comscore
MENÚ
Diariomotor
Tesla

4 MIN

El Tesla Roadster empleará tecnología espacial de SpaceX para ser más rápido... ¡y flotar en el aire!

tesla-roadster-100

No es una broma. Elon Musk va en serio y no nos está gastando una broma. En su cuenta de Twitter ha anunciado una innovación radical que incorporará el Tesla Roadster cuando sea lanzado al mercado, directamente derivada de la experiencia aeroespacial de SpaceX. De nuevo lo repito, no es una broma. Elon Musk implementará un paquete opcional "SpaceX" en el deportivo eléctrico, consistente en impulsores de aire ultra-presurizado, con los que logrará mejorar su aceleración y su paso por curva. Ha afirmado que el coche será incluso capaz de flotar en el aire a unos centímetros del suelo. ¿Cómo dice usted?

Todo comenzó con una publicación enigmática en Twitter, en la que aparece el DeLorean DMC-12 de "Regreso al Futuro" flotando en el aire. Por supuesto, es un coche de ciencia ficción que jamás pudo hacer algo similar en la realidad.

Pero Elon Musk afirma que su Roadster sí será capaz de hacerlo.

Y según ha respondido en Twitter, lo hará gracias a una serie de impulsores de aire presurizado, diseñados a imagen y semejanza del sistema usado en el cohete Falcon 9 para presurizar sus depósitos de combustible - con el objetivo de que mantengan su forma durante el vuelo. Recordando previos tweets de Elon Musk, recordamos que en junio afirmó que los Roadster tendrán un paquete opcional "SpaceX" con hasta 10 pequeños "cohetes". Esta decena de impulsores estarán repartidos por todo el perímetro del coche, ayudándole a acelerar o frenar más rápidamente, además de mejorar su paso por curva.

Las posibilidades dinámicas que ofrecen este sistema de aerodinámica pilotada - así lo he bautizado - son un sueño húmedo para cualquier fabricante de coches deportivos.

Los impulsores de este sistema se alimentarán de aire ultra-presurizado, almacenado en un depósito situado en el espacio de los asientos traseros - un depósito construido en una aleación de kevlar, metal y fibra de carbono. Este depósito se llama Composite Overweapped Pressure Vessel (COPV) y en este paper de la NASA podéis conocer su funcionamiento, si queréis ahondar en vuestros conocimientos. Es importante señalar que el sistema usa aire presurizado, y no combustible líquido - Musk quiere que el coche siga siendo eléctrico, no un peligroso cruce entre un cohete Falcon 9 y un descapotable.

Musk asegura que el paquete opcional SpaceX mejorará aún más la increíble aceleración del Tesla Roadster, que es capaz de hacer el 0 a 96 km/h en sólamente 1,9 segundos. Además, será capaz de hacer que el coche flote sobre el suelo, imaginamos que durante unos pocos segundos. Esta función será un puro gadget, un mero artificio creado por y para el espectáculo. Por supuesto, las preguntas sobre la improbable legalidad del sistema no tardaron en llegar, a las que Musk respondió de forma ejemplar: "no creo que la ley haya previsto esta situación. Durante un tiempo será legal".

Si Musk ha sido capaz de lanzar un Tesla Roadster hacia la órbita de Marte, puedo creerme que sea capaz de implementar "cohetes" en un coche de calle.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: The Drive