Estas pegatinas en la matrícula engañan a los radares (pero utilizarlas es peor a que te cace el radar)

 |  @davidvillarreal  | 

La verdad es que la idea promete. Imagina que, cada vez que un radar te pille a una velocidad excesiva, en la foto que tome la cámara de tu coche desaparezcan algunos de los números y las letras de tu matrícula. Una solución así impide, entre otras cosas, tu identificación, y por lo tanto te libraría de una multa por exceso de velocidad. Aunque parezca sorprendente, este sistema no es nuevo, ni tampoco un truco falso. La idea es tan sencilla como cubrir las letras y los números de la matrícula con unas pegatinas con una superficie reflectante, en la que rebota la luz del flash del radar, de manera que la fotografía resultante aparece distorsionada, impidiendo que se lean esas letras y esos números, y por lo tanto tu identificación. En cualquier caso, para evitar multas por exceso de velocidad no hay soluciones milagrosas más allá de la más efectiva de todas ellas, no superar los límites de velocidad. Y como veremos a continuación esta solución, que a priori parece tan buena, es una idea tremendamente mala.

Por lo visto, en Alemania se ha puesto de moda estos días instalar pegatinas de este tipo en la matrícula de los coches, tal y como contaban en ABC estos días. Es tan sencillo como encargarlas por internet y colocarlas en unos segundos. Una web rusa las ha popularizado, e incluso muestra su instalación y funcionamiento en un vídeo de Youtube un tanto antiguo, que acumula ya cerca de 2 millones de visualizaciones. Pero para conseguirlas no hay que irse tan lejos, ni mucho menos. Y de hecho hablamos de una solución que se lleva comentando en foros españoles desde hace años, tanto que incluso la DGT ya ha denunciado en más de una ocasión su utilización, y ha extremado su vigilancia y persecución.

Sorprende que sea precisamente Alemania el país en el que se hayan puesto de moda. En sus autopistas principales abundan los tramos sin límite de velocidad, y en las zonas en las que se restringe la velocidad es por una causa muy justificada, como tratarse de un área muy próximo a una ciudad, condiciones climatológicas complicadas, o demasiada congestión del tráfico en las horas punta. Recordemos que los tramos sin límite de velocidad de las Autobahn no son permanentes, sino que dependen a su vez de otros límites de velocidad variables que se advierten mediante señales luminosas según lo deciden los encargados de la gestión del tráfico.

El gran problema está en que el riesgo de recurrir a soluciones a priori milagrosas como estas es realmente alto, por las probabilidades que existen de que el fraude sea identificado, y por las sanciones a las que te podrías enfrentar por hacerlo. Hablamos de sanciones realmente duras, a cuyo lado una multa por exceso de velocidad puede parecer ridícula. Una sencilla gestión de riesgos ya te debería disuadir de recurrir a este truco, y optar por métodos legales, como los avisadores de radar basados en GPS y la posición de los radares fijos, y la posición habitual de los radares móviles, y la precaución.

* Una matrícula en mal estado ya conlleva una sanción grave, con multa de 200€. Pero eso no es más que la punta del iceberg.
* Manipular la matrícula de tu coche para dificultar su identificación se considera una infracción muy grave, y está sancionado con multas de hasta 6.000€ y la retirada de seis puntos del carné. Hace unas semanas os presentábamos el caso de un motorista que había sido multado con 2.100€ por manipular la matrícula de su motocicleta, para transformar una C en una G con cinta adhesiva negra.

Identificar a un vehículo con una matrícula manipulada no parece excesivamente complicado. Es cierto que, aparentemente, estas pegatinas no se reconocen a simple vista. Pero si un radar móvil detecta un exceso de velocidad, capta la infracción con su cámara, y comprueban que en la matrícula faltan números, ¿cuánto creéis que tardarán en perseguir al infractor para interceptarlo y tramitar la correspondiente denuncia?

En Diariomotor: