No conduzcas un gasolina como si fuera un diésel, si quieres evitar averías y que tu motor sufra. Foto 1 de 3.