEO y fundador de la marca, es el foco de la polémica, y en este artículo trataremos de averiguar si el refrán "quién mucho abarca, poco aprieta" se le puede aplicar.

Antes de entrar en harina, quiero aclarar que este artículo no es un ataque gratuito hacia Tesla ni su fundador. No hay nada personal en estas líneas, que solo buscan poner de relieve el largo historial de promesas incumplidas y retrasos eternos que acumula la compañía californiana. Una mancha en un historial de innovaciones, por otra parte, impecable. Lo que es también necesario recordar es que Tesla no es una compañía que funcione como un gran fabricante de coches tradicional, si no que su operativa es más propia de una empresa del sector tecnológico.

En Estados Unidos, Tesla desbandó su departamento de comunicación. No existen vehículos de prensa ni pruebas oficiales.

Sus lanzamientos de nuevos productos y sus eventos se parecen más a las keynote de Apple que a los meticulosos desarrollos y presentaciones de nuevos vehículos de otros fabricantes. Quizá este es uno de los puntos en los que más difiere de otros fabricantes, que se han acostumbrado a llevar en el más estricto de los secretos el desarrollo de nuevos vehículos. Tesla ha presentado vehículos catalogados como pre-serie o prototipos cercanos a la producción a los que les faltaban años de desarrollo hasta llegar a la fabricación en masa.

El impacto comercial y el espaldarazo a la imagen de marca de Tesla de estas presentaciones es innegable, y las enormes expectativas creadas por la empresa se han visto reflejadas en unas cotizaciones en bolsa espectaculares: Tesla ha llegado a ser la empresa más valiosa del sector del automóvil en capitalización bursátil. Sin embargo, en estos momentos el viento no sopla a favor de Tesla en bolsa, ni tampoco lo hace en el plano corporativo. La telenovela en la que se ha convertido la compra de Twitter por parte de Elon Musk tiene gran parte de culpa.

Una de cal y una de arena: Elon ha logrado popularizar el coche eléctrico y revolucionar el transporte espacial.

El espectáculo mediático en el que se ha convertido, la controversia que rodea algunas de sus decisiones - despidos masivos, la supresión de comités éticos y de vigilancia, el levantamiento del veto a figuras como Donald Trump - y el delicadísimo estado financiero de la empresa han terminado por afectar a Tesla, que parecía navegar viento en popa. Pero Tesla no solo sufre la falta de atención de su CEO, si no que parte del público y los inversores cuestionan a Tesla a causa de las promesas vertidas durante los últimos años.

2016: la conducción 100% autónoma llegará en dos años

Tesla fue una de las marcas más agresivas en la introducción de asistencias avanzadas a la conducción. El Autopilot fue una gran jugada de marketing, pero no deja de ser una forma muy interesante de llamar a un control de crucero adaptativo capaz de ajustar la velocidad a los límites de la vía, centrar el coche en el carril y circular por sí mismo en todo tipo de circunstancias. El abuso del sistema y ambigüedad de Tesla en lo tocante a sus capacidades han dado lugar a muchos abusos para un asistente que necesita supervisión humana constante.

California acaba de prohibir llamar Full Self-Driving al sistema, alegando que da lugar a equívocos y que es una asistencia parcial.

La vuelta de tuerca del sistema Autopilot es la capacidad de conducción 100% autónoma, llamada FSD por Tesla (Full Self-Driving). En 2016 Elon Musk anunciaba que en dos años los Tesla tendrían la capacidad de conducir de forma 100% autónoma, y que en 2020 tendrían una flota de un millón de "robotaxis". En 2021 se lanzó en fase beta el servicio Full Self-Driving, bajo estricta supervisión humana y con mucho margen de mejora. Al inicio de 2023, todos los Tesla siguen teniendo volantes y siguen necesitando de supervisión humana constante.

Ningún fabricante de coches ha logrado crear coches 100% autónomos fuera de entornos controlados o carentes de supervisión humana - sea física o remota.

2016: el Tesla Model 3 costará 35.000 dólares

Un precio revolucionario para el coche eléctrico de masas. El precio que Musk anunció en 2016 para el Tesla Model 3 solo fue real durante unos meses entre 2019 y 2020. La versión de acceso no estaba anunciada en la página web y era necesario llamar al fabricante para encargar una unidad. Era un proceso lento e incómodo. Duró unos pocos meses a la venta y Tesla lo eliminó silenciosamente de la gama en 2020. Hoy en día, en EE.UU., el Tesla Model 3 más barato cuesta 46.990 dólares antes de incentivos. En España su precio de tarifa es de casi 52.000 euros.

¿Será capaz Tesla de mantener el liderazgo en el mercado de coches eléctricos en 2023?

2017: el retorno del Tesla Roadster

En uno de sus fastuosos "keynotes", Elon Musk presentó el Tesla Semi, y al final asombró al público con un increíble Tesla Roadster de segunda generación. Un sensual deportivo eléctrico de espectacular diseño, capaz de acelerar hasta los 96 km/h en menos de dos segundos, con 1.000 km de autonomía y una velocidad punta de 400 km/h. En ese momento se abrieron las reservas para el coche, cuyo precio iba a ser de unos razonables 200.000 dólares. Para formalizar la reserva había que pagar 50.000 dólares, y aun es posible hacerlo desde su web americana.

No obstante, la web de Tesla no tiene referencia alguna al Roadster, y hay que entrar en dicho formulario a través de un enlace directo. Hay quien afirma que el Roadster fue una maniobra para levantar capital en un momento de máxima incertidumbre económica para Tesla. Elon prometió que en 2022, a más tardar, el Roadster llegaría a producción. Estamos a punto de entrar en el año 2023 y el Roadster no está, ni se le espera. Si esperabas que el Roadster - y su paquete Space X con cohetes - llegase al mercado en 2023... tómatelo con calma.

Del Tesla Roadster no ha habido noticia o actualización alguna en muchos meses. Algunos medios hablan ya de 2024.

2017: el Tesla Semi llegará en 2019

El camión de Tesla ha sido uno de los proyectos más ambiciosos de la marca. Fue anunciado en 2017, en el mismo evento donde se anunció el Roadster. Entonces se dijo que esta cabeza tractora eléctrica llegaría al mercado en 2019, con una autonomía de unas 500 millas (830 km). El desarrollo del camión ha sido mucho más lento y costoso de lo esperado, y solo sería a mediados de este año que Tesla actualizase discretamente la web del camión, revelando el modelo de producción. A apenas días de terminar el año 2022, Tesla ha entregado las primeras 36 unidades a PepsiCo en California.

Volvo, Kenworth, Peterbilt y Freightliner, entre otras, se adelantaron a Tesla en la comercialización de camiones pesados 100% eléctricos.

2019: el Tesla Cybertruck revolucionará el segmento de las pick-up en 2021 y costará 39.900 dólares

En 2019, en otro evento multitudinario, Musk presentó la primera pick-up de Tesla. Un vehículo que competiría en el segmento más importante del mercado automovilístico de EE.UU. Un segmento tan importante que solo las Ford F-Series, líderes desde hace más de 45 años, venden cerca de 800.000 unidades al año al otro lado del charco. En su presentación se prometía que tendría cristales prácticamente blindados, pero en la demostración pública de su dureza se rompieron - cosas del directo. Musk afirmó que comenzaría a venderse en 2021 a un precio inferior a los 40.000 dólares.

Su diseño es anguloso y revolucionario. Hasta el punto de que su protección a peatones en caso de accidente está en entredicho.

El Tesla Cybertruck ha ido acumulando retrasos y aun no conocemos su versión definitiva de producción, aunque varias fotos de la pick-up se han filtrado de forma extraoficial. Musk anunció a mediados de este año que muchas cosas han cambiado desde 2019, y que el Cybertruck será considerablemente más caro a causa de la inflación y el coste creciente de algunos materiales. Musk dice que probablemente entre en producción en 2023. No costará 39.900 dólares ni llegó en 2021, pero todo apunta a que sí podría comenzar a producirse el año que viene.

El problema quizá este en que no revolucionará el segmento, y tendrá mucha competencia: Ford ya está vendiendo las F-150 Lightning, Rivian vende las fantásticas R1T, GMC vende la imponente Hummer EV, Chevrolet tiene una Silverado eléctrica y RAM se prepara para entrar en el segmento en 2023. Ahora bien, ninguno de ellos será capaz de funcionar "brevemente como un barco".

2021: Tesla lanzará un coche que costará 25.000 dólares y será autónomo

Durante un Battery Day, en el que Tesla anuncia novedades relativas a sus sistemas de almacenamiento de energía, Musk afirmó que "Tesla lanzará en 2023 un completo vehículo de 25.000 dólares de precio, que posiblemente será autónomo". Los rumores acerca del supuesto Tesla Model 2 comenzaron a expandirse como un reguero de pólvora en llamas. No obstante, en enero de 2022, afirmó a principios de 2022 que Tesla no lanzaría un vehículo así de momento. "En algún momento lo haremos, pero ya tenemos demasiado en nuestro plato en estos momentos".