Los concesionarios españoles han de liquidar casi 100.000 coches de stock antes de septiembre, ¿pero qué es un coche de stock?

Un coche de stock es un coche nuevo, almacenado por el concesionario para su venta. Es por lo tanto un coche que no requiere pedido a fábrica, pero que está sujeto a muy pocas posibilidades de configuración o personalización. Pero vayamos por partes. Estos días nos hacíamos eco de una noticia que, sin duda, es importante conocer si estamos interesados en comprar un coche nuevo. En septiembre entrará en vigor el nuevo protocolo de homologación WLTP, más realista, con cifras de consumo y emisiones más próximas a la realidad. De alguna forma estamos ante una noticia que ha de beneficiar al cliente, pero que también dará quebraderos de cabeza a marcas y concesionarios. De hecho, entre 80.000 y 100.000 coches de stock deben liquidarse antes de septiembre (ver noticia de stock de coches en concesionarios y WLTP). Y eso solo puede significar una cosa, habrá ofertas más que interesantes en las próximas semanas, tal y como os contábamos en otro artículo estos días (¿por qué es un buen momento para comprar un coche nuevo?). Ahora bien, ¿qué es un coche de stock?

¿Qué es un coche de stock?

Los coches de stock son una parte fundamental del negocio de venta de coches nuevos, especialmente en ciertos modelos de volumen, y para ciertas marcas. Como decíamos al principio, un coche de stock es un coche nuevo, que no ha sido matriculado, ni utilizado. Las marcas y los concesionarios hacen pedidos a fábrica, generalmente atendiendo a una configuración y especificaciones populares, muy demandados por sus clientes. El problema, como ya te habrás podido imaginar, está en que el cliente que escoja un coche de stock tendrá que adaptarse a la configuración del coche, o los coches, disponibles, no pudiendo elegir otros colores, otras líneas de acabado, y otras muchas opciones, con la salvedad de algún extra, por ejemplo las llantas, que en ocasiones sí puede configurarse posteriormente.

La ventaja de los coches de stock también es evidente. Si decides adquirir un coche de stock no tendrás que esperar el proceso de pedido a fábrica, entrar en la lista de espera – que en ocasiones se alarga durante meses – e incluso facilita negociar con el concesionario, o conseguir unas condiciones más ventajosas en la compra. El tiempo de espera para la entrega de un coche de stock puede reducirse incluso a unos días, al tiempo que requiera la preparación del coche para la entrega, su traslado, y la tramitación de gestiones como su documentación, o la financiación de la compra.

La principal ventaja de los coches de stock es que, tras comprar un coche, no hay que esperar a que se fabrique para la entrega, que puede demorarse solo unos días

¿En qué beneficia al comprador un coche de stock?

Como decíamos hay dos beneficios claros, el de acortar el tiempo de entrega, y recibir el coche casi de inmediato, que es realmente importante, y el de tener mayor capacidad de negociación con el concesionario. Hemos de ser conscientes de que los márgenes en la venta de coches son más reducidos de lo que podríamos imaginar, por una transacción que normalmente supone una o varias decenas de miles de euros (ver artículo: ¿cuánto gana un concesionario con la venta de un coche?). De manera que por adquirir un coche de stock no deberíamos esperar grandes chollos, descuentos enormes, pero sí capacidad para negociar un extra determinado – que se pueda incluir a posteriori – o incluir algunos accesorios o elementos como unas llantas. El mayor beneficio del coche de stock, insistimos, es el de comprar un coche y recibirlo casi de inmediato, en unos días.

Los concesionarios de una misma marca cuentan con bases de datos comunes, que sirven para intercambiar los stocks de coches que almacenan. Cuando un concesionario propone una configuración determinada de coche, de equipamiento, acabados, y color, generalmente lo hace para aprovechar esos coches de stock. Un cliente bien asesorado, también debería preguntar por este tipo de coches en su concesionario, siempre entendiendo que, como decíamos anteriormente, que un coche de stock no va a garantizarle un gran descuento, sino una rapidez en la entrega. En modelos con largas listas de espera siempre es recomendable consultar por los stocks. Aunque un coche que acumula varios meses de lista de espera en pedidos a fábrica es muy probable que no tenga unidades en stock.

Por último, y para completar lo dicho anteriormente, hay que tener en cuenta que la variedad y abundancia de coches de stock generalmente se limita a marcas, coches, y configuraciones de volumen, muy populares. Y también que en los últimos años los stock han perdido peso e importancia. Y lo han perdido porque el proceso de pedido a fábrica, producción y transporte del coche es cada vez más rápido. Pero, sobre todo, porque el mercado de coches nuevos en España ahora goza de modelos más variados, y sobre todo productos en los que la personalización es cada vez más importante.

Un cliente bien asesorado debería informarse sobre la existencia de coches de stock en un concesionario, siempre teniendo en cuenta que los márgenes de la venta de coches nuevos para los concesionarios son pequeños, y que eso no garantiza descuentos enormes, ni grandes chollos

Sobre los 100.000 coches que han de liquidar los concesionarios

Estos días conocíamos que, según GANVAM, los concesionarios españoles tienen que liquidar entre 80.000 y 100.000 coches de stock, que fueron homologados para el antiguo ciclo NEDC, y no para el WLTP que entrará en vigor en septiembre. Algunos de esos coches aún podrán matricularse después de septiembre, pero muy pocos, por un pequeño resquicio que deja la nueva norma para que una pequeña parte de las ventas de una marca, hasta el año que viene, puedan ser de coches nuevos anteriores a la entrada en vigor del WLTP. Por otro lado, muchos de los coches nuevos de stock que no se vendan antes de septiembre, acabarán matriculándose, y vendiéndose por un precio aún más ventajoso, como kilómetro cero.

¿Y cómo podremos identificar una oferta? Los stocks más importantes es posible que se liquiden mediante ofertas, anunciadas por la marca, que propondrán estos días descuentos superiores a los que hemos visto habitualmente, y como los que seguimos en Diariomotor y ¿Qué coche me compro? En ocasiones, las ofertas más importantes serán las que directamente propongan los concesionarios, a la hora de ofrecer coches de stock a sus clientes. Y es muy probable que esas ofertas beneficien, sobre todo, a coches populares, de marcas generalistas, y diésel, que con el descenso de las ventas acumulan un stock importante, y una demanda cada vez más baja.

Aunque no es un ejemplo propiamente dicho del caso de los coches de stock acumulados por no cumplir con el WLTP, el de las ofertas del Nissan Pulsar (desde 10.450 euros), que conocíamos estos días, sí es un ejemplo apropiado de cómo un coche puede acabar con unos precios muy ajustados, y diríamos que cerca de ser un chollo, para acabar con la acumulación de coches en stock. El Nissan Pulsar ha dejado de fabricarse, por diferentes razones, entre las que puede estar la nueva homologación WLTP, pero sobre todo un bajo rendimiento comercial. Y a modo de liquidación, Nissan ha estado ofreciendo estos días este modelo con un precio muy inferior a lo que cabría esperar de un coche compacto, con gran maletero, y unas plazas traseras espaciosas, un precio para un segmento C inferior al de la mayoría de coches del segmento B.

Más información y ofertas en ¿Qué coche me compro?

Lee a continuación: Nuevo ciclo de homologación de consumos WLTP: ¿en qué se diferencia del NEDC y cómo funciona para ser más realista?

Ver todos los comentarios 4
  • Tannercillo

    Personalmente creo que es mejor esperar a septiembre, por 2 motivos. El primero es porque obligatoriamente han de automatricularlos, pasando a ser Km. 0, y eso significa automáticamente descuento, ya que en los concesionarios les interesa deshacerse de ellos lo más rápido posible y han de bajarlos de precio para que sea más atractivo que uno configurado a medida. Por otra parte septiembre suele ser el mes del comienzo de los «model year» del año siguiente, en este caso del 2019. En muchos casos traen algunas novedades que hacen que la versión del 2018 sea menos atractiva, con lo que se consigue otro punto a favor para la rebaja del precio del vehículo.

  • Sentido

    Por mi experiencia en los coches de stock te hacen un descuento superior que al pedirlo a fábrica a tu gusto …

  • Benderbil

    El único «pero» que le veo a comprar un vehículo de stock es dónde esté almacenado. Si el vehículo está en una campa al aire libre desde que se fabrica hasta su venta, muchos de sus elementos, especialmente gomas como silent blocks o piezas con tendencia a corrosion, pueden verse acortada su vida útil. Lo mas importante bajo mi punto de vista es, si es posible, interesarse por ver el vehículo presencialmente. Si está accesible en algun piso subterraneo o parking cercano… bingo, de otro modo, si te lo tienen que traer o no son muy claros con la respuesta, empieza a sospechar que le haya estado dando la solana en alguna explanada. Eso y que no puedes elegirlo a la carta, pero con el descuento del que van acompañados eso se nos olvida rápido.

  • estupendx

    Los concesionarios saben que pueden matricular como Km0 todo lo que tengan de stock en septiembre,
    Como el precio de los coches va a subir (debido a que tendrán que pagar más impuesto de matriculación) esos coches seguirán siendo buen precio en octubre , noviembre o diciembre sin tener que rebajarlos ni un céntimo.