ESPACIOS
ELÉCTRICOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR
Eléctricos

3 MIN

Y así es como Toyota-Lexus solucionó el mayor error de Tesla

Lo de reinventar el volante está de moda, sin embargo el primer intento realizado por Tesla no salió todo lo bien que la marca se esperaba, algo que pudimos certificar en nuestra prueba del Tesla Model S Plaid 2023. Convertido en uno de los hándicaps más importantes de Tesla en la actualidad, Toyota y su filial premium Lexus han encontrado la solución al polémico volante Yoke, una solución que tampoco es perfecta, pero que sí evita muchos de los problemas de conducir un volante de tipo yugo.

Tal y como te contamos en nuestra prueba del Tesla Model S atabiado con el Yoke, el problema que nos encontramos al conducir con este volante es que en demasiadas situaciones acabábamos realizando maniobras extrañas y hasta peligrosas. Circular por calles muy estrechas, enfrentarse a una rotonda o aparcar se convertían en situaciones donde sí o sí acabábamos cruzando los brazos, cuando no se nos escapaba el volante. Sí, el uso continuado hacia que te terminases acostumbrando, pero solo hasta cierto punto, motivo por el cual Tesla decidió volver a ofrecer opcionalmente la posibilidad de instalar un volante redondo, convencional, como los usados toda la vida.

Pero el problema del volante Yoke de Tesla no estaba en el volante, sino en la dirección a la que está conectado, un aspecto crucial que es precisamente donde Toyota y Lexus han trabajado para conseguir eliminar los problemas que plantea el uso de un volante rectangular. El hecho de tener que hacer girar un volante que no es redondo es incómodo, motivo por el cual los ingenieros de Toyota decidieron hacer uso de un dirección de tipo Steer by Wire, lo que se traduce en una dirección que no está conectada físicamente al volante y que por lo tanto sólo se comunica con el volante de forma electrónica.

Esta dirección virtual la denominan Toyota y Lexus como One Motion Grip, empleando un avanzado sistema de control que interpreta los movimientos que hacemos con el volante para girar más o menos las ruedas delanteras. Esta desconexión es la que ha permitido que el volante de los Lexus RZ y Toyota bZ4X solo gire 300º entre topes en cualquier condición (el Yoke de Tesla necesita 840º, 2,33 vueltas entre topes), sin embargo ese movimiento se traducirá en más o menos giro de las ruedas en función de lo que decida el ordenador que gestiona el sistema One Motion Grip.

Como no podía ser de otra forma, tanto por el diseño del volante, como por el hecho de no tener una conexión física entre volante y ruedas, el sistema One Motion Grip arroja no pocas dudas e interrogantes. En Diariomotor ya hemos podido poner a prueba esta tecnología, conduciendo el Lexus RZ por diferentes escenarios para descubrir qué se siente llevando tan peculiar dirección. Sobre estas líneas te dejamos la prueba de mi compañero Juanma G. Cámara para que así, por ti mismo, puedas sacar tus propias conclusiones.

Vídeo destacado del Lexus RZ

Imagen para el vídeo destacado del Lexus RZ Botón de play

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Clavero

Desempeñando la labor de redactor y probador de coches desde su incorporación, su experiencia le ha permitido convertirse en presentador, creador de contenidos y coordinador editorial en diferentes proyectos dentro de Diariomotor.

Cargando...