Las marcas alemanas en el punto de mira: la Comisión Europea investiga la existencia de un cártel en el que según Der Spiegel estarían Audi, BMW, Mercedes, Porsche y Volkswagen

 |  @davidvillarreal  | 

Si no teníamos suficiente con el escándalo de los diésel, que aún sigue coleando con nuevas acusaciones que, de vez en cuando, apuntan en la dirección de algún fabricante de coches, un nuevo escándalo se cierne sobre la industria del automóvil. Los fabricantes alemanes estarían siendo investigados por la Comisión Europea, y el Bundeskartellamt, tras haber recibido una serie de informaciones que apuntarían en la dirección de un cártel. Según publicaba Der Spiegel en los últimos días, y aunque la Comisión Europea no ha dado más detalles de los que ya hemos mencionado en este párrafo, en este cártel, que aparentemente habría tenido que ver con la decisión de los componentes a utilizar en sus coches, incluido el relacionado con la reducción de emisiones de los diésel, se habrían asociado ilícitamente marcas como Audi, BMW, Mercedes-Benz, Porsche y Volkswagen. ¿Pero qué es lo que sabemos al respecto? He aquí las 5 claves del cártel de marcas alemanas que trascendía tras la publicación de una noticia por Der Spiegel el viernes pasado, y la posterior confirmación por la Comisión Europea de que hay una investigación en marcha.

1. ¿Qué es un cártel?

Aunque parezca un contrasentido, el libre mercado se garantiza gracias a una regulación férrea y a la vigilancia continua de las empresas que intervienen en él. Esa vigilancia regula y persigue que existan prácticas que estén destinadas a fijar precios finales a clientes, o con proveedores, ajustar la producción, y en definitiva movimientos que disuaden a una marca de ser competitiva empleando prácticas naturales y legales, afectan negativamente a sus clientes y sus proveedores, y sobre todo les sitúa en una posición de ventaja competitiva ilegal frente a otros fabricantes.

El cártel más obvio es el que busca un pacto de precios, pero también el menos inteligente. Cuando un grupo de empresas quiere formar un cártel para incurrir en prácticas ilegales según las normas de la Unión Europea, lo normal es que recurra a otras prácticas que, sin ser un pacto de precios, podría tácitamente interpretarse como tal cosa.

La Unión Europea persigue prácticas que afecten a la libertad de los mercados y la competencia, y ha previsto sanciones realmente importantes para los que incurran en prácticas ilegales

2. ¿En qué consistiría el cártel de los alemanes?

En 2015 se destapaba en España un cártel que supondría 171 millones de euros en multas para 21 marcas y empresas, involucradas en diferentes prácticas, como compartir entre ellas información sensible, que se interpretaban en última instancia como un pacto de precios tácito.

Según habría publicado el pasado viernes Der Spiegel – ver noticia en Reuters – la información que se investiga tiene que ver con las prácticas que han llevado a cabo Audi, BMW, Mercedes-Benz, Porsche y Volkswagen en el proceso de decisión de componentes en sus automóviles.

El objetivo final del cártel, de demostrarse su existencia, habría sido el de aprovechar los comités en los que cientos de técnicos de la industria se reúnen para discutir acerca del desarrollo de vehículos y de componentes que irían desde los sistemas de frenos, hasta los motores y su tecnología para atenuar las emisiones, embragues y transmisiones. En estos comités se habría compartido información sensible con el único objetivo de pactar precios, y por ende situarse en una posición de ventaja frente a otros fabricantes, ajustando la inversión en estos componentes a las decisiones que se tomarían en colaboración con sus rivales.

Los implicados habrían aprovechado comités técnicos de la industria sobre diferentes componentes para compartir información sensible e incurrir en un pacto tácito de precios con sus proveedores

3. ¿Y qué tiene que ver esto con el escándalo de los diésel?

Der Spiegel mencionaba expresamente a los sistemas anticontaminación de los diésel, uno de los sistemas que más ha preocupado en los últimos años a los fabricantes – especialmente a los alemanes – por la necesidad de equipar nuevos dispositivos que permitieran a sus diésel cumplir con normativas de emisiones más estrictas. Su utilización o, mejor dicho, su no utilización, fue precisamente la causa del escándalo de los diésel de Volkswagen destapado en Estados Unidos.

En cualquier caso, la información del diario alemán de nuevo apuntaba a toda una serie de componentes, y no solo a los sistemas anticontaminación.

Dicho lo cual, en ningún caso estamos ante la investigación de un fraude medioambiental, o contra la regulación del sector del automóvil. Se trataría de la investigación de un fraude contra la libertad de los mercados y la competencia, que no solo estaría siendo investigada por la Comisión Europea gracias a la información recibida en las últimas semanas, sino también por su homólogo alemán, el Bundeskartellamt.

No se está persiguiendo un fraude medioambiental, sino prácticas ilegales que rompen la libertad de los mercados y la competencia

4. De ser cierto, ¿qué consecuencias podría tener para las marcas implicadas?

La comisión de prácticas contra la libertad de los mercados, que puedan ser interpretadas como un cártel, supone sanciones lo suficientemente cuantiosas como para disuadir a cualquiera de llevarlas a cabo. O al menos así debería ser. Las sanciones que plantea la Unión Europea pueden alcanzar un 10% de la facturación anual de las marcas implicadas. Hablamos de decenas de miles de millones de euros y de consecuencias económicas para los implicados que podrían superar, incluso, las del famoso escándalo de los diésel de Volkswagen.

Insistimos, una vez más, en que todas estas informaciones aún no han sido confirmadas por los implicados. Y la información que ha proporcionado al respecto la Comisión Europea es muy limitada. Las informaciones de Der Spiegel apuntarían también que Volkswagen habría proporcionado información a las autoridades acerca de algunas de las prácticas ilegales que habrían llevado a cabo en los últimos años.

Esto es realmente importante, porque la Comisión Europea no solo tiene prevista la reducción de las sanciones en un 10% para aquellos que asuman su culpabilidad y lleguen a un acuerdo con los investigadores, sino también la exoneración completa de la empresa delatora, que facilite información veraz sobre las prácticas ilegales.

Las sanciones pueden ser realmente cuantiosas, alcanzar el 10% de la facturación de una marca, y aquella que colabore y delate al resto de implicados podría ser exonerada, incluso, de cualquier sanción

En junio se confirmaba la existencia de un cártel entre proveedores de sistemas de iluminación, en el que Automotive Lightning y Hella tuvieron que pagar más de 16 millones de euros y más de 10 millones de euros respectivamente, y Valeo fue exonerada de 30,5 millones de euros por destapar la trama.

5. ¿Cuáles han sido las reacciones de los fabricantes?

Mientras el grueso de los fabricantes alemanes, supuestamente afectados por esta investigación, mantienen la cautela, y aún no han emitido ningún comunicado al respecto, BMW sí se habría referido a él coincidiendo con el anuncio de la llamada a revisión voluntaria de sus diésel Euro V. BMW habría negado tajantemente haber participado en cualquier cártel, e incluso se habría defendido recordando que los sistemas anticontaminación de sus diésel se basan en una estrategia, y una combinación de tecnologías, diferentes a los de sus rivales.

Según Reuters, Volkswagen habría reunido al Consejo de Supervisión para un encuentro que tendrá lugar el próximo miércoles y en el que se discutirá este caso. Pensemos que, incluso en el caso de que los supuestos implicados sean inocentes, es un asunto suficientemente delicado como para tomarlo en consideración. La cotización en bolsa de las marcas implicadas tenía caídas en el día de hoy por encima del 2%.

En los próximos días es probable que vayamos conociendo nuevas reacciones de los fabricantes. Aunque ya podemos adelantar que la investigación del cártel, de haber existido, y el conocimiento de sus consecuencias, llevarán su tiempo.

Lee a continuación: Desmontando los híbridos enchufables de Mercedes ¿tienen sentido hoy?

Ver todos los comentarios 11
  • .Motorhome.

    Parece que el gran cártel es de toda la industria automovilística, apoyado por los gobiernos de ciertos países para no perjudicar su industria, que han solapado las noticias como EEUU Francia o Italia.

    https://www.actualidadmotor.com/emisiones-fca-investigadas-justicia-eeuu/

    https://www.diariomotor.com/noticia/ultima-hora-de-los-escandalos-de-emisiones-los-problemas-de-nissan-el-grupo-fiat-y-el-grupo-psa/

    https://elpais.com/elpais/2016/04/26/opinion/1461692808_813906.html

    • ThePgR777 .

      Venga, que con ese icono ya se sabe hacia donde tiras, en varias noticias que has puesto se han acusado a esos grupos y por ejemplo el grupo PSA ya se ha visto que no ha hecho trampas, me da verguenza que quieras defender a esa puta mafia.

      • Rafel_de_Lluny

        Vergüenza.

      • .Motorhome.

        La gente que no me conoce y no me lee siempre dice lo mismo. En ningún momento he defendido a Volkswagen.

  • ThePgR777 .

    Cada vez me cae peor el grupo VAG, menuda panda de nazis

    • Rafel_de_Lluny

      Qué tiene que ver lo de nazis aquí?
      Y no va solo el grupo VAG, no.

    • cristian

      Menudos pensamientos negros tienes tú para mezclar unos asesinos con unos corruptos.

  • Danielrs500

    un motivo mas para apoyar y adquirir un tesla, espero que los autos electricos acaben con tanto negocio desleal que se ve en la industria automotriz, especialmente al tema de los recambios, y el abuso el sus precios, seguramente Tesla no pueda terminar con todo esto, pero si que pueda ayudarnos a cambiar nuestra mentalidad, y de paso dañarles el negocio a todas estas empresas y sus tradicionales jugadas sucias.

    • Rafel_de_Lluny

      Todavía no se entiende que Tesla perdiendo millones y millones digan que vale tanto. Una burbujita. Cuándo explotará?

      • Danielrs500

        espero que ocurra después de que quiebren los fabricantes Alemanes.

  • YarisMatti

    Y la gente sigue comprando como churros recién hechos! Y es que “Made in Germany” es lo mejor del mundo mundial.