El pasado mes de abril, el ADAC realizo una serie de test de la denominada prueba del alce (maniobra de cambio brusco de carril) para monovolúmenes compactos y los modelos de PSA y Fiat no salieron muy bien parados. El Citroen Nemo sin ESP sufrió un vuelco cuando realizaba la prueba a 80 km/h. El modelo gemelo Fiat Qubo equipado con ESP supero el test sin mayores contratiempos. A la vista de los resultados, el ADAC decidió prescindir de la experiencia de efectuar la misma prueba con el trillizo de la gama, el Peugeot Bipper.

Continuar leyendo »