ESPACIOS
MOVILIDAD
Cerrar CERRAR

Es la hermana pequeña de la Honda Africa Twin, pero no por ello deberías subestimarla

Si quieres una moto que te sirva tanto para ir al trabajo o de viaje por España, como para cruzar Marruecos sin pisar el asfalto, necesitas una moto trail. Pero no una trail cualquiera, si no una trail con vocación todoterreno, fiable, sólida y con una reputación intachable. No te equivocarás si eliges una moto con apellido Ténéré, GS Adventure o Africa Twin, pero tampoco si eliges la protagonista de este artículo. Es japonesa, es dura como una roca y muy fiable, puedes llevarla con el carnet A2 y un kit de limitación… y es casi 3.000 euros más barata que la BMW equivalente.

La Honda Transalp 2024 no es una Africa Twin, pero no la subestimes

Esa moto es la Honda XL750, más conocida como Honda Transalp. Es la heredera de una saga de motos trail nacida a mediados de los años ochenta, fogueada en competición y tan icónica como las míticas Honda Africa Twin. Puede estar un paso por debajo de las Africa Twin en eficacia o prestaciones, pero también lo está en precio. Y no cometas el error de pensar que las Transalp son motos capaces… son auténticas bestias de altísima polivalencia. La actual Honda Transalp fue lanzada al mercado en 2023 y está plenamente vigente a nivel técnico y tecnológico. Como buena moto trail, tiene un carácter claramente dual.

Es casi 25 kilos más ligera que su hermana mayor, la Africa Twin, y es más sencilla de maniobrar

Fotos de la Honda Transalp 2024

Por una parte, es perfecta para dominar el tráfico urbano, con una posición de pilotaje erguida – y elevada, el asiento está a 850 mm del asfalto – y un manillar que nos hace pilotar erguidos y cómodos. Su suspensión tiene un tarado confortable, y está diseñada para absorber los baches con eficacia. El diseño de la Transalp es llamativo y moderno, con una óptica full-LED muy futurista y un carenado moderno, pero con una vibra reto que enamorará a los apasionados de la historia de Honda. Su agresividad estética no desentona con su mecánica, un motor bicilíndrico de 755 cc, ocho válvulas y refrigeración líquida.

Este motor desarrolla 91,8 CV a 9.500 rpm y un sano par motor de 75 Nm a 7.500 rpm. Transmite su potencia a la rueda trasera mediante un cambio de seis relaciones con embrague anti-rebote y una transmisión final por cadena. Este propulsor homologa un consumo medio de 4,3 l/100 km, y gracias a un depósito de 16,9 litros, debería ofrecernos una autonomía real de en torno a 350 kilómetros. Este propulsor tiene prestaciones suficientes para cualquier tipo de situación, y si solo tenemos el permiso A2, es compatible con un kit de limitación a 47 CV, para que podamos pilotar legalmente la moto.

Si equipamos el Pack Rally, incluye un sistema quick-shift para el cambio, permitiendo subir y bajar de marchas sin tocar el embrague

En la parte ciclo es donde la Honda Transalp demuestra sus mimbres y revela que también puede enfrentarse a cualquier pista o camino destrozado. Para empezar, tiene llantas asimétricas de radios, de 18 pulgadas detrás y 21 pulgadas delante. Esto demuestra una verdadera vocación todoterreno. Su horquilla invertida delantera es una Showa SFF-CA de 43 mm de diámetro y 200 mm de recorrido, mientras que su amortiguador trasero es un sistema Pro-link con 190 mm de recorrido. A ello se suman 212 mm de altura libre al suelo – un dato elevado – y la posibilidad de dotar a la moto con todo tipo de protecciones para chasis y mecánica. El equipo de frenado también está a la altura.

Consta de dos discos delanteros de 310 mm de diámetro y un disco trasero de 256 mm, todos ellos abrazados por pinzas Nissin. El ABS de doble canal es de serie, es desconectable en el eje trasero, y cuenta con control de tracción – denominado HSTC por Honda. Además, tiene asistente anti-caballitos (desconectable) y cuatro modos de conducción (Gravel, Sport, Standard y Lluvia), que regulan la inmediatez de la entrega de potencia y el tarado de las ayudas electrónicas al pilotaje. A nivel tecnológico, la instrumentación TFT de 5 pulgadas permite incluso la navegación por pasos y la conexión Bluetooth con nuestro smartphone.

La pantalla frontal no es regulable, pero si equipamos el Pack Urban es 75 mm más alta

La Honda Transalp no estaría completa sin una amplísima gama de kits y accesorios. Los packs Rally (993 euros) y Adventure Combi (689 euros) dotan a la moto de muchas protecciones y una estética más agresiva, mientras que otros packs, como el Touring (1.156 euros), enfatizan el uso de la Transalp como moto de viaje añadiendo alforjas y otros elementos de confort. El precio de partida de la Honda Transalp 2024 es de 10.900 euros. Es casi 1.000 euros más barata que una Yamaha Ténéré, más off-road, pero menos potente, y 3.000 euros más barata que una BMW F 900 GS.

Fotos de la Honda Transalp 2024

Cargando...