Este verano conocíamos un nuevo caso que ponía en el punto de mira a las marcas alemanas. La Comisión Europea investiga la existencia de un cártel, en el que podrían haber estado involucradas marcas como Audi, BMW, Mercedes-Benz, Porsche y Volkswagen. La Unión Europea persigue a aquellos que incurren en prácticas que rompen con las normativas que defienden la competencia, como la asociación ilícita que redunda en pactos de precios. Sobre este tema ya os hablamos largo y tendido en un dossier sobre la investigación del supuesto cártel de las alemanas. Las últimas noticias nos llevan al desarrollo de la investigación de este posible cartel, en el que se sospecha podrían haberse compartido informaciones confidenciales acerca del desarrollo de sus vehículos, para beneficiarse de mejores acuerdos con sus proveedores. Una investigación que ha llevado a los investigadores hasta las oficinas de BMW y que plantea la posibilidad de que Daimler (Mercedes-Benz y smart) esté negociando para ejercer el papel del delator y verse exonerado ante posibles sanciones. ¿En qué estado se encontraría la investigación?

Continuar leyendo »

24 de octubre de 2017

Las marcas de automóviles no son entes independientes, en continua lucha por ganar terreno en el mercado y en las intenciones de compra de los clientes, sin relación entre ellas. Lo lógico, e incluso diría que saludable, es que exista una relación fluida entre las marcas, a menudo dirigida por lobbys y asociaciones sectoriales. Esas relaciones en ningún caso implican un acto ilícito, salvo que se hayan empleado para incurrir en prácticas consideradas ilegales por los organismos que regulan este tipo de comportamientos, prácticas como los pactos de precios. Al parecer esa es la línea de las acusaciones que pesarían sobre algunos fabricantes alemanes, el de haber formado un cártel para llevar a cabo una estrategia común, según los medios alemanes referente a una serie de componentes de sus coches, y romper con las leyes que regulan la libertad del mercado. De momento nadie sabe qué ha sucedido, y si efectivamente ha habido un cártel, lo que sí sabemos es que exista cártel, o no, la relación entre los fabricantes alemanes podría acabar seriamente dañada.

Continuar leyendo »

Si no teníamos suficiente con el escándalo de los diésel, que aún sigue coleando con nuevas acusaciones que, de vez en cuando, apuntan en la dirección de algún fabricante de coches, un nuevo escándalo se cierne sobre la industria del automóvil. Los fabricantes alemanes estarían siendo investigados por la Comisión Europea, y el Bundeskartellamt, tras haber recibido una serie de informaciones que apuntarían en la dirección de un cártel. Según publicaba Der Spiegel en los últimos días, y aunque la Comisión Europea no ha dado más detalles de los que ya hemos mencionado en este párrafo, en este cártel, que aparentemente habría tenido que ver con la decisión de los componentes a utilizar en sus coches, incluido el relacionado con la reducción de emisiones de los diésel, se habrían asociado ilícitamente marcas como Audi, BMW, Mercedes-Benz, Porsche y Volkswagen. ¿Pero qué es lo que sabemos al respecto? He aquí las 5 claves del cártel de marcas alemanas que trascendía tras la publicación de una noticia por Der Spiegel el viernes pasado, y la posterior confirmación por la Comisión Europea de que hay una investigación en marcha.

Continuar leyendo »