Modelos de la marca Aston Martin

Aston Martin Lagonda es una fabricante inglés fundado en el año 1913 por Lionel Martin y Robert Bamford. La sede de Aston Martin Lagonda, ambas marcas están unidas desde el año 1947, está en la localidad de Gaydon en Inglaterra. Con más de 100 años de historia a sus espaldas, Aston Martin se caracteriza por la fabricación de automóviles deportivos y en diferentes etapas de su historia también berlinas.

La historia de Aston Martin Lagonda

La fundación de Aston Martin se produjo a comienzos del siglo XX y su vinculación con la competición fue una de sus grandes señas de identidad, sin embargo no fue hasta los años ’50 cuando Aston Martin alcanzó su máximo esplendor con la entrada en escena de David Brown en 1947. Brown fue quién unió en un único fabricante a Aston Martin y Lagonda, consiguiendo llevar a la marca a una de sus mejores etapas en competición con la victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans de 1959, y tras varios y sonados intentos infructuosos, con un Aston Martin DBR1 pilotado por Roy Salvadori y el mismísimo Caroll Shelby. La denominación DB tan popular en la gama Aston Martin hace referencia a David Brown y se ha mantenido hasta nuestros días como base para designar a cada modelo del fabricante inglés. Los éxitos en competición se mantuvieron con el DB4 GT, modelo que inclusó llegó a hacer sombra a la propia Ferrari, sin embargo poco tiempo después – 1964 – Brown decidió retirarse de la competición para centrarse en la fabricación y ventas ya que era el punto débil de la marca. El punto álgido de la era de David Brown fue cuando consiguió el acuerdo con Eon Productions para convertir al Aston Martin DB5 en el coche de James Bond en la película Goldfinger. Este modelo iniciaría así una de las campañas de marketing en el automóvil más rentables y longevas de la historia, superando en sus inicios al Jaguar E-Type que aspiraba a ser el coche Bond y al genuino Bentley que era el verdadero coche Bond en las novelas escritas.

Aston Martin es una de las marcas históricas del automovilismo, con más de un siglo a sus espaldas y siendo mundialmente conocida por su asociación con el agente 007 James Bond

La era moderna de Aston Martin se puede resumir en una primera época bajo el control de Ford a través del Premier Automotive Group (PAG), ya disuelto, pero donde Ford buscó construir un grupo de fabricantes premium con el que compartir sinergias y estrechar lazos para potenciar las ventas de todos los integrantes con el consiguiente aumento de ventas y beneficios. Este grupo contó con fabricantes como Lincoln, Mercury, Volvo, Jaguar o Land Rover. El PAG no tuvo el éxito esperado por Ford, significando cuantiosas inversiones que no llegaron a traducirse en beneficios lo que llevó a la venta por separado de cada fabricante.

Tras esta etapa donde se produjeron hitos importantes como el Aston Martin DB7 Vantage con motor V12 o la vuelta a los beneficios tras más de 40 años de pérdidas, Aston Martin fue vendida en 2007 a un consorcio formado por Prodrive y diferentes grupos inversores, movimiento que culminó con la entrada de Investindustrial como principal accionista en 2012. Este último movimiento fue el que se sostiene hasta la fecha en Aston Martin Lagonda, teniendo por delante una de las mejores etapas del fabricante inglés con planes de lanzamiento y estrategias comerciales en diferentes segmentos y haciendo uso tanto de la firma Aston Martin como Lagonda.

El acuerdo entre Aston Martin y Mercedes-AMG

En la etapa más reciente de Aston Martin Lagonda merece especial atención el acuerdo establecido en 2013 entre el fabricante británico y Daimler para la adopción de tecnología, arquitecturas y mecánicas V8 de origen Mercedes-AMG para uso en modelos Aston Martin a cambio de un 5% de las acciones de Aston Martin Lagonda. Este acuerdo ha tenido al Aston Martin DB11 como el primer modelo donde se ha materializado esta colaboración, encontrando el uso de sistemas eléctricos, de sistemas de infoentretenimiento y el motor 4.0 V8 Twin-Turbo empleado por modelos como el Mercedes-AMG GT.

A futuro se espera que este acuerdo implique a más modelos de Aston Martin, estando la puerta abierta para una futura renegociación del acuerdo. Tanto Mercedes-AMG como Aston Martin Lagonda han desmentido en diferentes ocasiones que este acuerdo persiga que Daimler compre la totalidad de Aston Martin Lagonda.

Modelos históricos de Aston Martin Lagonda

Aston Martin DBR1: uno de los más importante modelos de competición de Aston Martin. Su victoria absoluta en las 24 Horas de Le Mans de 1959 con Roy Salvadori y el mismísimo Caroll Shelby lo convirtieron en leyenda y todavía hoy se mantiene como el único Aston en haber ganado la prueba de resistencia en la categoría absoluta.

Aston Martin DB5: más conocido como el coche de James Bond. Se trata de una de las piezas más conocidas y codiciadas de Aston Martin. A pesar de compartir elementos y algunos detalles de diseño con el DB4, el Aston Martin DB5 defendía una contundente mejora en rendimiento gracias a su motor de 6 cilindros en línea con 4 litros y hasta 314 CV.

Aston Martin DB7: el DB7 ha sido uno de los modelos más vendidos de Aston Martin en toda su historia, siendo además el primer Aston Martin en incorporar un motor 6.0 V12 diseñado por Ford. Hablamos además de un deportivo que dio lugar a diferentes carrocerías, destacando entre ellas la carrocería DB AR1 diseñada por el carrocero Zagato y basada en el Aston Martin DB7 Vantage Volante.

Aston Martin One-77: este superdeportivo fabricado en edición limitada de sólo 77 unidades supuso para Aston Martin el zenit de su capacidad como fabricante automovilístico. En él se implementó lo mejor de la firma, destacando un motor 7.3 V12 de más de 700 CV y una nueva evolución de la plataforma VH de aluminio que sustentaba toda la gama. Su fiabilidad, su exotismo y sus prestaciones lo han convertido en una de las piezas más codiciadas, aunque difíciles de ver de Aston.

Aston Martin Valkyrie: desarrollado en colaboración con Red Bull Racing, el Aston Martin Valkyrie representa el proyecto más ambicioso, costoso y prestacional jamás llevado a cabo por Aston Martin. Un superdeportivo que buscará llevar a las calles 150+25 unidades a un precio superior al millón y medio de euros, empleando las soluciones más avanzadas de la industria y ofreciendo un nivel de conducción y prestaciones semejante al que puede ofrecer un prototipo LMP1 de Le Mans o un Fórmula 1.