Trump Golden Series, o cómo Donald Trump consiguió que Cadillac le construyera una limusina por la cara

 |  @sergioalvarez88  | 

A finales de los años 80, en Nueva York, el dinero aún se movía tan fluidamente como la cocaína. Aunque una gran recesión asomaba las orejas, era una época de esplendor para un joven y ambicioso Donald Trump – hoy, lo queramos o no, presidente de los Estados Unidos. Como quizá sepáis, el señor del peinado simpático ha usado su nombre en diferentes negocios – casi todos fracasados – como marca comercial. La primera vez que el magnate puso su nombre a un producto fue en el lejano año 1988. Esta es la historia de la Trump Golden Series, o cómo Trump engañó a Cadillac para que le fabricase una limusina a su gusto.

Trump Car. Las ambiciones automovilísticas de Donald Trump comenzaron por una opulenta limusina Cadillac.

En 1986, Donald Trump y John Staluppi estaban juntos en Miami. Trump propuso a su amigo – cuyas conexiones con la mafia italiana han sido demostradas en varias ocasiones – que usara sus conexiones con Cadillac para construir la limusina más lujosa que el mundo hubiera visto hasta entonces. Staluppi era el dueño de Dillinger Coach Works, una empresa de carrozados, conectado con General Motors y el mundo del automóvil. Cadillac pensó que sería una buena idea lanzar una serie de limusinas con el branding de Donald Trump.

O al menos, eso es lo que dice el propio Donald Trump en su libro “The Art of the Deal”. Según el magnate, su nombre evocaba riqueza y opulencia, y “Trump Golden Series” quedaba francamente bien como nombre de una lujosa limusina. Cadillac ganaba imagen de marca y el magnate podía construir una limusina a su gusto. La realidad era algo menos glamourosa. Cadillac se comprometió a construir esta limusina porque Trump tenía intención de comprar 50 unidades, para transportar VIPs entre sus casinos neoyorquinos y Atlantic City.

Su precio de mercado era de unos 80.000 dólares. Hoy estaríamos hablando de al menos 160.000 dólares.

En cualquier caso, volvamos a 1986. Cadillac, John Staluppi y Donald Trump se pusieron manos a la obra con el diseño de las limusinas. Estaban basadas en los Cadillac Fleetwood Brougham, la base de la mayor parte de limusinas vendidas en la época en EE.UU. Además de su sección central alargada, Trump pidió que se elevara ligeramente el techo, en busca de más espacio vertical. Como podéis imaginar, el gusto por el oro y el lujo de Trump quedó convenientemente plasmado tanto en el interior como el exterior de la limusinas.

Por fuera, hacían gala de una nueva calandra cromada y unos emblemas específicos, con el escudo de armas de Donald Trump. Ante todo, que el nombre estuviera bien visible. El verdadero lujo estaba dentro, donde además de los asientos de cuero negro, había mobiliario de cerezo, un mueble-bar cargado de los mejores licores (llamado Perm-a-Pub), teléfonos móviles NEC, fax, televisiones con VHS, nevera e incluso una máquina trituradora de papel. Por si había que desprenderse de documentos confidenciales por el camino.

Detalles dorados, madera, televisiones con VHS… y todo el “glamour” kitsch de la época.

Las Trump Golden Series eran las versiones más opulentas de esta limusina, pero hubo una segunda versión llamada Executive Series, algo menos lujosa. Según artículos de la época, el coste de estas lujosas limusinas era de unos 80.000 dólares, en dinero actual estaríamos hablando de más de 160.000 dólares. Dos unidades fueron presentadas en el Limousine and Chauffeur Show de 1988, en Atlantic City (Nueva Jersey) – sí, llegó a haber un salón de limusinas a finales de los años 80, en la “Las Vegas” de la costa este.

Aunque la recepción de crítica y público fue buena, Trump finalmente canceló el pedido de 50 limusinas. Sólo compró una unidad, hecha a medida para él, que regaló a su padre. Trump alegó que la economía no estaba en su mejor momento. Como muestra de buena fe de Cadillac ante su pedido inicial – el millonario se llevó por la cara un Allanté, entonces el cabrio más interesante de la marca. ¿Fue todo una jugada maestra de Trump? ¿”Engañó” a Cadillac, para que sufragara los costes de desarrollo de su limusina?

Trump sólo compró una unidad, y además pagó el precio de mercado por ella. Ni un sólo dólar más.

La empresa de su amigo Staluppi también se llevó dinero, que recibió de Cadillac por equipar y rematar las limusinas. Trump quería vender estas limusinas a centenares por Estados Unidos, pero sólo un par de unidades fueron fabricadas. ¿Otro negocio fallido más de Trump? Décadas después, el único ejemplar cuyo paradero es conocido terminaría en manos de un coleccionista inglés de coches. Fue vendida tras la bancarrota de Trump en 1991, y por carambolas del destino, acabó en manos privadas en Reino Unido, donde fue subastada el año pasado.

Fuente: Autoweek | Jalopnik
En Diariomotor:


Lee a continuación: Vídeo: así construía y testaba BMW Motorsport su último motor atmosférico, el S65 V8

  • Invitado

    El gordaco Presi es un tramposo, como buen empresario niño rico, por herencia. Esa limusina habrá visto pasar toda clase de polvo blanco, furcias, tratos comerciales, champán.
    Un can de la guardia civil se quedaría media hora oliendo dinero negro y drogas.

  • Rotodos Shur

    Conseguira ahora que Mexico le construya un muro por la cara?

    • maikelcandanga

      Lo más probable es que Estados Unidos quede en bancarrota o Divididos, Con Texas, California y Alaska haciendo su propio terreno…

  • amarito

    señores de diariomotor, a ver si ya vamos aceptando la victoria de este señor en la nación mas democrática de la tierra.
    que esto trata de coches y punto no dejes tu tufillo ideologico. Gracias.

    • E Barcos

      La nación más democrática de la Tierra está llena de marchas en contra de un presidente electo que todavía no cometió ningún error…

      • amarito

        Así es, ningún presidente en la historia ha sufrido tal campaña de acoso y derribo como este.
        Y lo más penoso es que nosotros que no pintamos nada en esto opinamos de momento el premio Nobel de la paz Obama es el único presidente de los usa que ha estado durante todos los días de su mandato con su país en guerra y de cerrar guantanamo ya ni hablamos

        • Herculino

          ¿Lo dices por Obama y los continuos ataques a su Nacionalidad americana o a su color en las dos elecciones que ganó, manifestaciones con disturbios incluídas organizadas por el KKK (no, Kankkunen no ) ?
          El señor Trump es un hombre de negocios que ha quebrado varias veces, ha hecho todo tipo de negocios legales y no legales ( investigado en numerosas ocasiones en su país ), es un reconocido evasor de impuestos ( eufemísticamente hablando invierte en paraísos fiscales ) y no hace falta ser master en economía aplicada para saber que con su visión económica (después de ese amplio número de bancarrotas) la va a liar muy dura económicamente en su propio país y, por extensión, en el resto del planeta porque un país no es una empresa, no puedes recortar empleos infinitamente y subir el salario de los del consejo directivo. Y Trump ha ganado las elecciones con 3 millones de votos menos que su rival ( otra pieza ) y eso, normalmente, se llama perdedor. Otra cosa es que gracias a su arcaico sistema de compromisarios el que gana un estado se lleva todos los votos pero en un blog de motor me parece meterse en explicaciones innecesarias.

          Yo lo único que le reprocho a Trump es la hipocresía de la que se tacha a Obama por ser nobel de la paz y llevar 8 años en guerra ( la guerra da trabajo a los señores de la industria de armamento que dan de comer a mucho americano, tanto empleado como lobista ) porque el señor Trump habla mucho de obligar a las empresas a fabricar y pagar impuestos en USA, así que debería de dar ejemplo y pagar todos sus impuestos en USA y fabricar todos sus productos en USA, empezando por las famosas corbatas y camisas Made In CHINA. Por lo demás si es un machista, le huele el aliento y tiene diarrea verbal, es su problema y el de sus conciudadanos, no el mío. Mi problema si puede ser su política económica. No es cuestión de ideología, lo es de sentido común

          • amarito

            Efectivamente, el señor Trump es un hombre de negocios, que ha triunfado en sus negocios,(por mucho que digas que ha estado en bancarrota) de hecho si ha estado en bancarrota y ha vuelto a crecer razón de más para confiar en su gestión.
            Yo no soy norteamericano, lamentablemente, soy de un país que ayer fue grande y hoy se inclina ante el nuevo orden mundial.
            si mañana se presentase uno con el mismo programa que trump, diciendo que los españoles primero, que los extranjeros con delitos fuera. que declarase la guerra al estado islámico y al isis, que volviese a traer industria a este país que tiene un 25 % de paro. yo le votaría y el que no lo hiciese seria tonto.
            aunque solo fuese por una razón este ya ESTA FORRADO tiene tanto dinero que no sabría en que gastarlo asi que por dinero no esta.
            Trump antes de ser presidente ya ha hecho mas por los trabajadores de su país que Obama, un par de recaditos a las grandes de la automoción y venga lluvia de millones en inversiones en fábricas estadounidenses,

            regalito envenenenado del zapatero americano: https://actualidad.rt.com/actualidad/190313-eeuu-deuda-publica-duplicar-obama

            empty talk man:https://mundo.sputniknews.com/economia/201611071064666707-legado-obama-deuda-sucesor/

            obama el zapatero americano
            nadie dice que no puedan fabricar fuera;solo que si lo haces tendrás aranceles como debe ser.

      • X 2.0

        No le hagas ni caso, es un sacabarrigas al que ya tuve que bloquear hace tiempo, y se ha hecho otra cuenta. Si le contestas se dedicará a perseguirte en todas las publicaciones en las que escribas.

        • amarito

          Te dejé tonto y tonto te encuentro pero quién te ha dado vela en esto lárgate y déjame en paz qué veo tus comentarios diciendo tontadas y no te digo nada que me dejes Ya.

  • Pablo

    Seguro que había algún tipo de contrato e indemnización por cancelación que pagó el Sr. Trump.

    Es ridículo pensar que una empresa automovilística como Cadillac se meta en este proyecto sin presupuestos, planificación, recursos, asesoría jurídica sobre los derechos de la marca, patentes, etc.

    Parece que el tío Trump llama por teléfono y encarga limusinas, yates y aviones como quien llama al Telepizza…. y luego no paga. Absurdo.

  • Kanzler

    Vamos a ver.
    Yo no quisiera ser empleado de un individuo como Donald Trump. Menos aun socio suyo.

    Pero sin escapar del tema del artículo, chisme o desahogo de quien lo escribe, Cadillac que todos conocemos, no es que haya sido en esos años ni hoy aun eficiente o haya ofrecido un producto como para competir, ni con coches americanos y menos europeos, digamos que de dar vergüenza para los americanos como se acostumbra llamar a los yankees aunque americanos son todos los habitantes des Alaska hasta Tierra del Fuego.

    No dudo que la idea de Trump fuera nueva, lo vemos hoy con otro estilo de chantas, árabes , rusos o chinos, que se montan el gigantesco y bien Kitch Hotel 25 estrellas llenos de espejitos y latón color oro y se encargan 20 Rolls Royce bien coloridos y horteras para trasladar sus vetustos y depravados clientes desde el aeropuerto hasta el prostíbulo de lujo…digo Hotel 25 estrellas.

    Si Trump debía mandarse ese largo y complicado juego para hacerse fabricar un cacharro como ese, sinceramente no se lo cree ni mi sobrino de cinco años. La idea no era mala y bien que le habría venido a los sin cerebros que dirigían Cadillac, como oportunidad de fabricar algo como se debe y ganar fama y buena reputación, paseando esos millonarios que rondan por el mundo y nos roban diez veces mas que lo que aquí quiere evidenciar el poeta que escribe el artículo.

    Encuentro el articulo anecdótico , gracias, no conocía esta “aventura” automovilística, pero os digo mi opinión. En Alemania está ganando velozmente la ultraderecha en seguidores y eso se debe a dos motivos.
    Uno la pésima y corrupta política del gobierno actual y la otra la contra publicidad que desesperadamente tratan de hacer todos los opositores a la ultraderecha.

    Cuanto mas el mundo trate de destruir a Trump, mas fuerza tendrá y lo mas importante.

    Del Afrohawaiano Hussein Obama, sabemos que ha sido el peor presidente de los EEUU en toda su historia, como dice alguien mas arriba, con ataques y guerras inútiles sin interrupción durante su inmundo mandato.
    De Donald Trump hasta ahora sabemos solo sus intenciones. Que quiere hacer su país fuerte, ganar puestos de trabajo, que las fabricas de coches que no fabriquen en USA pagaran impuestos de importación y si eso tan horrible, entonces a votar otra vez al tan amado por vosotros Felipillo o Zapatazo y a disfrutar de honestos como Roldan y tantos otros.

    Apropositado, por si os abeis olvidado. Al terminar Felipillo su perimo mandato, todos sus Ministros habían terminado procesados por CORRUPTOS.

    Saludos desde el Planeta del realismo imparcial ;-))))