Porsche nos cuenta por qué chillan los frenos de los coches y cómo evitarlo (vídeo)

Probablemente te hayas preguntado alguna vez por qué chillan los frenos de los coches, como también habrás experimentado la sensación de presionar el freno y escuchar ese chillido, ese ruido tan incómodo, que en ocasiones generan los frenos de nuestros coches. Lo primero que hay que saber es que existen muchas razones por las cuales los frenos de los coches pueden chillar y no siempre tiene que significar que exista una avería, un desgaste excesivo, o que los frenos no estén funcionando apropiadamente. Porsche publicaba estos días un vídeo muy ilustrativo acerca de este tema, en el que nos cuentan por qué chillan los frenos de los coches, cómo trabajan en sus coches, para conseguir que los frenos de los Porsche no chillen y también las razones por las cuáles es imposible evitar que los frenos chillen.

¿Por qué chillan los frenos de los coches?

El chillido de los frenos se debe generalmente a la temperatura, la humedad, o la corrosión en los discos de los frenos. Y en la mayoría de los casos, si los frenos funcionan correctamente, no es un síntoma de una avería.

Como decimos, y si bien es cierto que un sonido metálico muy desagradable y estridente podría significar que las pastillas de freno están muy gastadas, o existe un problema entre estas y los discos, que puede ir acompañado de otras sensaciones, como pérdida de potencia de frenado, o vibraciones en la dirección en la frenada, en la mayoría de los casos el chillido de los frenos no es necesariamente un síntoma de una avería.

Importante, si los frenos trabajan adecuadamente, el chillido en estos no es un síntoma de que exista una avería, o un desgaste excesivo

En ciertas circunstancias se generan pequeñas vibraciones en el disco, al contacto con la pastilla, que se amplifican y generan ese característico chillido de los frenos.

El chillido se debe esencialmente al contacto entre la pastilla y el disco al accionar el freno, que a su vez genera una fricción, y una energía que se disipa en forma de temperatura, y unas vibraciones que, como explica Porsche en su vídeo, en ocasiones son mínimas, prácticamente microscópicas. Son esas vibraciones las que, al alcanzar ciertas frecuencias, se amplifican haciendo que el propio disco funcione como un altavoz, y se genere ese chillido tan característico.

Insistimos en que ese chillido no necesariamente ha de tener que ver con un mal funcionamiento de los frenos, y ni tan siquiera con componentes de baja calidad. Es más, el chillido de frenos es especialmente común en deportivos y coches de alto rendimiento. En este vídeo, Porsche, que como hemos de comprender un vídeo producido por ellos, han de hablar de su libro, o en este caso sus coches, nos cuentan cómo los ingenieros trabajan para mitigar ese chillido. En ocasiones eso requiere estudiar en profundidad el rendimiento del disco, el comportamiento de los materiales, y la geometría de la pastilla, para entender cómo se producen esos chillidos, y cómo el acoplamiento de diferentes armónicos genera el propio chillido.

Nota: aunque el vídeo tiene la locución en inglés, desde las opciones que aparecen en la barra inferior del vídeo puedes configurar los subtítulos automáticos de Youtube, e incluso la traducción automática a tu idioma.

La conclusión a la que llega Porsche es que con un buen trabajo, e incluso con medidas de choque, como instalar elementos que amortigüen las vibraciones y el sonido, no se puede evitar que en algún momento unos frenos puedan chillar. Las condiciones meteorológicas, la temperatura, y la humedad, contribuyen a que se produzca ese chillido en los frenos de los coches.

La corrosión y el óxido en la superficie de fricción del disco también pueden generar chillidos. Y, de nuevo, que la superficie de los discos de freno de los coches aparezca con una capa de óxido, algo muy habitual cuando el coche permanece parado un tiempo, y especialmente en zonas en las que esté sometido a cierta humedad, no significa que los frenos estén estropeados. Es más, ese óxido suele desaparecer después de unas frenadas. Pero este tema lo dejaremos para otro día.

Vídeo destacado del Porsche 911

Lee a continuación: El Porsche 993 Turbo Cabriolet es un coche mucho más especial y exclusivo de lo que piensas

El Porsche 911 es el gran icono universal de los coches deportivos. Por un lado, incluye lo mejor de la tecnología de Porsche y, por otro, es un coche fiel a una larga tradición de décadas en la que se respeta el esquema original de motor trasero y se mantienen las líneas maestras del primer modelo. El 911 al volante es uno de los mejores coches del mundo, sin lugar a dudas.

Ver todos los comentarios 2
  • Dacocuneta

    Si algo aprendí del programa “joyas sobre ruedas”, es a ponerle grasa de cobre en las pastillas por la parte externa…no sé porque pero siempre la ponía para evitar los chillidos. :)

    • TX tx

      ja, ja, ja… qujé grande Ed China. Debo confesar que yo compré un bote de grasa de cobre el año pasado para cambiarle las pastillas y discos al coche…;-)

El Porsche 911 es el gran icono universal de los coches deportivos. Por un lado, incluye lo mejor de la tecnología de Porsche y, por otro, es un coche fiel a una larga tradición de décadas en la que se respeta el esquema original de motor trasero y se mantienen las líneas maestras del primer modelo. El 911 al volante es uno de los mejores coches del mundo, sin lugar a dudas.