Cerrar CERRAR
El Aston Martin Vantage es un deportivo biplaza del fabricante británico Aston Martin, comercializado desde 2005. Actualmente se fabrica la segunda generación, presentada en 2017. Seguir leyendo...

Precios del Aston Martin Vantage en diciembre 2023 desde 132.314 € hasta 170.885 €

Versión CV Motor Precio
ASTON MARTIN VANTAGE 4.0 V8 510 Gasolina 170.885 €
PEDIR OFERTA
Ver todos los precios del Aston Martin Vantage

¿Cuál es el precio actual del Aston Martin Vantage?

El Aston Martin Vantage parte de un precio inicial de 132.314 €, que puede llegar hasta los 170.885 € según la configuración elegida en diciembre de 2023. Puedes aprovechar la oferta actual y llevártelo con 38.571 € de ahorro en Diariomotor.

Consigue el mejor precio para el Aston Martin Vantage

Características del Aston Martin Vantage

carrocería Coupé
puertas 3
plazas 2
maletero 270 l
potencia 510 - 510 CV
consumo 10.3 - 10.3l/100km
precio
132.314 €
Pedir oferta
valoración

El Aston Martin Vantage es un deportivo biplaza del fabricante británico Aston Martin, comercializado desde 2005. Actualmente se fabrica la segunda generación, presentada en 2017. El Aston Martin Vantage se caracteriza por ser el hermano pequeño del Aston Martin DB11 y presume de un reparto de pesos perfecto, un chasis ligero y un motor V8 Biturbo de origen Mercedes-AMG de 510 CV. Se fabrica en la planta de Aston Martin en Gaydon, Reino Unido.

Entre los deportivos que aspiran a rivalizar con el Aston Martin Vantage nos encontramos con otros de su clase, entre los que destacan el Audi R8, el Jaguar F-Type R, el McLaren 540c, el Mercedes-AMG GT o el Porsche 911.

Aston Martin Vantage

Diseño del Aston Martin Vantage

Es un deportivo con un diseño muy agresivo. Su frontal está inspirado en el Aston Martin Vulcan, inspirado al mismo tiempo en coches de competición de antaño. Los Aston Martin DBR1 y Vantage V600 también son influencias claras de diseño. En su frontal también encontramos un splitter de fibra de carbono de grandes dimensiones, un capó musculoso y una gran parrilla, además de unas discretas ópticas.

El perfil lateral es evolucionario con respecto al anterior Vantage, y su zaga es la parte más recargada de su diseño. El difusor está pintado del color de la carrocería, los escapes dobles están integrados en módulos diferenciados y las ópticas traseras recorren el ancho del vehículo.

Es un coche de motor delantero-central, que retiene las proporciones armónicas y el reparto de pesos de un verdadero deportivo. Si bien la integración de los escapes no es su punto mejor rematado, sí destacan las ópticas posteriores, así como la “joroba” del portón del maletero. Aston Martin ha prescindido de las líneas fluidas de su DB11 en favor de líneas más agresivas, más precisas, enfatizando el carácter deportivo de su Vantage.

Interior del Aston Martin Vantage

Aunque es un coche que ofrece su máximo rendimiento en circuito, Aston Martin no ha querido descuidar la comodidad en viajes largos y una experiencia refinada a bordo – ya llegarán modelos más radicales, abiertamente enfocados a la pista.

En cuanto a su interior, destaca por su orientación al conductor, con una instrumentación digital similar a la empleada en los Aston Martin DB11. La consola central combina controles giratorios con botones, es un verdadero centro de mando rodeado de una moldura del color de la carrocería. Lleva un sistema de infoentretenimiento de última generación, un equipo de sonido de gama alta y asientos tanto ventilados como calefactados. La personalización es una de sus claves, citándose la opción a diferentes diseños de llantas, una amplísima paleta de colores, acabados en fibra de carbono y otros materiales nobles, como la madera natural o el aluminio.

Es un biplaza estricto, pero tras sus asientos deportivos hay espacio de carga suficiente para escapadas y pequeños viajes. Este Aston Martin Vantage no comparte componente alguno con su predecesor, basando su arquitectura en la misma estructura de aluminio del Aston Martin DB11. No obstante, el 70% de sus piezas son de nueva factura.

Motor del Aston Martin Vantage

El corazón de la máquina es un 4.0 V8 Biturbo de origen Mercedes-AMG, que desarrolla 510 CV y un par máximo de 685 Nm, constantes entre las 2.000 rpm y las 5.000 rpm – un excepcional margen de utilización, y que suena de fábula. Este propulsor se asocia a una caja de cambios ZF de convertidor de par y ocho relaciones, una rápida y probada unidad que transmite toda la potencia a un tren trasero, donde Aston Martin estrena un diferencial controlado electrónicamente (E-Diff).

motor Aston Martin Vantage

Este diferencial actúa de la mano del ESP del vehículo y es capaz de estar bloqueado al 100% a pasar a funcionar como un diferencial abierto en cuestión de milisegundos. Esta vectorización del par motor asegura una perfecta transmisión de la potencia al suelo.

Sobre el papel, es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en sólo 3,5 segundos, con una velocidad punta cifrada en 314 km/h. Monta neumáticos Pirelli P Zero especialmente desarrollados para el Aston Martin Vantage y disfruta de la última generación de la suspensión adaptativa Skyhook, con modos Sport, Sport Plus y Track.

Aston Martin Vantage V8 2019 Prueba 001

Dinámica del Aston Martin Vantage

Durante nuestra prueba del Aston Martin Vantage pudimos analizar a fondo el comportamiento de este deportivo que da acceso a la gama del constructor inglés. El Vantage demuestra ofrecer un carácter propio, con mucha personalidad en su eje trasero, y con un nivel de prestaciones de primer nivel.

Es un coche con un tacto de conducción de regusto clásico, algo que se agradece con una implicación, nivel de información del chasis y sonido del motor de lo mejor de su clase. También ofrece un buen nivel de confort en su modo más GT, pero su quintaesencia se encuentra al límite que es donde el Vantage da lo mejor de sí.

Aston Martin Vantage Roadster

Para aquellos amantes de las emociones fuertes que, sin embargo, no quieren renunciar al disfrute a cielo abierto, la firma británica pone a su disposición una carrocería con techo de lona plegable para el Aston Martin Vantage. Bautizado como Roadster, se trata de una adaptación de la carrocería cerrada convencional para convertirla en una con techo plegable, de accionamiento 100% eléctrico.

Aston Martin Vantage Roadster 0220 003

Con esta carrocería el Vantage “engorda” unas pocas decenas de kilogramos y cuenta con un aislamiento acústico ligeramente peor. Además, la rigidez del chasis se ve algo mermada (algo lógico y que sucede en todos los vehículos que pasan de carrocería cerrada a carrocería descapotable) mientras que las prestaciones se resienten ligerísimamente. Las emociones al volante, eso sí, son mucho más nítidas al contar con una experiencia de conducción con muchos menos filtros.

Aston Martin V12 Vantage

El Aston Martin Vantage está disponible también con un propulsor V12 que no es una opción mecánica más de la gama, sino que encarna una versión completamente diferenciada de su hermano menor de 8 cilindros. De producción limitada a únicamente 333 unidades, el Aston Martin V12 Vantage representa el máximo esplendor de la deportividad en frasco “pequeño” dentro de la firma británica.

Aston Martin V12 Vantage 12

Con una estética mucho más deportiva (splitter delantero, gran alerón posterior, taloneras que realzan el ancho del vehículo…) y un habitáculo en el que se instalan dos baquets de carbono con apenas unos centímetros de acolchado, el Aston Martin V12 Vantage pretende multiplicar exponencialmente las sensaciones racing de sus afortunados conductores.

A nivel mecánico el Aston Martin V12 Vantage sustituye el bloque 4.0 V8 biturbo por una unidad 5.2 V12 biturbo con 700 CV y 750 NM con los que consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos, superando los 320 km/h, todo ello con un sonido que ya es casi inédito en el mercado.

Aston Martin V12 Vantage 3

¿Pensando en comprar un Aston Martin Vantage?

Guías de compra en ¿Qué coche me compro?

GUÍA DE COMPRA
Las mejores guías en ¿Qué Coche me compro?