El Aston Martin Vanquish de Zagato, también descapotable, es la recreación más apetecible de hoy

 |  @davidvillarreal  | 

Fue una de las sorpresas más agradables del Concorso d’Eleganza Villa d’Este. Aston Martin nos sorprendía con una nueva colaboración con el estudio de diseño italiano Zagato. Una colaboración que se ha materializado en el Aston Martin Vanquish Zagato Concept, un Vanquish con nuevo carrozado, un diseño aún más elegante y espectacular si cabe, y más potencia. ¿Pero qué aspecto tendría un Aston Martin Vanquish Volante, la versión descapotable, tras pasar por las manos de Zagato?

Esta recreación del diseñador X-Tomi Design nos ilustra que, independientemente de la carrocería del Vanquish que se ponga este traje de Zagato, sea coupé, o sea descapotable, el resultado es espectacular.

Y con un acabado de pintura naranja Madagascar, y sin techo, el Vanquish de Zagato luciría tan espectacular como el coupé.

aston-martin-vanquish-zagato-07

El Aston Martin Vanquish carrozado por Zagato se presentó con una versión mejorada del motor de 6.0 litros de doce cilindros, que alcanza los 600 CV de potencia.

La gran diferencia, y la razón por la que el coupé se desmarca mucho más del gran turismo del que se deriva, está en que uno de los detalles más característicos del diseño de Zagato, el diseño de su techo en forma de visera, se omitiría en el descapotable.

No parece que vaya a existir un Aston Martin Vanquish Zagato descapotable. Ni tan siquiera sabemos si el Aston Martin Vanquish Zagato Concept que vimos estos días, y que aparece ilustrado en rojo en estas imágenes, llegará a los concesionarios.

Pero si tuviéramos que apostar por ello no habría duda, las posibilidades de que esta creación de Zagato llegue a la calle, en una edición de tirada muy limitada, son altas.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Una especie en extinción: así es el nuevo Aston Martin Vanquish S Volante, probablemente el último Aston atmosférico

Solicita tu oferta desde 300.075 €
  • X 2.0

    Es preferible con techo, porque tiene una de las señas de identidad de Zagato.