Así funcionaba la revolucionaria suspensión de Bose… ¡incluso era capaz de hacer al coche saltar!

 |  @sergioalvarez88  | 

Bose – sí, la misma empresa que fabrica sistemas de sonido – empleó una buena cantidad de dinero a mediados de la década pasada diseñando un revolucionario sistema de suspensión electromagnética. Esta suspensión jamás llegó a producirse en serie, pero prometía un nivel de confort y dinámica sin igual en la industria. En desarrollo desde 1980, nunca llegó a las calles debido a un coste y un peso demasiado altos. Sin embargo, el vídeo en el que se demuestra su funcionamiento nos hace soñar con un universo alternativo en el que hubiera triunfado.

El coche no se inclinaba un milímetro en curva, ni transmitía a los ocupantes el impacto de los baches.

El funcionamiento del sistema era en apariencia sencillo, pero de ejecución complicada. Varios sensores en cada rueda mantenían la carrocería a una altura constante en todo momento. Ante baches en el asfalto, cada amortiguador – realmente un motor electromagnético – extendía o retraía el conjunto de rueda y amortiguador, sin transmitir el impacto al habitáculo. Pensad en una especie de alfombra voladora. Esta suspensión incluso era capaz de dar pequeños saltos, aunque no era una función pensada para llegar al mercado.

¿No me creéis? Juzgad por vosotros mismos.

El problema fue que varios fabricantes – como General Motors y Daimler – llegaron a perfeccionar durante este tiempo las suspensiones neumáticas y las suspensiones magnéticas, hasta el punto de reducir su coste de forma considerable. No eran tan cómodas como la suspensión de Bose, pero eran más baratas y más ligeras. Sin el apoyo de un gran fabricante la idea languideció, quedándose en fase de prototipo. No obstante, se aplicó en asientos con suspensión para camión, muchos de los cuales emplean tecnología Bose.

La suspensión electromecánica de Audi

El futuro está repleto de innovaciones. Una de las más recientemente presentadas se llama eROT, y es una suspensión electromecánica patentada por Audi. Esto es lo que en su momento escribimos:

Los eROT se estructuran como un brazo de suspensión: pensad en un brazo de palanca conectado a la rueda. Este brazo se mueve con cada bache y estaría conectado a una serie de engranajes, que transmitirían el movimiento generado a un motor eléctrico. El motor eléctrico volcaría la electricidad generada en el sistema de 48 voltios, eliminando carga del alternador y/o aportando energía a la batería (en caso de tratarse de un sistema híbrido).

No tiene nada que ver con la suspensión de Bose, pero nos demuestra como el futuro nos depara grandes innovaciones encaminadas a reducir el consumo de combustible de nuestros vehículos. Esta suspensión y las carreteras solares de Francia demuestran que somos capaces de aumentar la eficiencia de sistemas pasivos que antes disipaban su energía generada en forma de calor.

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor:

  • Eladio saldaña vigil

    Espectacular vehiculo ke poder hagame llegar uno asi parami waoooooo fuera de serie me encanto saludos y felicidades a los fabricantes

  • Martin Johansen

    la Magic Body Control de Mercedes no esta muy lejos de este invento, hallo raro que BOSE no lo haya patentado o quiza lo hizo y si ahora Mercedes lo vende (y caro) en sus berlinas de lujo quiza haya canones que pagar a Bose.. interesante conocer el origen de esta novedad.

  • Sergio/SOA

    Un gran invento sin duda, vaya si me ha sorprendido.

  • X 2.0

    Impresionante el comportamiento del vehiculo, bien podían vender el proyecto y que un fabricante siga desarrollándolo, me parece una pasada.

  • Javier

    Esto ya lo hizo BMW en la fórmula 1, pero al tiempo se lo prohibieron

  • Dimas

    Mi skoda superb ya tiene 500000 km y esta en plena forma .
    Es cierto que nunca voy despacio y que no recorto en mantenimiento.
    El próximo quizá sea gasolina y más potente , para “comparar”