Esto no es un vídeo sobre un accidente en moto, es una lección de civismo que todos deberíamos practicar

 |  @HerraizM  | 

No, esto no es un vídeo de un accidente, en este artículo no vas a ver una moto chocándose contra un coche ni se busca el morbo de ver como un motorista se deja la vida en la carretera por la imprudencia de un coche. No. Este vídeo es un ejemplo de civismo, de educación vial y de como un error que podría haberse saldado con un fatal resultado, el del motorista tendido en el asfalto, termina siendo un caso ejemplificador de como deberíamos actuar.

Este descuido en un cruce podría haber terminado con un motorista muerto…

Los hechos transcurren en Newcastle, en Reino Unido, con un motorista que a lomos de su trail se ve sorprendido por una señora que se salta el stop de un cruce con su coche obligando a nuestro protagonista a realizar una rápida maniobra de esquiva de la que afortunadamente sale airoso, en primera instancia, zafándose del coche y en segundo lugar no cayendo al suelo tras esquivarlo, momento en el cual podría haber perdido la estabilidad yéndose al suelo con un impacto, evidentemente, menos grave, pero que se habría saldado con algún que otro rasguño para él y su moto.

Pero esto no termina aquí, no tendría nada de relevante si sólo estuviéramos ante un accidente evitado…

Lejos de empezar a increparse, de montar una acalorada pelea, todo se salda con civismo y buena educación

El motorista, que lleva una cámara en el casco, se baja de su moto y se dirige hasta la casa de la conductora que conducía el coche pero no, tranquilo, no se avecina una estúpida disputa aunque en un primer momento pudiera parecer que sí, recriminado por un tercero que le menciona que circula a más velocidad de lo que exige la vía.

El encuentro entre el motorista y la conductora del Hyundai blanco se salda con un abrazo y un “perdona” por parte de la conductora, con una charla sobre un accidente de moto que sufrió su marido, un “¡Vas a estar en YouTube esta noche!” y con una importante y rápida reflexión: ¿verdad que todo hubiera sido muy diferente y mucho más desagradable si el motorista se hubiera encarado con la conductora y con quien le recrimina su velocidad? ¿Qué hubiera ganado?

Lee a continuación: Coches clásicos y arte: conociendo a Manu Campa, su obra y su genial VW Beetle de 1953 [Vídeo]

  • TLE

    DE ahí la importancia de saber o aprender a pedir PERDÓN. Es algo cultural y aquí por nuestra tierra no es habitual recriminar una conducta y que la otra persona lo acepte, o simplemente exponga su punto de vista sin llegar al insulto. Cuantas cosas nos callamos por evitar una “bronca”.

  • Kanzler

    La cultura es la fuerza mas grande del Hombre y esta situación o mejor dicho reacción, de parte de ambas partes, fue una vez hace muchas décadas , algo común en nuestra cultura europea.
    Igual a que latitud, fuera en el mediterráneo , en Escandinavia o como aquí en el Reino Unido.

    Desgraciadamente se pierde poco a poco y gana terreno otra “cultura” y de forma general, la incultura , esa que no pertenece a la nuestra ni nadie ha invitado venir y los mas atentos sabrán comprender a que me refiero.

  • Borja Pancete

    A 30 kilómetros por hora en ciudad y zona residencial en ocasiones hace que no sucediera éste accidente.

  • almafuerte

    Pero la cosa tiene más, el de la moto la aparca correctamente y va caminando, en vez de dar la vuelta en U, q es lo q haríamos todos. Divico hasta en eso.
    Aunque por otra parte, si ya vas a pedir explicaciones en vez de seguir tu camino, estas provocando q algo pase. Habría q ver q pasa si en vez de una ancianita manejaba un chaval de 20 y tantos y ve q viene caminado directo a él.

    • Kanzler

      De acuerdo con tus observaciones, pero el motociclista no ha pedido explicaciones sino se ha disculpado, pues él si bien viene por una calle que parecería tiene preferencia, no olvidemos que es el Reino Unido y la preferencia no es la derecha como en la Europa continental. Èl ve con suficiente distancia que el coche blanco tenía ya el morro dentro de la trasversal por la que él viene y aun así prosigue y suena el claxon.
      Rápidamente recapacita, estaciona y se dirige a presentar las disculpas cívicamente como dices..